Un fuerte empuje

Editorial 19/01/2018 Por
La construcción aparece como gran traccionadora en el presente año.

Luego de la fuerte caída que había tenido en 2016, el año pasado la construcción logró reactivarse de manera importante, en especial por el sostén que le dio en tal sentido la obra pública, esperándose que en este 2018 termine de consolidarse, pues significa un gran aporte para crear puestos de trabajo y además, especialmente, empujar hacia arriba la actividad de la industria.
Claro que no sólo la obra pública aparece como el elemento motorizador, sino que también -y aunque con algunos vaivenes por efectos de la cotización del dólar-, también aportó lo suyo la ampliación de posibilidades para acceder a los créditos hipotecarios para viviendas, que aceleraron las decisiones de inversión que se encontraban retenidas.
Todo indica que el presente año la construcción se afianzará en el crecimiento de actividad, ya que existen muchos proyectos de obras públicas de muy fuertes inversiones, además de sostenerse la obra privada, compartiendo esta visión casi todos los sectores que proveen a la construcción, como cemento, hierro, ladrillos -entre otros- donde se observan inversiones significativas.
El repunte comenzó a afianzarse durante el segundo semestre de 2017, con creciente demanda en casi todos los sectores, y además, considerando la obra pública proyectada para este 2018, hace que se apueste con decisión muy firme a la actividad de este nuevo ciclo, coincidiendo casi todos los indicadores en que será un año de sostenido crecimiento.
Cabe también destacar que en 2017 se registró récord histórico de producción y despacho de mercaderías relacionadas con la construcción con un 23% de crecimiento respecto al período anterior, destacándose que tales resultados obedecen a la inversión realizada para duplicar la capacidad productiva en muchas de las áreas, como el caso de revestimientos y masillas.
De acuerdo a los análisis que se hacen sobre el sector y su impacto en la economía en general, el buen año que se espera en el presente 2018 tendrá luego un fuerte rebote en 2019, cuando seguramente habrá de prolongarse este momento favorable.
Lo hemos dicho en anteriores ocasiones desde esta sección editorial y lo reiteramos nuevamente, en cuanto al efecto multiplicador que tiene la construcción sobre todo el conjunto, habida cuenta que tiene participación en un abanico de sectores como el del trabajo con el requerimiento de mano de obra profesional, especializada y de auxiliares como así también de artesanos, además de la que colateralmente interviene desde sectores del cemento, madera, asfalto, vidrio, pintura, cerámicas, electricidad, hierro, chapas, piedra, arena y el transporte, entre otros. 
Se reactiva también la comercialización de una infinidad de productos, recobran actividad los sectores inmobiliarios, tal como está ocurriendo, y finalmente, también se activa la inversión, ya que el ahorro en ladrillos ha sido y sigue siendo uno de los más seguros y con rentabilidad garantizada. En este último caso se produce tal circunstancia tanto por parte de los grandes inversores que a través de fideicomisos u otras formas de nuclear similares intereses encaran grandes obras, como aquellos que con esfuerzo y la posibilidad de la obtención de un crédito tienen la posibilidad de encarar la construcción de su vivienda propia.
Lo cierto es que, formalizado este repaso de situación, las perspectivas para este año se presentan muy propicias, constituyendo una oportunidad para afianzar la recuperación de la economía en su conjunto, partiendo de la sólida base que ofrece la construcción, aún cuando también es verdad que deben ir acoplándose otros sectores, como el ya descontado del campo que se encuentra en pleno estado de avance, más algunos otros que todavía no han despegado como corresponde pero que insinúan hacerlo.
Queda de tal modo planteada esta alternativa favorable para el año recientemente en curso, con la esperanza fijada en el impulso movilizador que aportará la construcción en todos los aspectos referidos, pero muy especialmente en la creación de nuevos puestos de trabajo, tal como viene ocurriendo.

Te puede interesar