El último, dale campeón!!!

Deportes 08/01/2018 Por
Leer mas ...
FOTO N.C CON UNA GLORIA. Nestor Clivati junto a Ricardo Giusti, campeón mundial con la Selección en México ‘86.
FOTO N.C CON UNA GLORIA. Nestor Clivati junto a Ricardo Giusti, campeón mundial con la Selección en México ‘86.
Y sí, ya pasaron más de 30 años y seguimos tornando la mirada hacia ese campeonato jugado en Méjico y desempolvando las fotos donde Maradona y otros notables futbolistas de la época, nos permitieron quedarnos en esa gloria deportiva para siempre.
Es un evento que nos genera una colectiva melancolía, porque cada vez que reparamos en las virtudes de aquel ciclo que comandaba Carlos Bilardo, todo lo que siguió hasta estos días, presenta un cierto aspecto de decadencia. Claro que es contra fáctico, pero no cuesta nada imaginar el desarrollo que hubiera conseguido el fútbol argentino si se tomaba aquello, como una verdadera plataforma para impulsarnos seriamente. No pasó y las pruebas a la vista.
Sin embargo y para que el comienzo de este 2018 a pocos meses del mundial a jugarse en Rusia, tenga el optimismo que necesitan tales desafíos, volvimos a reincidir y hurgar en ese arcón al que vamos, siempre que tenemos la necesidad de levantar la autoestima y humedecer nuestros ojos con momentos imborrables.
La generación del 86, no ha tenido grandes reconocimientos con el correr del tiempo, es verdad que los integrantes de ese plantel que levantó el máximo trofeo en el estadio Azteca, pudo escaparle al oprobio al que fue sometido el grupo que se había alzado con la misma copa 8 años antes en tiempos de la dictadura; pero tampoco le ha sobrado afecto y todavía en muchos, pesa la tristeza y el resentimiento, que despierta la indiferencia.
Es justo señalar que, desde la llegada de Claudio Tapia a la presidencia de AFA, los intentos por desagraviarlos a unos y contenerlos a otros, han sido visibles y pudimos observar en los últimos viajes con la Selección en los partidos de las eliminatorias, la inclusión en las delegaciones de algunos notables que le agregaron valor y pertenencia a este mundo tan profesional y por momentos, autista.
La designación de Jorge Burruchaga en la figura de manager, es una demostración de la nueva política y sus criterios; el acercamiento de Nery Pumpido, Julio Ricardo Villa, del Tata Brown entre otros, ha sido feliz y por momentos, emotivo, ya que observarlos café de por medio o en alguna sobremesa, intercambiar vivencias con los nuevos ídolos, resulta una terapia saludable.

NO PUEDO DISIMULAR
EL ORGULLO

El autor de esa frase, es justamente parte de esa gloria que seguimos acunando los argentinos como última referencia; Ricardo Giusti fue una pieza de delicado engarce por parte de Bilardo, para que la dinámica tuviera un hilo conductor ideal y la transición del medio juego, un ágil intérprete.
Se detiene en el tiempo y agrega “lamentablemente seguimos siendo los últimos campeones, me hubiera gustado que ese título se renovara, pero el destino deportivo así lo quiso hasta hoy y no puedo disimular el orgullo que siento cuando en alguna reunión de amigos y de gente de fútbol, me gritan “Dale Campeón”.
Cuando comience a rodar el balón en Rusia, la Selección Nacional será junto a Alemania, la última referencia de una final en este tipo de competencias, resulta contradictorio pues, con las críticas que la mayoría le hace saber a esta generación de jugadores, sobre este punto, "El Gringo" Giusti dice “Este es un equipo en formación, tiene un excelente entrenador muy bien acompañado por el resto de sus asistentes, jugadores brillantes no solo en los otros países, creo también que en Argentina hay buen material para tener en cuenta, claro que falta el funcionamiento y eso se adquiere con tiempo de trabajo. En definitiva, lo que pasó siempre y seguirá pasando respecto de los equipos seleccionados, aún así, le tengo una gran fe a estos jugadores y a este cuerpo técnico”
“Me sentí muy frustrado en Brasil, porque si bien llegar a una final es de una gran mérito, siento también que perdimos una oportunidad histórica de ganarle una final a Alemania que ha sido el gran verdugo de todo este tiempo y en Brasil nada menos, ojalá que tengamos ahora revancha”

HAY QUE SABER
RODEARLO A MESSI

Giusti, Burruchaga, Héctor Enrique, Valdano, Batista, formaban parte del soporte que aquel equipo campeón del 86, trazaba alrededor de Diego Maradona, un aspecto que fue eclipsado por su inmensa figura. Le propusimos al ex jugador de Independiente, trazar una analogía con este modelo “hay que conseguir que Messi se sienta cómodo, que haya detrás un equipo y para ello hay que contar con buenos jugadores y nosotros los tenemos de gran jerarquía y a partir de ahí, es trabajo y por eso pienso que lo tenemos todo como para lograr esa meta y esa identidad”
Ricardo Giusti pertenece a un selecto grupo de futbolistas ganadores; además de jugar la final en Méjico, fue titular en el mundial de Italia, perdiéndose de disputar nuevamente la final ante Alemania por haber sido expulsado frente a los italianos. Su figura, también brilló en Independiente, casaca con la que se presentó en casi 300 partidos, obteniendo todos los títulos posibles a nivel de clubes.
Una buena manera de empezar a contar la historia previa de un mundial que ya estamos palpitando a través del diario LA OPINION, con los principales protagonistas, aquellos que escribieron la historia dorada.

Te puede interesar