Los contrastes

Editorial 08/01/2018 Por
Mientras en el mundo hay un puñado de súper millonarios, millones de personas padecen carencias.
Justo sobre el final de 2017, como lo hace todos los años desde hace tiempo, la agencia de noticias Bloomberg difundió el ránking de las personas más ricas del planeta, quienes se enriquecen cada vez más, ya que durante el año recientemente transcurrido sus fortunas en forma global se incrementaron 23%, marchando en sentido exactamente contrario a las crisis que golpean al mundo en todos los sentidos. Es así entonces que mientras cientos de millones de personas en el mundo padecen de todas las carencias, desde alimentaria, hasta la atención de salud y su educación, por referir a los aspectos más básicos y esenciales, unas pocas personas -frente a la magnitud que significan los más de 7 mil millones que pueblan el planeta, disponen de una abundancia a la que cuesta definir con palabras, mientras que con números casi no existen los ceros a la derecha para identificar claramente sus fortunas.
Según detalla Bloomberg, el medio millar de personas más ricas del mundo poseen en conjunto 5,3 billones de dólares -miles de millones-, lo cual significa que aumentaron casi un billón pues en diciembre de 2016 sus fortunas sumaban 4,4 billones. Es que estas fortunas que se diversifican por todos los rubros, tienen el efecto bola de nieve que va aumentando constantemente, incluso sin necesidad de esforzarse demasiado, haciendo realidad aquello de "el dinero atrae al dinero". Todo este mundo de elegidos, los súper millonarios, lo sabe muy bien.
El fundador de Amazon, el multimillonario Jeff Bezos, con 34.200 millones de dólares fue quien ganó más dinero en el año 2017, que de tal modo acumula una fortuna de 99.600 millones de dólares. Esa enorme expansión de Bezos le permitió superar la línea de Bill Gates, el famoso creador de Microsoft, quien venía encabezando esta selecta nómina en los últimos años y ahora quedó relegado al puesto de escolta con  sus 91.300 millones de dólares. Completando el podio de los más ricos, en el tercer lugar aparece Warren Buffet, financista que atesora 85.000 millones de dólares.
Y la nómina sigue. Ocupa el cuarto puesto el español Amancio Ortega, quien fue fundador de la cadena de tiendas Zara que se encuentran diseminadas por todo el mundo, poseedor de una fortuna de 75.500 millones de dólares. Quinto viene el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, con una acumulación de 72.600 millones de dólares, tras haber engrosado su fortuna el año pasado en 22.600 millones de dólares.
El francés Bernard Arnault, quien tiene 62.800 millones de la divisa estadounidense, viene en el sexto lugar, apareciendo séptimo el mexicano Carlos Slim con 61.700 millones, octavos Larry Page y Larry Ellison, ambos con 52.900 millones, en tanto que cierra los top ten en el décimo puesto el sueco Ingvar Kamprad con 52.400 millones.
Hasta aquí el detalle cronológico de las diez mayores fortunas del planeta que contiene el informe, el cual desarrolla además una serie de datos complementarios, como por ejemplo que dentro de las 500 mayores fortunas se contabilizan 15 de ciudadanos de Brasil, siendo Jorge Lemann con 29.500 millones el primero entre ellos, ocupando el puesto 27 en la tabla general. En cambio no hay ningún argentino, ya que para ingresar a este selecto club hay que disponer de una fortuna mínima de 4.080 millones de dólares, cifra a la cual no llega ningún conciudadano. Aunque quedan dudas, pues como siempre aquí es el país del ocultamiento, tal vez sea muy probable que haya quienes están por encima de ese mínimo y podrían estar entre los 500 más ricos del mundo. Un ocultamiento que, es utilizado mucho más que otras veces, habida cuenta de la avalancha judicial sobre la última década.
China en cambio fue uno de los grandes ganadores de 2017 pues nada menos que 38 personas de ese país integran la nómina central entre los 500 más ricos, quien ganaron el año pasado 177.000 millones de dólares, siendo en la suma conjunta el país que más ganó entre los 49 que aparecen representados en la lista. Hui Ka Yan, fundador del grupo China Evergrad, llegó a los 29.500 millones de dólares, viendo crecer su fortuna el año pasado nada menos que un 350 por ciento.
La reflexión final en muy simple: tanto para tan pocos y tan poco para tantos...

Te puede interesar