"Estoy muy entusiasmado para estos dos años que nos quedan"

Locales 31/12/2017 Por
El intendente Luis Castellano repasó los temas de su gestión en una amplia entrevista que concedió a LA OPINION en la tarde del viernes, poco después de que el Concejo aprobara el Presupuesto 2018. "No hay años sencillos para gobernar, pero el 2018 será un buen año", admitió sobre el año que comienza. Habló de las elecciones, de Macri, de una posible reelección, de la seguridad, de la designación de Fernando Muriel en la Provincia y la relación con el Concejo.
Ver galería FOTO JORGE BARRERA ENTRE MATE Y MATE. En su amplio despacho, un distendido Luis Castellano cebó los mates de una calurosa tarde de viernes.  SEGURIDAD. Castellano dijo que Fernando Muriel debería acompañar los reclamos de la ciudad a la Provincia.
1 / 2 - FOTO JORGE BARRERA ENTRE MATE Y MATE. En su amplio despacho, un distendido Luis Castellano cebó los mates de una calurosa tarde de viernes. SEGURIDAD. Castellano dijo que Fernando Muriel debería acompañar los reclamos de la ciudad a la Provincia.

-¿El Presupuesto se aprobó en la última sesión del año. ¿Está conforme?
-Estoy conforme. Más allá de que aparecía como una situación compleja para nosotros por tener minoría y porque el nuevo Concejo enfrentaba su primer gran desafío, creo que se votó tal cual lo habíamos elevado. No se modificó ninguna partida clave, aunque ahora es necesario resolver cómo ajustamos el déficit técnico que puede presentarse como consecuencia de haberse votado sin cambios los egresos y al mismo tiempo haber tocado la fórmula de la Tasa que implica recaudar casi 16 millones de pesos menos a los estimados. Veremos cómo se desarrolla el 2018, cómo está la situación económica, ojalá mejore la coparticipación y crezcan los recursos originados en la Tasa y en el Derecho de Registro e Inspección así como también los porcentajes de pago de obras por Contribución por Mejoras. Esperamos un escenario general del país más favorable para que ese déficit técnico no se manifiesta en la práctica.
-Por segundo año consecutivo todos los integrantes de su gabinete subieron al Concejo para responder las inquietudes de los concejales. ¿Cuál es su balance de esta decisión?
-Así es, todos los secretarios de mi equipo de gobierno subieron el jueves al Concejo, respondieron todas las consultas de los concejales, no hubo polémicas sino todo lo contrario una jornada de trabajo e integración entre funcionarios del Ejecutivo y concejales. Es un primer desafío que logramos cumplir todos juntos. Me parece un buen y sano ejercicio democrático. El presupuesto es una de las herramientas clave de gestión, junto a la Tributaria, por lo tanto que los concejales puedan sacarse todas las dudas es positivo para que luego nosotros, a lo largo del 2018, podamos llevar adelante cada uno de los programas y obras.
-La aprobación del Presupuesto se produjo faltando tres días para que termine el año... 
-Es cierto. El Presupuesto se elevó el 30 de septiembre, pasó mucho tiempo y recién se votó el último día hábil del año, pero bueno... lo importante es que ya está, que mi equipo estuvo a disposición y entregó todas las respuestas en el marco de esa megareunión de comisión y que las dejaron por escrito. Fue un sano ejercicio democrático.
-¿Cuál es la relación que imagina con el Concejo?
-Antes de las elecciones dije que, más allá de como quedaría conformado el Concejo, iba a llamar a todos los concejales para continuar trabajando en forma conjunta y coordinada en torno a una agenda de temas básicos para la ciudad. Hicimos la convocatoria una vez que los nuevos concejales se habían acomodado tras asumir, abordamos una nutrida agenda, en algunos casos de cuestiones que ya están en el Concejo, otras que pensamos elevar en el futuro, y una serie de ejes que son políticas de estado, como seguridad, tránsito, los controles. Esa es la relación que busco, en base al diálogo. 
-¿Cuándo se va de vacaciones y por tanto cuándo cede la Intendencia al Presidente del Concejo, Raúl Bonino, de Cambiemos?
