Una muerte escandalosa

ANUARIO 2017 31/12/2017 Por
MATARON A UN POLICIA QUE HABIA DENUNCIADO A NARCOS
Un efectivo de la Policía de Santa Fe que había denunciado una supuesta connivencia entre sus colegas y narcotraficantes fue asesinado de múltiples disparos en una vivienda de la capital provincial. El policía asesinado resultó ser Pablo Cejas, quien en junio de 2015 ya había sido atacado a balazos y en ese momento denunció que la agresión se había producido porque se negó a encubrir "búnkers y kioscos" de expendio de droga. Autoridades del Ministerio de Seguridad provincial salieron a desvincular el caso con las denuncias realizadas por el Policía.
El ministro del área, Maximiliano Pullaro, sostuvo que "la hipótesis más fuerte" no se relaciona con una venganza de narcos o policías, sino que apuntó a una "cuestión personal". En la misma línea, el subsecretario de Investigaciones de Santa Fe, Rolando Galfrascoli, vinculó el caso con una reyerta personal entre Cejas, quien se encontraba bajo un régimen de testigos protegidos, y personas conocidas, mientras admitió que no había detenidos, pero aseguró que "la investigación está muy avanzada".
El atentado mortal contra Cejas, y la investigación policial, se habría producido en la noche del lunes en una vivienda situada en Neuquén al 6400, del barrio Yapeyú, en la zona norte de Santa Fe capital.
Tras ser agredido por al menos una decena de disparos, el policía fue arrastrado a la calle y dejado ya muerto en el lugar. A pocos metros del cadáver del policía fueron encontrados su teléfono celular y su moto.
Galfrascoli indicó, en declaraciones al canal TN, que de acuerdo con las averiguaciones realizadas, Cejas había sostenido una reyerta con "personas conocidas y se dirigió a la casa (donde fue asesinado) con intenciones violentas".

Te puede interesar