El Presupuesto 2018 avanza en el Congreso

Nacionales 23 de diciembre de 2017 Por
Tras la aprobación de Diputados, el Senado lo convertiría en ley el miércoles

BUENOS AIRES, 23 (NA). - El Gobierno consiguió finalmente que el paquete de leyes económicas que envió al Congreso comenzara a avanzar, como quedó demostrado tras la aprobación en la Cámara de Diputados del Presupuesto 2018, que la semana próxima sería convertido en ley por el Senado.
Tras casi 13 horas de debate, la Cámara de Diputados aprobó en la medianoche de este viernes el Presupuesto 2018 con 165 votos a favor, 64 en contra y una abstención, y lo giró al Senado, donde se debatirá en comisión el próximo martes y se votará en la sesión que se realizará el miércoles a las 11:00.
El oficialismo logró alcanzar ese número al sumar los votos de los diputados del interbloque Argentina Federal (justicialista), del Frente Renovador y del bloque Evolución Radical que lidera Martín Lousteau.
Por el contrario, el Frente para la Victoria-PJ, el Movimiento Evita y el Frente de Izquierda rechazaron el proyecto tras calificarlo como un "presupuesto de ajuste y endeudamiento", mientras que la abstención fue de la sanjuanina Sandra Castro (Frente para la Victoria-PJ).
El Presupuesto 2018 proyecta un total de gastos corrientes y de capital para el año próximo de casi 3 billones de pesos, un crecimiento del 3,5% del PBI, una inflación promedio del 15,7% y un dólar a 19,3 pesos.
El temario de la sesión también incluyó la prórroga del impuesto al Cheque (que fue girada a la Cámara alta junto con el Presupuesto), la ley de Consenso Fiscal y la de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno.
Así, luego de haber conseguido la aprobación de la polémica ley de reforma previsional, cuyo debate estuvo rodeado por fuertes protestas y represión de las fuerzas de seguridad, la agenda de reformas y leyes económicas que el Gobierno envió para las sesiones extraordinarias se destrabó.
En Diputados, Cambiemos contó con el respaldo del justicialismo alineado mayoritariamente con los gobernadores, un sector que en el Senado -donde lo conduce Miguel Pichetto- tiene una representación mucho mayor, lo que le permite al oficialismo confiar en una aprobación final sin inconvenientes.
Esto es así porque el kirchnerismo, que en la Cámara baja tiene una presencia significativa, en el Senado cuenta apenas con ocho votos (incluyendo a la expresidenta Cristina Kirchner) mientras que el massismo y la izquierda no están representados.






Te puede interesar