"Matate, porque vos estás muerto en vida"

Policiales 03/01/2018 Por
La terrible frase partió de la boca de Luis Solís, padre de Facundo, exboxeador profesional y guardia cárcel santafesino quíntuple homicida en la jornada del pasado 29 de diciembre.
solis
FOTO INTERNET - FACUNDO Y LUIS SOLIS. Cuando nada hacía presagiar un terrible episodio.

Luis Solís, padre de Facundo, en diálogo con Aire de Santa Fe habló del calvario que vive desde el 29 de diciembre a la hora 14, cuando su hijo llevó a cabo una masacre en tres viviendas de barrio Santa Lucía, en la capital provincial.

Tal lo informado ayer por LA OPINION online, el exboxeador profesional y guardia cárcel de 33 años de edad, se encuentra detenido en la Unidad Penitenciaria de Piñero, en el sur santafesino, luego de que se dictó la prisión preventiva tras ser imputado como autor de un femicidio, cuatro femicidios vinculados y una tentativa de femicidio vinculado.

UNA CARTA

Luis Solís escribió de puño y letra una carta donde expresa en palabras lo que siente desde que su hijo se transformó en quíntuple femicida. "Era algo que me estaba ahogando, no lo podía expresar con palabras, no tenía voz no tenía ganas de vivir. Estoy destruido", se lee en un párrafo.

También señala la misiva que "mató familias enteras, no mató cinco, mató seis porque yo me fui con ellos. Yo tengo una moral y una costumbre social muy arraigada. Vivo llorando, dejó cuatro familias destruidas".

Luis agregó "mi hijo está preso por cinco asesinatos, a él lo metieron preso por tirar una bomba porque las consecuencias de destrucción son terribles. Los que quedaron están en el infierno en vida".

En la carta el padre del homicida escribió "cuando me enteré de Feruglio (un año antes fue protagonista de varias muertes) dije qué hijo de puta, tiene que morir en la cárcel. Cuando me llamaron él (su hijo) estaba atrincherado en la casa y me dijo 'papá hice un desastre, estoy atrincherado'. El policía habló conmigo y me dijo estamos esperando que se entregue. Y yo le dije entregá el arma porque te van a matar, o matate”.

Para Luis, Facundo no tuvo los "cojones" para matarse, y comentó "a lo mejor estuvo poseído por el demonio y luego se tranquilizó".

SIN PERDON

El hombre aclaró que no va a perdonar a su hijo nunca mientras viva. "Yo soy el padre y no se si voy a tener el valor de abandonarlo pero que lo perdone Dios… yo no".

Además, Luis Solís contó que no ve a su hijo desde el 29 de diciembre cuando ejecutó a 5 personas, y puntializó que "la madre de Facundo sufre como yo, nosotros estamos divorciados desde hace 20 años, no puedo estar en su pensamiento".

Por último, Luis manifestó "cuando mi hijo hizo esa masacre se mató, yo voy a ir a visitarlo al cementerio. Ofrezco mi vida, sé que de nada sirve pero si en algo puede mitigar el dolor, lo haría".

Rubén Armando

Sección Policiales

Te puede interesar