Soldano no se desespera

Deportes 26/12/2017 Por
Leer mas ...

De vacaciones en su lugar en el mundo, Sunchales, Franco Soldano, el delantero de Unión de Santa Fe que la rompió en el último semestre y es pretendido por varios -entre ellos River-, espera tranquilo y disfruta. Como cuando queda mano a mano con cualquier arquero de la Superliga y sólo piensa en definir sin mirar otra cosa que no sea el arco rival, afuera de la cancha no se deja llevar por tantos rumores de transferencia. Disfrutando de sus amigos y afectos en la capital nacional del cooperativismo, habló con los medios locales y en relación a su posible partida del Tate, remarcó que “uno trata de mantenerse al margen porque si uno tiene la cabeza en esas cosas, pierde el rumbo. Yo trato de ser respetuoso con la prensa: dar entrevistas cuando te va bien y te va mal. Pero siempre digo lo mismo: para las ofertas está mi representante: yo como jugador deberé elegir en su momento. Hoy debo jugar al fútbol y tratar de hacerlo bien, porque así llegará solito el momento de pensar en un progreso para uno”. Igual, el ex Bicho verde sueña con jugar en el Viejo Continente. “Ir a cualquier liga europea es un sueño. Yo soñaba jugar en Unión de Sunchales; jugar en Primera, algo que me dio Unión de Santa Fe. Y sueño con jugar en Europa”. Criado en Unión de Sunchales, Soldano se refirió a lo que es el Tatengue. “La verdad que uno le va tomando cariño y de a poco me voy haciendo también hincha del tatengue. Me dio la chance de jugar en Primera, de conseguir un ascenso inolvidable. Uno lo va guardando a Unión de a poco en un lugar del corazón, le agarra cariño a la gente que trabaja...conocía hinchas que son “enfermos” y te agradecen por ponerte esta camiseta. Te vas haciendo hincha, lo sigo en básquetbol también. La verdad que sí, soy hincha de Unión”. No obstante, el goleador del elenco de Madelón, tercero en la Superliga, también se ilusiona con jugar una Copa internacional con el elenco santafesino. “No tengo la desesperación de irme, somos plantel muy corto, hay muchos chicos. Nosotros tenemos un pacto grupal; primero era sacar puntos para zafar del descenso y darle una tranquilidad con el promedio al club. Lo que pasa es que subís en la tabla y la vas mirando...Cuando le ganamos a Defensa de visitante, quedamos arriba y Leo nos dijo en broma que le saquemos una foto a la tabla. Pasaron las fechas y estamos ahí. Claro que nos vamos ilusionando con una copa, Unión nunca la jugó. ¿Qué pienso a futuro?: que soy jugador de Unión”. Al mismo tiempo, contó una anécdota poco habitual para estos tiempos: “A mí me compran como refuerzo de un Federal A y llega a Unión. La verdad que más allá de entrenar, no jugaba en ningún lado. En Primera, ni ahí; la reserva de AFA también estaba armada con los pibes del club. Entonces un día lo encaré a Madelón y sin ponerme colorado le dije: “Leo, no me puede mandar a jugar a la Liga Santafesina, necesito hacer fútbol y moverme. No sólo que me dijo que sí, sino que me fueron a ver. Eso tiene este cuerpo técnico: están siempre encima de todos. Fueron dos partidos en Liga Santafesina y después empecé a tener más lugar en Primera. Es como que hicimos un quiebre los dos, el técnico y yo”. Por último, en cuanto a sus inicios, Franco afirmó: “Todo es cierto lo que se dijo. Yo venía con varios goles en Unión de Sunchales y fue Ricardo Pancaldo, por entonces entrenador de Libertad, el que le habló de mí a Luis Spahn y el presidente se la jugó solo. Lo que más me costaba, en cuanto a las diferencias, era la parte física, porque el fútbol es igual en todos lados. Eso sí, en los pisos de las canchas y en la calidad de las pelotas se notaba también”.

Te puede interesar