ATILRA Y OSPIL presentaron equipo de última generación

REGIONAL 2017 31/12/2017 Por
Leer mas ...

 Cuando hace cuatro años en una noche se anunció la ejecución del Centro Regional de Alta Complejidad, en el que se contemplaba la instalación de aparatología de última generación para tratamientos oncológico de gran precisión, estimamos que el mismo pondría a nuestra ciudad a la vanguardia y hoy, tras una tesonera dedicación, el sueño comienza a cristalizarse  en virtud a la reciente adquisición concretada por ATILRA Y OSPIL-TomoTherapy-HDA-, el que fue presentado por Guillermo Favaretto, biofísico a cargo del desarrollo de tomo therapy en Sudamérica, Miguel Muñoz médico clínico oncólogo, jefe del servicio de oncología de OSPIL y Clínica Atilra Diez de Septiembre. La actividad se cumplió en el CET ante un auditorio colmado que siguió las explicaciones de los profesionales en silencio y con gran interés.El Dr. Muñoz manifestó que "es una enorme emoción, y más que emoción una conmoción el poder estar acá y presentar esto, y tratando de coordinar los esfuerzos para que este proyecto sea una realidad. Resaltó que "estas cosas se hacen soñando, hay una, dos o más personas que las sueñan y otros que siguen soñando al lado, creo que para hacer las cosas en la vida primero es soñándolas". Exaltó que "traemos un equipo de alta calidad y estoy seguro que vamos a curar y proteger. Es un equipo muy seguro y muy confiable, podremos proteger mucho más a la gente."Vamos a desarrollar un plan de diagnóstico genético de tumores hereditables, vamos a hacer mucho más que tener un gran equipo, como es este que es un gran equipo. Resaltó la presencia de Guillermo Favaretto, radioterapeutas,la presencia de una física nuclear que es Graciela Vélez, que es la física nuclear más prestigiosa de Argentina, que va a trabajar con nosotros, va a haber técnicos, mucha gente que viajará a Estados Unidos a formarse, o sea que esto es el esfuerzo de mucha gente que el día que ingrese el primer paciente, recibirá el esfuerzo de toda esa gente. Puso énfasis en señalar que "hay que recibir al paciente con una sonrisa, porque eso cura". En otro pasaje destacó que "este equipo es el de más alto estándar en el mundo, tiene como característica que reúne un aparato que emite rayo, que se llama acelerador lineal- que es lo que achica y mata el tumor- y que está fusionado con un tomógrafo, y diariamente, cuando el paciente va a hacerse los rayos, el equipo lo posiciona al paciente en el exacto lugar que tiene que estar para recibir el tratamiento, para que los rayos vayan al lugar donde debe ir- esto es cuando se habla de seguridad y confiabilidad, esto es lo más importante-. "El rango de error, los americanos hablan del 2% - siempre lo estiran- pero es mucho menos, y esto es fundamental, más que la certeza es el poco rango de error que tiene el equipo, porque a veces nosotros curamos pero dañamos mucho, eso es inaceptable, y lo que hace este equipo es minimizar la toxicidad de los rayos que son curativos. Explicó luego que "con el equipo de tomografía se hace una acción crucial que corrige diariamente los campos a irradiar, el equipo le dice al técnico y al operador que la posición del paciente no es la adecuada, a tal punto que no arranca. Si el paciente no está en el lugar adecuado, uno puede hacer cualquier cosa que el equipo no arrancará, o sea que el técnico debe ubicar al paciente en el sitio que el equipo dice que tiene que estar, eso se llama planificación.

Te puede interesar