El arquitecto viajero

Hábitat 05/02/2018 Por
El arquitecto viajero los invita a conocer ciudades y lugares del mundo desde los ojos del diseño y la construcción, compartiendo sensaciones y curiosidades.
HBT Habitat 2018 - 018 5feb-01
Foto: Arq. Daniel Henzenn

Así como los amantes del buen comer y la cocina, planifican sus viajes a través de los placeres gastronómicos, nosotros los arquitectos delineamos nuestros tours mediante obras, museos, construcciones y diseño.

Generalmente, tomamos como referencia los circuitos turísticos tradicionales, y es aquí donde empieza el primer problema ya que inevitablemente comenzamos a agregar una larga lista de edificios significativos que queremos ver con nuestros propios ojos. Aquellas obras que en algún momento estudiamos en la facultad o vemos a diario en publicaciones de arquitectura.

En este caso la llegada a Londres, nos produjo un alto impacto. El largo viaje, dentro de un avión, la llegada a Hethrood (aeropuerto principal), y luego el viaje en subte hasta el centro, nos generó una sensación de una loca máquina del tiempo que nos transportó a un lugar soñado.

El salir después de este inexplicable estado, una mezcla entre cansancio y ansiedad, la estación de Leicester Squarer, nos regaló la primera vista de una ciudad fantástica. Miramos a un lado y encontramos el Big Ben, hacia el otro el puente de Londres, pasando por el Támesis y el London Eye.

Que sensación tan maravillosa, ver en primera persona todo lo que leímos y vimos en múltiples películas.

Casi inexplicablemente, nos obsesionamos con las obras de Sir Norman Foster, el anhelo de visitar su estudio profesional (frente al Támesis), y comenzamos así, si más, a recorrer todos los puntos de nuestra lista de lugares. El Ayuntamiento, el Puente del Millenium, el Brithis Museum, el edificio Gherkin (conocido como el pepinillo), entre otros tantos. Luego aparecen el Sharp de Renzo Piano, la torre del arquitecto Uruguayo Rafael Viñoli, etc.

Pero no todo es acero y concreto en la bitácora del arquitecto. Nuestros ojos también se deslumbrar al descubrir los interminables parques - espacios públicos con mayúsculas - donde el ciudadano es el dueño del espacio, pero también defensor de su mantenimiento. Llevar en nuestra mochila, unas frutas y agua, y permanecer horas tirado en el verde, contemplando el maravilloso paisaje, nos lleva inevitablemente a pensar en nuestras ciudades de origen, nuestro desarrollo y el porqué de tantas cosas que no pasan o no hacemos.

 La arquitectura en Londres

Una de las principales ciudades del mundo es al mismo tiempo cuna de uno de los arquitectos más destacados de XIX, Norman Foster.

Con poco más de 80 años, Foster ha dejado su impronta no solo en Londres, su ciudad de origen, si en todo el mundo a través de sus agencias – Foster + Partner - con sedes en las principales ciudades del mundo como Sao Paulo, Shangai, Londres y Abu Dhabi. Pero si duda, su gran impronta está en las calles londinenses. Me gustaría rescatar algunas de las obras más emblemáticas, de este reconocido genio de la arquitectura.

Torre Swiss Re, Londres

Gherkin, la torre Swiss Re, o edificio Swiss Re, está ubicado en el 30 de St Mary Axe en el barrio financiero de Londres y es el segundo edificio más alto de esta ciudad -180 metros-, después de la Torre 42, y el sexto de todo Londres. Fue diseñado por Norman Foster junto a Ken Shuttleworth y de los ingenieros de Arup.

El sobrenombre de Gherkin, muy popular, significa literalmente pepinillo, aunque su nombre oficial es 30 St Mary Axe.

Este edificio es inteligente y está diseñado para ahorrar energía y preservar el medio ambiente. Posee sistemas naturales de iluminación y ventilación, dispone de calefacción solar pasiva y está construido con materiales que se reciclan. Aunque el edificio tenga forma curvada, sólo hay una pieza de cristal curvado en todo el edificio, que es la cúpula del último piso, el 40, en el que hay un bar y se puede disfrutar de una vista de 360º de todo Londres.

El Gherkin fue votado como el edificio nuevo más admirado en una encuesta a los arquitectos más afamados de todo el mundo. No obstante en el 2006 también fue votado como uno de los edificios más feos de Londres por los telespectadores de BBC London News.

4.B.-THE-GHERKIN

City Hall

Otra creación Foster. Fue diseñado para albergar la sede del Gobierno de Londres. Su carácter traslúcido es para demostrar la transparencia en todas las gestiones del gobierno y su peculiar forma de óvalo inclinado responde a intentar evadir la luz directa que proviene del sur y aprovechar la del norte. Las oficinas se ventilan de manera natural mediante la entrada de aire, la energía se obtiene de paneles fotovoltaicos y el sistema de refrigeración del edificio utiliza agua subterránea bombeada a través de pozos de perforación.

El edificio posee sin duda una elegancia y un tratamiento ejemplar de los materiales como el acero, donde no solamente ejerce como soporte sino que también pasa a ser un elemento decorativo. Es imprescindible visitar su interior.

img0

* En este artículo colaboró el Arq. Daniel Henzenn


Desde el Colegio de Arquitectos de Rafaela - CAD5- los invitamos a todos los arquitectos a que se sumen a este espacio del Arquitecto Viajero para que compartan con la comunidad sus experiencias, sensaciones y descubrimientos a través de la arquitectura


Te puede interesar