La suba en la tarifa de la EPE será del 35,5%

Locales 23/12/2017 Por
En realidad el aumento será escalonado. Desde diciembre rige un ajuste del 15,9% y en febrero se sumará otro de 19,6%. No habría más cambios en el cuadro tarifario por el resto del 2018.
FOTO SCS EXPOSICIONES. La audiencia pública en la sede del Nodo Santa Fe, en Recreo.
FOTO SCS EXPOSICIONES. La audiencia pública en la sede del Nodo Santa Fe, en Recreo.
Primero la mala noticia. Los usuarios de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) pagarán la energía con un aumento promedio del 35,5% a partir de febrero cuando se terminen de aplicar las subas escalonadas, según los informes que se brindaron ayer durante la audiencia pública convocada para analizar el pedido de incremento tarifario y que se desarrolló en el Centro Cívico de la Región 3 Nodo Santa Fe (en Recreo). La buena noticia es que no habría nuevos ajustes tarifarios a lo largo del 2018. 
La secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, expresó que “el pedido de aumento de la tarifa que daba al principio 15,8%, cuando se hizo el cálculo, va a impactar en un 12,9% aproximadamente en febrero para un usuario residencial”, lo cual constituirá “el único aumento pedido por la EPE para 2018. En abril de ese año, sumando el aumento nacional y el de la EPE, el incremento de la tarifa estaría en un porcentaje cercano al 33%”, añadió la funcionaria.
En relación al incremento para industrias y empresarios que adquieran energía en el mercado mayorista, Geese consignó que “no sabemos el impacto porque en esos casos compran directamente al sistema mayorista y el aumento dependerá de cada banda en la que estén comprando”, aunque consideró esa suba “no debería estar por encima del 40%, ya que la quita de subsidios afectó mucho al sector industrial en la primera parte” del proceso de actualización de tarifas. “El objetivo del Ministerio de Energía de la Nación es que a fines de 2019 se pague lo que realmente cuesta producir la energía”, señaló la secretaria de Estado.
Finalmente, recordó que “las audiencias públicas se hacen para informar y para que se entienda de dónde vienen todos los recursos que se consumen, lo cual es importante para saber cuidarlos”, concluyó.
Por su parte, el presidente del directorio de la EPE, Raúl Stival, destacó que “cuando solicitamos el 15,8% de aumento lo hicimos a partir de las tarifas vigentes en el mes de noviembre. Hay que recordar que Nación nos provocó un aumento en la compra de energía del 36% a partir del 1 de diciembre y eso se tradujo en que nuestros usuarios estén pagando un 15,9% más”.
“A partir de febrero ese incremento nacional es del 23%, que se va a traducir en nuestra tarifa en un 6,7%. Tanto el gobernador Miguel Lifschitz como la secretaria de Estado de Energía nos pidieron que ajustemos los números lo mejor posible para que distribuyamos el esfuerzo de los santafesinos”, agregó. “Si bien estamos pidiendo una actualización del 15,8% sobre la tarifa de noviembre, lo que se va a ver reflejado a partir del 1 de febrero va a ser un incremento del 12,9%”, aseguró el presidente del directorio de le empresa.
Stival aclaró que dichos porcentajes corresponden a las “tarifas promedio, mientras que en la tarifa social son mucho más bajos” y explicó que se ha “modificado la forma de los cuadros tarifarios para que realmente sean progresivos, es decir, que pague más quien más consume, para llevarlo a estándares internacionales y dar así una señal de ahorro de energía”.
“El 15,9% que corresponde a nivel nacional empezó a regir el 1 de diciembre, por lo que la factura con ese incremento le llegará a nuestros usuarios en febrero o marzo, dependiendo del lugar de facturación”, explicó.
En cuanto al sector industrial, indicó que se ha “hecho el mayor esfuerzo, como nos pidió el gobierno provincial, para que afecte lo menos posible teniendo en cuenta las importaciones y la caída de demanda y del consumo interno” que repercute en la industria.
Asimismo, Stival consideró que durante los meses de verano el servicio eléctrico “ha mejorado la calidad”, aunque admitió que hubo “algunos inconvenientes pero el más grave no fue responsabilidad de la EPE sino de Transener, por la salida de servicio de un transformador que provocó inconvenientes en buena parte de la provincia”.
En ese marco, señaló que “se ve la mejora en el servicio y seguimos trabajando para que los cortes sean cada vez menos y para que cuando se produzca un corte podamos reponer el servicio lo más rápido posible”.
Por último, el presidente del directorio de la EPE precisó que “el segundo indicador de calidad es el tiempo de reposición, para lo cual incorporamos vehículos, tecnología, herramientas y materiales, como por ejemplo la estación transformadora móvil que permite, ante una salida de servicio de un transformador de 132.000 voltios, poder reemplazarlo”.
Pasando en limpio, la tarifa de energía de la EPE aumentó a partir del 1° de diciembre un 15,9%, lo cual se pagará en las facturas de los dos primeros meses de 2018. Y a partir de febrero sufrirá un nuevo incremento del 19,6% (que surge de la suma del 6,7% por el mayor costo de la energía que compra en el sistema nacional y del 12,9% por mayores costos operativos propios por alza de salarios, insumos y plan de inversiones). 
De todos modos, el representante del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac), Juan Carlos Aviano, estimó que el aumento real en las facturas que pagarán los usuarios será del orden del 38%. 

Te puede interesar