Editorial

La Palabra 13 de enero de 2018 Por
Lo sacramental

No hay receta alguna. Viene con uno mismo. Lo de siempre, la dicotomía causalidad/casualidad. Pero qué importa. Lo que cuenta es la entrega. Y en esta historia hay mucha. Lo iniciático de lo familiar, la aventura adolescente, la decisión juvenil, el camino elegido de la madurez. Todo cabe en ella. Nuestra entrevistada hace culto de la honestidad. Cuando aprende del “Cuchi”, cuando conoce al poeta de su tierra, cuando llega al charango, cuando escribe, cuando compone. Pero fundamentalmente cuando dice cantando. Es ahí donde resume su trabajo cultural. Aunque lejos de su casa natal, nunca dejó de estar cobijada en ella. Lo demuestra su obra. Lo asegura su canto. Qué más pedirle a esta salteña.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar