Jánuca y Navidad dos festividades coincidentes

Región 26/12/2017 Por
“Los que estamos aquí tenemos un tronco común que es, primero y principal, la trascendencia de Dios”, monseñor Frassia en la celebración de Jánuca en una sinagoga de Avellaneda.
JANUCA./ Gustavo Barceló enciende la vela de la última noche de Jánuca.
JANUCA./ Gustavo Barceló enciende la vela de la última noche de Jánuca.
MOISES VILLE (Por Marta Zinger). - Se encendió la última vela de Jánuca. Jánuca significa en hebreo: inauguración, volver a nacer. Navidad, en latín, Nativitas, nacimiento.
Son dos de las principales festividades religiosas milenarias, con diferencias en sus orígenes. Familias judías y cristianas, las celebran en el mes de diciembre, en fechas cercanas o coincidentes…, según el calendario de cada año (hebreo o gregoriano). Ambas festividades transmiten un mensaje de fe, fraternidad, paz, esperanza, en un mundo pluralista, más allá del credo, nos une nuestra propia luz interior. Navidad dura un día. La Janukiá donde se encienden 8 velas, una cada día, en la Fiesta de las Luminarias: Celebra la independencia judía de los griegos (helenos) y la recuperación del Templo de Jerusalem. Las dos iluminan con su luz el nacimiento, y el aceite bendecido que duró 8 días.
En las dos: luces visibles desde afuera en el candelabro y en los arbolitos y adornos de Navidad. En las dos: un milagro. En ambas: regalos, sobre todo para los niños. También las comidas: en una pan dulce, turrones, garrapiñadas, entre otras, y en la otra: “sufganiot”: torrejas de distintas formas o medidas, siempre frituras, por el milagro del aceite. Las dos, canciones: villancicos y cantos que exaltan la gesta macabea, ambas alaban a Dios.
Este año, desde el 12 al 19 del corriente se encendió cada vela en un lugar emblemático y significativo distinto: martes 12: Kadima; miércoles 13: Casa del Estudiante; jueves 14: Museo Histórico Comunal; viernes 15: Sinagoga Barón Hirsch; sábado 16: Sinagoga Brener; domingo 17: Geriátrico; lunes 18: Escuela Hebrea y martes 19: Plaza San Martín. Se leyó el mensaje del Padre Alberto Sanchís y Comunidad de la cuasi parroquia Nuestra Señora de la Merced: A la Comunidad Judía de Moisés Ville, les deseamos que siga brillando la luz de la dicha, la prosperidad y el amor, para que caminemos juntos. ¡Que estas fiestas sean motivo para renovar la vida que Dios nos regaló!. Especialmente invitado, encendió la octava vela Gustavo Angel Barceló, presidente comunal, quien, en su mensaje destacó la riqueza de la diversidad y la inclusión... que la luz ilumine a toda la comunidad y agradeció el obsequio de un solideo, kipá. El cantor Litúrgico Luis Liebenbuk recitó las bendiciones religiosas. La plaza, lugar de encuentro, donde se congregó la comunidad sin diferencias para festejar ambas fechas, y al mismo tiempo desear, Feliz Navidad y venturoso año 2018.



Te puede interesar