Diputados convirtió en ley a la reforma previsional

Nacionales 20/12/2017 Por
El oficialismo logró aprobar el proyecto con el apoyo de diputados que responden a gobernadores peronistas.
FOTO NA DIPUTADOS. Tras larga sesión aprobó con lo justo la reforma jubilatoria.
FOTO NA DIPUTADOS. Tras larga sesión aprobó con lo justo la reforma jubilatoria.

BUENOS AIRES, 20 (NA). - En una sesión maratónica que estuvo signada por violentos incidentes en las inmediaciones del Congreso y multitudinarios cacerolazos contra la iniciativa en distintos puntos del país, el oficialismo logró hoy convertir en ley la polémica reforma jubilatoria. El tablero reflejó un ajustado triunfo del oficialismo con 127 votos positivos, 117 negativos y dos abstenciones, luego de casi 17 horas de debate, que tuvo duros cruces, chicanas, gritos y hasta un cacerolazo individual.
"Estos cambios generan incomodidad, pero son los necesarios", afirmó el presidente Mauricio Macri, una conferencia que ofreció durante la mañana en Casa de Gobierno para referirse a la reforma jubilatoria. La sesión se llevó adelante en el marco de una jornada de extrema tensión y violencia, que registró impactantes enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes en la las adyacencias del Congreso.
A diferencia de la accidentada sesión del jueves pasado, en la que Cambiemos había fracasado en sostener un quórum que apenas pudo verificarse durante algunos segundos, en esta oportunidad el interbloque Argentina Federal cumplió con las directivas de los gobernadores a los que representa y no retaceó el número que el oficialismo necesitaba para arrancar la sesión especial.
Por la noche, cuando ya se habían aplacado los disturbios, en distintas esquinas de la Ciudad se desarrollaron cacerolazos espontáneos, y en la madrugada de este martes cientos de personas se reagruparon en la Plaza de los Dos Congresos para continuar la protesta: también hubo manifestaciones frente a la Quinta de Olivos, en distintos puntos del Gran Buenos Aires y distintas ciudades del interior del país.
Luego de cinco horas de debate en base a cuestiones de privilegio formuladas por diputados de la oposición, que incluyeron numerosos mociones de orden (que no prosperaron) para frenar el debate, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, hizo sonar la sirena de largada al tratamiento de la reforma.
Pasada la medianoche, la jefa del bloque del Frente Renovador- UNA, Graciela Camaño, mocionó la vuelta a comisión de la reforma, pero Cambiemos se impuso y el planteo fue rechazado en la votación.

EL DEBATE
El miembro informante del oficialismo, Eduardo Amadeo (PRO), apuntó contra la oposición por haber caldeado los ánimos de la discusión a partir de una "enorme campaña de falsedades que ha generado angustia en mucha gente que cree que aquí va a salir una decisión que va a empeorar su nivel de vida".
El diputado macrista recalcó que la fórmula de movilidad jubilatoria que se pretende erradicar, que combina la evolución de los salarios con la tasa de recaudación, "no es sustentable y por lo tanto amenaza el destino de millones de jubilados y pensionados".
En su larga exposición, Amadeo objetó la actual fórmula de movilidad, a la que definió como "inestable porque está sujeta a los vaivenes inciertos de la recaudación", y reivindicó el criterio propuesto por el oficialismo para actualizar de manera trimestral (actualmente es semestral) los haberes en base a la inflación, "como utilizan todos los países del mundo".
En cambio, la diputada del Frente Renovador Mirta Tundis cuestionó la modificación que permitirá que los trabajadores puedan extender optativamente su vida laboral activa hasta los 70 años. "Es antipático quitarle el haber, la comida a los jubilados sabiendo que también les quitaron los medicamentos", lamentó Tundis, que acotó que "lo único bueno que tiene esta ley" es que los aumentos pasan a ser trimestrales.
A su turno, el jefe del bloque Evolución Radical, Martín Lousteau, cuestionó el funcionamiento actual del sistema previsional y criticó la reforma propuesta por el Gobierno al sostener que "los jubilados no tienen ninguna responsabilidad de las cosas que la política no supo discutir a tiempo".
Luciano Laspina (PRO) destacó que la formula propuesta "protege mucho más a los jubilados de los vaivenes de la inflación" dado que otorga una movilidad cada tres meses y le da al sistema previsional una garantía de que lo que está escrito se va a poder pagar".
En tanto, Axel Kicillof (FpV-PJ) apuntó contra los representantes de Cambiemos que "se pasaron años diciendo que las jubilaciones eran bajas" y que "ni bien tuvieron oportunidad presentaron una ley que las va a bajar más".
"Devuelvan el impuesto a la riqueza que sacaron ustedes. Devuelvan el impuesto a las mineras que sacaron ustedes. El déficit lo provocan ustedes y es producto de que les han perdonado impuestos a los ricos. Gobiernan para los ricos", sentenció el ex ministro de Economía.
El diputado del bloque Justicialista Diego Bossio se diferenció de la postura de su bancada, y respaldó la fórmula actual que su momento, cuando era titular de ANSeS, le había tocado defender. "Quiero rescatar la libertad en nuestro bloque a la hora de opinar", ponderó, y destacó que la ley vigente es considerada "buena para millones de argentinos que nunca la cuestionaron".
En tanto, el macrista Fernando Iglesias cargó contra el "club del helicóptero trosco-kirchnerista-reciclador" (en alusión al Frente de Izquierda, FPV y Frente Renovador),y aclaró que "esto no es el 2001" y que "no van a poder" voltear al Gobierno como hace 16 años. "No somos la alianza. No vuelvan más, no el peronismo que puede volver sino los del club del helicóptero porque la gente quiere paz y no la violencia, quiere democracia y no patota y quiere un Gobierno y no una mafia", remató. 





Te puede interesar