-El Concejo votó la licencia para la segunda quincena de enero. Así que en esos días asumirá el Presidente del Concejo. Mi confianza la dejo en mi equipo, con el que coordinamos y planificamos las acciones de gobierno. Por supuesto que hay una cuestión formal que obliga a que el Ejecutivo no se quede sin firma. Ahí estará el presidente del Concejo para hacerlo en los asuntos de despacho. 
-¿Hablamos de la seguridad? La sensación es que estamos muy mal, sus declaraciones y de sus funcionarios no dejan dudas. De todos modos, se observa una reacción con el funcionamiento del Comando Unificado. 
-Está mal. Pero hay un cambio a partir de la conformación del Comando Unificado que permitió coordinar un trabajo de acción en la calle entre las distintas fuerzas de seguridad. Está claro que como Municipio no tenemos una responsabilidad sobre el manejo de la policía, pero entendemos que es fundamental coordinar con la Guardia Urbana, con Protección Vial y con Gendarmería para que los recursos, que siempre son escasos, puedan ponerse en línea con algunos objetivos para el control y la prevención. De todos modos, esperamos que los rafaelinos de una vez por todas tengamos lo que nos corresponde, esto es que alguna vez se trace un plan estratégico de seguridad y que se respete, que lleguen los 150 efectivos policiales que faltan para mejorar la cobertura territorial, que entreguen más vehículos y más tecnología. Que la tercera ciudad de la Provincia tenga los recursos que sí disponen otras ciudades.
-Sigue siendo muy crítico con la Provincia. 
-Hay una asignación pendiente enorme del gobierno provincial. La tratamos de suplir desde el Municipio con un esquema de prevención que será fuerte este año. Durante el mes de enero vamos a lanzar el concurso para tomar 25 personas en la GUR, que quizás se concrete en dos etapas, vamos a comprar móviles, a ampliar el esquema de cámaras, vamos a trabajar con tecnología para incorporar cámaras privadas al Centro de Monitoreo más allá de las del PAER. Vamos a trabajar mucho con el sistema de iluminación pública. Toda la política social también está enfocada a la cuestión de la seguridad, que es la demanda más importante de la gente de nuestra ciudad.
-La designación de un secretario de Seguridad municipal es un gesto.
-Había que liderar el proceso. Los espacios hay que ocuparlos, los que sufren la consecuencia de la inseguridad son los rafaelinos, soy el Intendente de la ciudad y eso duele mucho, por eso tenemos que poner manos a la obra. Cuando hay huecos que otros estamentos del Estado no los ocupan, entonces hay que hacerlo, liderar el proceso y fortalecerse en los reclamos, en el trabajo y en la articulación. No nos alcanza con reclamar, también hay que poner algo. También es cierto que todos los recursos que ponemos en prevención de seguridad termina afectando a otras áreas municipales, como educación, obras o cultura. Sin embargo, hoy la seguridad está primera en la agenda, es lo que reclama la gente.
-¡Cuántos gendarmes se encuentran en Rafaela?
-Actualmente 35 efectivos afectados a la seguridad ciudadana, no hablo de quienes se desempeñan en los controles sobre la ruta 34. Ahora estamos en un proceso de transición en el que se trasladan el comandante del Escuadrón Vial Rafaela, Adrián Finós, y también las autoridades de Gendarmería en Rosario. Una de las gestiones que estamos haciendo, a partir de la firma del convenio entre los gobiernos de la Provincia y de la Nación que se extendió por un año más, es pedir más gendarmes para seguridad ciudadana. Ojalá tengan en cuenta nuestro planteo.
-¿La compra de videocámaras está demorada? 
-Hicimos un pedido para financiar la compra de 35 videocámaras a la Provincia y al Ministerio de Seguridad de la Nación. Hasta ahora no hemos logrado respuestas favorables, las esperemos en el corto plazo. Las cámaras ayudan mucho en la labor de prevención, y también en el esclarecimiento de los delitos.
-¿Qué análisis hace del rol de la Justicia?
-Queda un trabajo importante que debe hacer la Justicia, tanto federal como provincial, para que los delincuentes no solamente entren sino que no salgan de la cárcel. Que aquellos que delinquen paguen por sus delitos, que se termine la impunidad es otro reclamo de la gente laburadora.
-¿Cuál es el sabor que le dejaron las elecciones?  
