"La Argentina sólo saldrá adelante con educación"

Locales 13/01/2018 Por
Lo sostuvo el especialista Alieto Gaudagni en una nota en Radio Rafaela, quien además elogió a Rafaela por la Universidad Nacional incorporada, calificando a la ciudad como ejemplo. En cambio deslizó críticas a la provincia.
GUADAGNI. "De cien que entran a la secundaria se reciben sólo 22". FOTO ARCHIVO
GUADAGNI. "De cien que entran a la secundaria se reciben sólo 22". FOTO ARCHIVO
"Rafaela es un ejemplo", en pocas pero muy contundentes palabras, Alieto Gaudagni -de quien en este diario publicamos artículos de su autoría, en especial sobre temas educativos y energéticos-, definió su pensamiento sobre nuestra ciudad, a la cual calificó como una de las que más tienen en su consideración. El director del Centro de Estudios de la Educación Argentina, lo hizo durante un reportaje realizado por Gerardo Zanoni en LT28 Radio Rafaela.
El entrevistador comenzó abordando el tema universitario, señalando Gaudagni "lo que pasa que la figura de que no hay pobres en la Universidad es una figura conceptual amplia porque claramente algunos hay. Vamos a la provincia de Santa Fe que tiene una profunda desigualdad en la escuela secundaria. De cada 100 chicos que entran a primer grado terminan el secundario 22. Casi 80 abandonan, no terminan el secundario. Esos son los pobres que no pueden ir a la Universidad. Ustedes tienen allí un problema grave de desigualdad. Santa Fe es una Provincia que en materia de jornada extendida tiene un retraso bastante importante con respecto al resto del país. En la provincia de Córdoba en las escuelas públicas la jornada extendida alcanza el 40% . En Santa Fe no llega al 7 u 8%. Santa Fe es una provincia que tiene problemas muy serios en materia educativa".
Preguntado sobre ¿cómo se reduce esta brecha?, respondió: "Primero dándole importancia al tema. Se manejan los datos. ¿En la Legislatura de Santa Fe se discutió? La educación aparece en la agenda en las campañas electorales. La Argentina tiene un problema muy serio en los tres niveles. Es un sistema educativo de baja calidad y de profunda desigualdad y así lo demuestran los tests educativos internacionales. Mientras más pobre es un chico, probablemente menos conocimientos tenga en la escuela. En Santa Fe en el operativo "Aprender", el 40% de los chicos que van a escuelas estatales tienen conocimientos escasos con un bajo del mínimo de matemáticas. En las privadas la desigualdad es el 25 por ciento".
"El chico -siguió Gaudagni- tiene que tener claro que su futuro depende del nivel  educativo, del esfuerzo, la sociedad tiene que estar pendiente de eso, las fuerzas vivas, los municipios. La escuela tiene que pasar a ser el centro de la preocupación social, porque cuando se tiene una escuela de baja calidad y con exclusión social  no hay política social que la pueda compensarlo. Lo que define una buena política social es aquella que es capaz de sacar el chico de la pobreza. Tiene que haber un sistema que fortalezca la escolaridad. La condición previa para sacar a un chico de la pobreza es educarlo, sino se lo tiene que sacar cuando tiene 16 años con subsidios pero así no le va a perfilar el futuro en un siglo 21 que será cada vez complicado. La demanda laboral va a ser cada vez más exigente, se acabó la época en la que el obrero podía ser semianalfabeto. Ya no, entramos al mundo de la informática, con avances que nos sobrepasan y por eso la educación de hoy va a definir la Argentina del futuro"
¿Cómo se hace para acompañar a los chicos? preguntó Zanoni, explicando el especialista que "hay que tener cuidado con los subsidios, los subsidios como la asignación universal por hijo deben servir para fortalecer la asistencia a la escuela. Hay que ser muy estrictos. Las cifras globales indican que no está ocurriendo. De cada 100 que ingresan a la escuela primaria terminan la secundaria 22 o sea que en algún momento abandonaron". ¿Cómo evitarlo? se le preguntó, dando pie a esta respuesta: "Hay que empezar por cosas muy elementales  por ejemplo que no cierre nunca la escuela. Es decir, no inventar feriados para fortalecer el turismo en desmedro de la educación de los chicos. Los chicos argentinos tienen pocas horas de clase, 720 que nunca se cumplen. En Cuba son 1.000 horas, Chile 1.100, por eso no hay que extrañarse que los chicos argentinos en América Latina están en una situación bastante comprometida. El nivel de conocimiento de nuestros pibes en la escuela primaria o secundaria no es inferior al de Holanda o Finlandia es inferior al de México, Colombia, Chile y Brasil. Por eso me parece importante la base que ha hecho el gobierno de enfatizar la prueba Aprender. Y ahora se publica por municipio. Los datos están, tiene que haber inquietud por discutirlos. Cuando usted va al médico, lo primero que hace es que le tome la presión. No lo va a curar pero sabe que tiene que hacer. Los datos son la presión. No se puede tener una buena política educativa si no sabe donde está parado. Ahora, sabiéndolo, se necesita una fuerte vocación política porque el futuro se juega en la escuela. La Argentina va a salir adelante no con Vaca Muerta, eso es del Siglo XIX, en el siglo XXI cuenta el capital humano y la acumulación de conocimiento en las áreas científicas y tecnológicas. Ejemplos como la Universidad de Rafaela, todo lo que tenga que ver con la producción es altamente encomiable. Estamos frustrando el futuro de todos los pibes porque somos el único país del mundo, junto con Uruguay, que no tiene examen de evaluación para pasar a la secundaria, el pase es automático, lo cual es el mejor mensaje para decirle a los pibes que no se preocupen por estudiar el último año y que si tienen unos buenos pesos de los padres se vayan a Cancún y si no a Bariloche, pero que no piensen en capacitarse como lo hacen todos los países latinoamericanos empezando por Cuba, siguiendo por Ecuador, México, Brasil o Chile. La Argentina es el único país que no tiene examen y por eso es también el país de América Latina con menor cantidad de graduados secundarios. La mitad de los pibes que ingresaron a la Universidad sin ningún tipo de preparación previa después de estar un año en la Universidad no pudieron aprobar más que una materia. De 100 chicos que entran a la Universidad publica se gradúan apenas 28, y los otros 72 quedan en el camino".
Un tema como la gratuidad de la Universidad fue requerido a Gaudagni, respondiendo: "Desde el punto de vista político y de equidad el mejor sistema es el uruguayo. En Uruguay la universidad pública es gratuita pero los graduados una vez que se reciben por 30 años de su vida se tienen que cotizar con 120 dólares con lo cual tienen una beca mensual de 180 dólares por mes el 20% de los graduados aquellos que son pobres que de otra manera no podrían ir a la Universidad. Es un aporte anual que hacen a partir del quinto año de recibidos. Hay disciplinas que pagan más y otras que pagan menos. Las que tienen matrícula pagan más que las que no tienen matrícula. Dicho en otros términos, los abogados pagan más que los filósofos. Si uno hiciera eso en la Argentina podría tener 100 mil estudiantes universitarios graduados con lo cual se podría enfatizar la matriz científica y tecnológica que está totalmente atrasada e incorporar a los chicos más pobres a la Universidad".

Te puede interesar