Elevan a la Legislatura provincial el proyecto para una reforma tributaria

Locales 06/12/2017 Por
Los ministros Saglione y Farías dieron los detalles. También anunciaron que incluye modificaciones tributarias sobre Ingresos Brutos e Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural, los que aumentarán entre un 25% y un 30%.
FOTO IP CONFERENCIA DE PRENSA../ La encabezaron los Ministros Saglione y Farías
FOTO IP CONFERENCIA DE PRENSA../ La encabezaron los Ministros Saglione y Farías
En la mañana de ayer, los Ministros de Gobierno, Pablo Farías y de Economía, Gonzalo Salgione, anunciaron que se elevará a la Legislatura consiste en una reforma tributaria, que en la reunión plenaria de este lunes de la Comisión de Sistema Tributario Provincial, permitió aunar consensos con entidades de la producción, que están debidamente trasladados al proyecto de ley.
Saglione señaló que “estas modificaciones son en consonancia con lo suscripto entre el gobierno de Santa Fe, otras 22 provincias argentinas y el gobierno nacional, en el marco del Consenso Fiscal firmado el pasado 16 de noviembre. Y resultan del trabajo realizado durante todo el año con las entidades de la producción”.
Las modificaciones tributarias, que propone la provincia para 2018, refieren a impuestos sobre los Ingresos Brutos y al Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural. El proyecto no contempla modificaciones al impuesto Automotor y tampoco a Sellos.
* Eliminación de alícuota diferencial: Respecto de Ingresos Brutos se propone la eliminación desde el 1 de enero de 2018 de lo que se llama la alícuota diferencial a los contribuyentes de extrañas jurisdicciones: “Aquellos que teniendo actividad comercial, productiva en general, en la provincia de Santa Fe pero no tienen aquí su domicilio tributaban una alícuota mayor hasta este momento".
* Ley de Pymes: El proyecto de ley establece la prevalencia de lo que se llama Ley Pymes. Por ello, todas las Pymes van a pagar igual o menos que lo que venían pagando en términos de Ingresos Brutos hasta el momento”.

* Por sectores económicos: El proyecto de ley persigue el objetivo para el sector industrial de que la alícuota se encuentre igual o por debajo de los máximos establecidos en el consenso fiscal firmado con Nación
Como resultado de lo planteado, se deduce que:
* 12.752 contribuyentes del sector industrial van a ver disminuida su presión tributaria, en forma directa.
* 2.561 contribuyentes van a pagar la misma alícuota que venían pagando, que en muchos casos es del 0% en la provincia de Santa Fe, pero que van a beneficiarse por la eliminación del concepto que tenía la jurisdicción en otras provincias y en consecuencia, la disminución de la alícuota de la parte que pagan por lo que venden a otras provincias.
* 12.135 contribuyentes del sector industrial mantendrán la situación hoy vigente. De ese total, 12.068 contribuyentes, es decir el 99,45% seguirán pagando 0%, es decir que no pagan impuestos sobre los Ingresos Brutos.
* En el sector agropecuario, si bien el consenso fiscal firmado con Nación establecía una alícuota máxima de este impuesto del 1,5% para 2018, se acordó que siga sin tributar el impuesto sobre Ingresos Brutos.
* El sector construcción mantiene la alícuota vigente para la actividad propiamente dicha, que es del 2%, pero se reduce la alícuota para todos aquellos contribuyentes que prestan servicios conexos a la construcción, que hasta el momento venían pagando el 3,3%, el 3,6% o el 4,5% según la categoría de contribuyente por el tamaño de facturación. A partir de la propuesta pasarían a pagar el 3%, reduciéndoseles la alícuota.
* En comercio y servicios se mantienen las alícuotas vigentes, a pesar de que los índices fijados en el Consenso Fiscal son superiores, y solo se aplica la alícuota de este Consenso para los algo más de 60 contribuyentes santafesinos que son grandes comercios. A ellos se les establece la alícuota del 5%. En tanto, se plantea como necesario para poder mantener los beneficios a todos los demás contribuyentes que están por debajo de la alícuota fijada por el Consenso Fiscal del 5%. Los que pagan 3,3%, 3,6% y 4,5% van a seguir igual.

IMPUESTO INMOBILIARIO RURAL
El ministro expresó que “se propone un aumento progresivo de entre el 25% para las categorías de menos valor fiscal y del 30% para las más altas”.
También se dispone la creación de un coeficiente o factor de convergencia que se aplica solo para aquellas partidas cuyos valores catastrales están muy distorsionados con respecto al valor medio del sector. “Esto apunta al objetivo de empezar a corregir, muy gradualmente, las inequidades que tiene el Impuesto Inmobiliario a su interior, que lleva a que dos propiedades que tienen el mismo valor de mercado no estén pagando lo mismo una que la otra”, amplió.
“Si bien la solución definitiva a esto podría alcanzarse una vez acordados los nuevos valores catastrales, como no está vigente la ley en cuestión, empezamos a dar un primer paso en el 2018 con la introducción de este factor de convergencia que solo aplica a aquellas partidas que tienen distorsión relativa en sus valores, es decir que la mayoría no va a tener incorporado el factor de convergencia”, adelantó Saglione.
Por otra parte, el titular de la cartera económica indicó que para este impuesto se propone la reducción de los porcentajes que actualmente aplican en concepto de adicional a los grandes propietarios rurales: “Hoy hay dos categorías adicionales. Para determinados contribuyentes el adicional es del 80%, esto se reduce al 60%; y en otros contribuyentes en los que el adicional es de 120%, esto se reduce al 100%. Es un camino gradual mediante el que empezamos a reducir estos adicionales al propietario rural”.
La consecuencia de la combinación de los tres elementos -aumento entre el 25% y el 30%, factor de convergencia y la reducción del adicional a grandes propietarios rurales- significa que el 45% de las partidas del Impuesto Inmobiliario Rural van a tener aumentos de menos de $ 50 por mes, un 29% va a tener aumentos mensuales de entre $ 50 y $ 208; y solo el 26% de las partidas, va a tener un aumento superior a $ 208 por mes”.

IMPUESTO INMOBILIARIO URBANO
En este caso se aplica el mismo criterio metodológico que para el Inmobiliario Rural: un aumento progresivo del 25% para las menores categorías, para las categorías intermedias del 28% y para las propiedades de alto valor, que implican alto poder adquisitivo del propietario, un aumento del 30% sobre el impuesto 2017; y un coeficiente de convergencia que solo se aplica a aquellas partidas que tienen valores relativos distorsionados.
“Como resultado de estos dos elementos, Saglione dijo que “en 2018, el 71% de las partidas van a tener aumentos menores a $ 33 por mes” y solo el 8% de las partidas, que se corresponden con propiedades de alto valor, “van a tener aumentos mayores a $ 125 mensuales”.

Te puede interesar