Basta de muertes evitables

Información General 30/12/2017 Por
Leer mas ...
Basta, basta, basta. La desidia, la corrupción, la avaricia, la ignorancia, y la falta de amor a la gente y al país, nos han conducido a esta realidad que hoy apesta. Y que sigue existiendo aunque apaguemos el televisor, festejemos las fiestas con regalos y comidas abundantes, o nos vayamos de vacaciones para relajarnos un poco. Mueren jóvenes en nuestras calles, en los recitales, en las fiestas electrónicas, por el paco u otra droga, por el delito, por la bala perdida del perdido delincuente. Por el conductor borracho, por el hambre, la falta de saneamiento ambiental, por tóxicos en el medio ambiente o fábricas en mal estado. Mueren ancianos con jubilaciones de hambre y una salud no respetada.
En un país, donde la abundancia permitió llamarnos hace años “el granero del mundo”, nos hemos convertido en un país donde aquella abundancia es hoy la de las lágrimas de los familiares quebrados de dolor por pérdidas de seres queridos. Basta, basta, basta. Envidiemos sanamente a los países sudamericanos con bajo índice de pobreza, con buenos niveles de salud y educación. Copiemos su accionar, veamos porqué triunfan. Abandonemos la soberbia y sepamos comprender que esta barbarie debe terminar porque solo así se podrá comenzar a construir.
Cada uno de nosotros, comenzando por el Presidente de la República, debemos tener la grandeza de observar qué podemos hacer para mejorar nuestra Argentina. Porque todos nosotros, todos, así como están las cosas, estamos amenazados de muerte. Basta, basta, basta.

Te puede interesar