El déficit hídrico, realidad que afecta la agricultura

SUPLEMENTO RURAL 08/02/2018 Por
Informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción, sobre las condiciones de la semana en estimaciones agrícolas del centro-norte santafesino, que incluye el departamento Castellanos.
Ver galería SEQUIA. La falta de lluvias atenta contra rindes y extensión sembrada. FOTO ARCHIVO SOJA DE SEGUNDA. La siembre fue menor a la estimada. FOTO ARCHIVO
1 / 2 - SEQUIA. La falta de lluvias atenta contra rindes y extensión sembrada. FOTO ARCHIVO SOJA DE SEGUNDA. La siembre fue menor a la estimada. FOTO ARCHIVO

Los pronósticos enunciados se cumplieron, las sucesivas altas temperaturas, con registros superiores a 40 grados y la ausencia de precipitaciones, fueron las características fundamentales y de importancia que regularon el desarrollo de los diferentes cultivos. En la superficie que comprenden los departamentos del centro-norte de la provincia, como consecuencia de lo enunciado, comenzó a observarse que los perfiles de los suelos disminuyeron la disponibilidad de agua útil, no cubriendo las demandas temporales de los cultivos y el déficit hídrico comenzó a manifestarse.
Los síntomas manifestados, fueron el cambio de coloración del área foliar, colores pálidos, menos intensos, enrollamiento de hojas, amarillamiento de las hojas inferiores, pérdida de flores y vainas, marchitamiento y poco desarrollo de las plantas. Todos estos indicadores tendrían efecto directo en la producción y el rendimiento final de los cultivos, dado los períodos críticos de floración y fructificación en que se encontraron la soja de primera, sorgo y algodón. En fructificación (madurez fisiológica), el maíz de primera, arroz.
En desarrollo y crecimiento en soja de segunda, maíz de segunda y sorgo. Cada uno de ellos en diferentes grados de acuerdo a su posición geográfica, en las tres áreas bien definidas, donde la central fue la que padeció y manifestó dicho déficit hídrico con mayor incidencia, ante las condiciones ambientales enunciadas.
Se menciona una característica importante en este período de sequía, con ausencia de precipitaciones, altas temperaturas e importante demanda de agua útil de los cultivos, al recurso suelo. De acuerdo a la Clasificación de Aptitud, los suelos de clase 1 y 2 fueron los que menor impacto e incidencia de déficit hídrico sufrieron los cultivos. Las de clase 3 y 4 manifestaron los distintos síntomas enunciados anteriormente. Con el paso de los días la preocupación de los productores fue en aumento y cambiando las expectativas ante las bajas a nulas probabilidades de lluvias que los pronósticos enunciaban.
SIEMBRA
Continuó el proceso de siembra de sorgo y maíz de segunda, especialmente en los departamentos del norte santafesino, finalizó la siembra de soja de segunda no cubriendo las intenciones de siembra estimadas en un comienzo. Fue baja la presión de insectos en los cultivos, consecuencia de este período seco.
EL CLIMA
Para el período hasta el martes 13 de febrero, los pronósticos prevén desde el inicio, condiciones climáticas de estabilidad, con alguna nubosidad, altas temperaturas y a partir de este jueves 8 aumento de nubosidad, con altas probabilidades de inestabilidad y con posibilidad de precipitaciones en toda el área de estudio hasta el final del mismo. Este período se caracterizaría por revertir los días soleados, por alta nubosidad y con temperaturas medias diarias que fluctuarían entre mínimas de 15 a 26 ºC y máximas de 26 a 37 ºC, con posibilidad de registros cercanos a los 39 ºC. Las previsiones climáticas descritas condicionarían la realización de las diferentes actividades en los distintos sistemas productivos, hacia el final del período.
GIRASOL
Las altas temperaturas que se registraron durante la semana permitieron bajar los porcentajes de humedad de grano y con ello el avance en el proceso de cosecha en el centro norte santafesino, el cual alcanzó un grado de avance del 85 %. Sólo que en la semana la recolección estuvo condicionada por la falta de disponibilidad de equipos (camiones), por encontrarse en conflicto. Continuaron siendo muy buenos los valores de materia grasa de los granos, superiores al 50 % y con buen peso hectolítrico.
Los rendimientos se mantuvieron similares a los obtenidos semanas anteriores, de 22 a 24 qq/ha, como promedio general. Los rendimientos mínimos 4 fluctuaron entre 12 y 14 qq/ha, en particular en los lotes que fueron afectados por mildiu. Obteniéndose algunos rendimientos máximos de 26 a 28 qq/ha y algunos lotes puntuales con rendimientos entre 29 y 30/ha.
Se observaron, los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos” R7 (la parte de atrás del capítulo comenzó a ponerse amarillento) y los más avanzados en R9 “madurez fisiológica” (parte de atrás del capítulo y las brácteas de color amarillento o marrón oscuro).
