La venta de 0 km tuvo uno de sus mejores años

Automotores 05 de enero de 2018 Por
Leer mas ...
En 2017, la venta de autos 0 km logró la segunda entre las mejores marcas en la historia. La buena noticia para un sector que, de esta manera, empuja su producción y revitaliza su cadena de comercialización y servicios contiene dos peculiaridades: por un lado, en la lista de los 10 autos más vendidos la mayoría son brasileños. Por otro, los concesionarios se quejan de que la sobreoferta de importados en el mercado dejó su rentabilidad prácticamente por el piso.
La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) informó ayer que el número de vehículos patentados durante diciembre de este año ascendió a 47.517, un crecimiento del 16,9% con relación al mismo mes de 2016. Así, el acumulado de 2017 se completó con 900.942 unidades, que consolidó una suba del 26,9% en la comparación con 2016, cuando se habían patentado 710.013 vehículos.
El año récord fue 2013, cuando en medio de una enorme burbuja por la falta de dólares se terminaron vendiendo 956.632 unidades. Sin embargo, los números del año estuvieron por encima de los pronosticados por los especialistas, que preveían una venta de 880.000 vehículos este año. Para 2018 se estima que las ventas pueden llegar a la meta de un millón.
El auto más vendido del año fue el Volkswagen Gol (44.845 unidades), que se produce en Tabuaté, Brasil. Le siguieron el Renault Sandero -pese a que empezó a fabricarse en el país, el mayor volumen viene desde el socio mayor del Mercosur-, el Chevrolet Onix (Gravataí), el Toyota Etios (Sorocaba) y el Chevrolet Prisma (Gravataí). Luego vinieron el Ford K, el Fiat Palio, el Peugeot 208, el Ford Fiesta Kinetic y el Ford Focus III. El único producido integralmente en el país es el último de la lista, en la fábrica de Pacheco. Hasta noviembre, en el acumulado del informe del intercambio comercial argentino (ICA), las exportaciones de autos fueron el rubro -por cantidades- que más se incrementó en once meses dentro de las importaciones: subieron 43,1%. Tanto es así que esta semana Brasil informó un enorme superávit de su balanza comercial gracias a las compras de mineral de hierro desde China y de autos desde la Argentina. (Fuente: La Nación).

Te puede interesar