Avanzan las gestiones para salvar Top Line

Locales 23/12/2017 Por
Un empresario de Rafaela está interesado en comprar esta fábrica de tapas de cilindro para motores que se encuentra paralizada en la que trabajan 17 operarios.
FOTO PRENSA UOM Parte del plantel de trabajadores de Top Line, en la planta del Parque Industrial.
FOTO PRENSA UOM Parte del plantel de trabajadores de Top Line, en la planta del Parque Industrial.
El secretario General de la UOM Seccional Rafaela, Roberto Oesquer, junto a integrantes de la Comisión Directiva del gremio se acercaron ayer a las instalaciones de la fábrica Top Line Engineering Argentina, que se encuentra paralizada a raíz de una grave crisis financiera y sin insumos para producir, para anunciarle a los trabajadores que un empresario rafaelino está interesado en la adquisición de la firma. 
“Se les informó a los trabajadores que el propietario de la empresa, Néstor Alberto, estuvo en la sede de la UOM Seccional Rafaela el pasado jueves y dejó dicho el nombre de un empresario de la ciudad de Rafaela que se encuentra negociando con él una operación de compra”, sostuvo el titular de UOM.
“La intención es que este empresario se haga cargo de la planta, porque él no puede más seguir por razones económicas y de salud. Entonces, hoy lo contacté a este empresario y me confirmó que sí, que tiene interés, que está negociando y que quiere avanzar en el tema la semana que viene”, afirmó Oesquer, quien remarcó especialmente que esta posibilidad no solo garantizaría la continuidad de la planta, sino también de los puestos de trabajo para los 16 empleados. 
Dedicada a la producción de tapas de cilindro para motores de competición, que desarrolló en conjunto con la Asociación de Corredores de Turismo de Carretera (ACTC), la empresa que tiene sus instalaciones en el Parque Industrial atraviesa desde hace años una compleja situación financiera que se agravó en los últimos meses. 
A partir de negociaciones con el Estado provincial, el Municipio y la propia UOM, la empresa garantizaba el pago de los salarios pero evitaba otros compromisos, incluso con el gremio metalúrgico. En este contexto, el propietario que reside en Buenos Aires comenzó a padecer problemas de salud que impidieron ocuparse de sus responsabilidades. 
La empresa adeuda la segunda quincena de noviembre y también la primera de diciembre en tanto que en pocos días debería abonar el medio aguinaldo, mientras los 16 trabajadores viven horas de angustia ante la incertidumbre por su situación. Además de la falta de pago de aportes patronales y sindicales también tiene un importante pasivo con proveedores. Así las cosas, la mejor salida es un traspaso de la empresa para garantizar su continuidad. 

ENTREGA DE BOLSONES
En este marco, la UOM le entregó a los 16 trabajadores de Topline bolsones para que tengan alimentos para este fin de semana y para pasar la Navidad, “ya que estaban a la deriva hace más de quince días, sin cobrar y sin tener dinero”.

Te puede interesar