Continuó lento el proceso de cosecha en los departamentos del centro norte del área, el cual ante las condiciones climáticas que se registraron no se han acelerado. Ante estas características ambientales se estaría a la espera de la obtención de humedad del grano y madurez fisiológica óptima para su recolección. Los rendimientos promedios del comienzo fueron de 25 a 40 qq/ha, los cuales fueron aumentado a medida que avanzó la recolección, obteniéndose 35 a 50 qq/ha, en este período. Un 60 % de la superficie sembrada se encontró en estado bueno a muy bueno, un 35 % regular a bueno y el 5 % restante mostró estado regular a malo, sin recuperación hasta la fecha. Se estimó una merma del potencial de rendimiento promedio del orden del 16 %, consecuencia del déficit hídrico que padeció el cultivo, especialmente en su floración y fructificación.
ARROZ
El cultivo de arroz en la provincia de Santa Fe continuó su evolución normalmente, situación muy similar a la semana pasada. Las excelentes condiciones lumínicas y térmicas continuaron beneficiando el desarrollo del mismo, en sus distintas etapas y acelerando la madurez fisiológica. Ante las características ambientales secas registradas en esta última quincena no se han observado adversidades. El proceso de cosecha continuó muy lentamente, particularmente en los primeros lotes sembrados y los más avanzados. Los primeros datos de rendimientos sobre una proyección del 1 % cosechado del área sembrada, fue de 6.000 kg/ha, considerados como buenos rendimientos. Las condiciones comerciales no sufrieron variantes. Los precios pagados a los contratistas de cosecha estuvieron un 20% debajo del valor que cotizó el arroz cáscara.
SOJA TEMPRANA
Consecuencia del déficit hídrico y ausencia de precipitaciones un 15% presentó estado bueno a regular, el cual fue variando día tras día, al ir 8 acentuándose dichas condiciones climáticas y con mayor impacto en la zona del centro norte del área de estudio. El 85% restante mostró estado bueno a muy bueno con cierto porcentaje a excelente, con un muy buen desarrollo de estructura, altura y stand de plantas, cerrando entresurcos. El estado sanitario observado fue bueno, sin inconvenientes hasta la fecha, con muy baja presión de presencia de plagas, como oruga medidora, bolillera y chinches. Se continuarían realizando aplicaciones para el control de malezas e insectos en casos muy puntuales.
SORGO
El proceso de siembra logró hasta la fecha un grado de avance del orden de 99 %, representando aproximadamente unas 61.380 ha, sobre una estimación de intención de siembra de 62.000 ha. Estos últimos lotes se sembrarían en los departamentos del norte del área, fundamentalmente sobre los lotes dejados por el cultivo de girasol y se realizarían con bajo aporte de tecnología y serían con destino al autoconsumo. El estado sanitario fue muy bueno sin inconvenientes hasta el momento. En la zona de influencia de las cuencas lecheras del área de estudio se comenzó el picado – embolsado de cultivares en estados fenológicos, grano pastoso avanzado, con destino a autoconsumo, con buena calidad del producto obtenido.
El avance del proceso de siembra en los departamentos del norte santafesino sobre los rastrojos de girasol y de maíz de primera llegó a su fin, cerrando una superficie sembrada de 502.500 ha, unas 12500 ha menos que la intención de siembra del comienzo de la misma. Esta disminución se debió a las características ambientales que se registraron en el último período de siembra, particularmente por la ausencia de precipitaciones y ausencia de agua útil en la cama de siembra.
MAIZ TARDIO
El proceso de siembra logró hasta la fecha un grado de avance del orden del 95 %, representando una superficie aproximada de 95.000 ha, con una estimación de intención de siembra de 100.000 ha, similar a la intención de la campaña anterior. Los últimos lotes que se incorporarían son los dejados por el cultivo de girasol y se realizarían con bajo aporte de tecnología y serían con destino al autoconsumo. De acuerdo a las diferentes áreas donde fue sembrado y las condiciones de disponibilidad de agua útil, sería el cultivo con mayor impacto por déficit hídrico, consecuencia de ausencia de precipitaciones y las temperaturas que se produjeron, manifestando enrrollamiento de hojas, cambios de coloración y amarillamiento de hojas inferiores, por ello a la fecha un 30 a 35 % presentó estado regular e incidencias directas de lo mencionado. 
SOJA TARDÍA
El avance del proceso de siembra en los departamentos del norte santafesino sobre los rastrojos de girasol y de maíz de primera llegó a su fin, cerrando una superficie sembrada de 502.500 ha, unas 12.500 ha menos que la intención de siembra prevista en el comienzo. Esta disminución se debió a las características ambientales que se registraron en el último período de siembra, particularmente por la ausencia de precipitaciones y ausencia de agua útil en la cama de siembra.





Te puede interesar