-Cuando un pierde una elección... ¿Qué es lo que más le gusta a un funcionario político? ¡Ganar una elección! La reelección la ganamos con el 50% hace dos años. Fue un espaldarazo fuerte para nosotros. Ahora en una elección intermedia perdimos. Pero no hay que dramatizar, nadie es dueño de los votos, son volátiles, mutan de un lugar a otro.
Siempre hay que sacar aprendizajes de las derrotas, es lo que tratamos de hacer con mi equipo. Parte de eso son los cambios que se han producido en el gabinete y las reestructuraciones de planes de trabajo.
-Su ex colaborador, Fernando Muriel, fue designado por el gobernador Miguel Lifschitz como coordinador del Nodo. ¿Cuál es su opinión sobre este nombramiento?
-Es un muy buen funcionario, pero fundamentalmente una muy buena persona. Trabajó con nosotros durante cuatro años como secretario de Gobierno y Ciudadanía, hizo un muy buen trabajo. Como rafaelino que es, va a tener que pelearla muy duro con el Gobierno provincial al que ahora pertenece, reclamando todo lo que se nos debe. Y la seguridad es el primer tema. Necesitamos 150 policías.
-¿Habló con Muriel esta semana? 
-No aún, pero lo vamos a hacer para pedirle que nos ayude con las gestiones en torno a la Policía y la seguridad, con el acueducto para que se complete la licitación y se haga la obra. Lamentablemente, y esto no tiene que ver con Fernando, el Gobierno provincial otra vez ha quedado en deuda con la ciudad de Rafaela con la falta de pago de 26 millones de pesos en concepto del Fondo de Obras Menores. Es lo que nos corresponde en el 2017, pero no ha llegado un peso, y terminamos un año muy duro y el Gobierno provincial no ha cumplido con la Ley de Obras Menores, lo que me preocupa. Siempre se termina cortando el hilo por los más débiles, que son los municipios y comunas. La Provincia firmó un Pacto Fiscal con la Nación en el marco de un esquema en que los gobiernos locales estamos ausentes. Ahora no se nos paga Obras Menores, lo cual impacta en nuestras finanzas.
-Usted fue reelecto en el 2015, ¿en el 2019 vas por un tercer mandato?
-No lo sé, no es algo que tenga decidido. Ahora estoy concentrado en los dos años que nos quedan por delante. 
-En la agenda provincial figura la reforma de una Constitución que data de 1962, pero la discusión política se centra en la posibilidad de la reelección del gobernador. ¿Qué opinión tiene al respecto?
-Creo que es un error del Gobernador (Miguel Lifschitz) plantear esta cuestión ahora que la gente está preocupada por el empleo, por la inflación y por la inseguridad. Forzar un debate que no está en la agenda de casi nadie es innecesario. Si se quiere en serio reformar la Constitución, y una de las cosas por las que peleamos es la autonomía de los municipios, una actitud noble es que no se discuta sobre la reelección que es netamente política.
-¿Un mensaje de fin de año?
-A pesar de que hemos recorrido un año complejo que se inició con dos tormentas muy fuertes, que obligó a recuperar la ciudad y asumir un gasto de más de 40 millones de pesos, hoy Rafaela está de pie, avanza, pasamos por un esquema electoral, por una convulsión en la primera quincena de diciembre. No conozco años sencillos para gobernar, todos son difíciles. Pero el 2018 será un buen año, lo tenemos que construir juntos, tenemos que laburar todos más allá de las camisetas. Tengo una responsabilidad como Intendente, y el Concejo y la oposición tienen un compromiso por la ciudad para gestionar por lo que nos hace falta. En el camino del diálogo, y evitando la grieta y el desencuentro porque Rafaela no es eso sino que es esfuerzo compartido con las instituciones del sector privado como público, vamos a crecer. Veo una esperanza muy grande para la ciudad, hay obras estratégicas en pleno desarrollo como la Autovía de la 34, el gasoducto y el acueducto que nos darán un salto de calidad, que nos ponen de frente al futuro para planificar el crecimiento hacia los 150 años de la ciudad. Y con la UNRaf que busca potenciar a nuestros jóvenes. Un ejemplo más de las cosas que hacemos juntos es la experiencia de Mosconi Soho, encarado conjuntamente con el sector privado para poner la ciudad al servicio de los jóvenes. Por cosas como estas estoy muy entusiasmado para meterle fuerte estos dos años que quedan.





Pedro Ulman

Secretario Redacción. Diario La Opinión

Te puede interesar