Barbero: “nos faltó suerte y recambio para poder clasificar”

Deportes 04/12/2017 Por
Leer mas ...
Ver galería FOTO J. BARRERA EN LA OPINION. Maximiliano Barbero realizó un balance positivo de su primer ciclo como técnico de 9 de Julio.  FOTO ARCHIVO INOLVIDABLE. El día en que Barbero y sus muchachos le ganaron a Colón en Santa Fe.
1 / 2 - FOTO J. BARRERA EN LA OPINION. Maximiliano Barbero realizó un balance positivo de su primer ciclo como técnico de 9 de Julio. FOTO ARCHIVO INOLVIDABLE. El día en que Barbero y sus muchachos le ganaron a Colón en Santa Fe.
Luego de no haber podido lograr la clasificación a la segunda ronda del Federal B, Maximiliano Barbero, que está muy cerca de abrochar su continuidad para el próximo año, realizó un balance del 2017 que está finalizando en su visita a LA OPINION. Y las conclusiones fueron altamente positivas, ya que en el segundo semestre se lograron resultados muy importantes para el club. “Tomo el año de una manera muy positiva, donde algunos objetivos se pudieron concretar. Creo que el equipo mostró un poco la idea de juego que pregonamos en la mayoría de los partidos, que es la de jugar bien al fútbol y tratar bien la pelota. Excepto algunos partidos, se generaron muchas situaciones de gol y a mi forma de ver, redondeamos un buena temporada. Quizás merecíamos un poco más, porque hubo muchos partidos donde no merecimos ni empatar ni perder. Y esa cuota de suerte que siempre se necesita en el fútbol no estuvo a favor nuestro”, relató el joven entrenador en el inicio de la charla.
-Maxi, ¿cómo viviste tu primera experiencia como entrenador de un Federal B?
-Estoy contento porque en líneas generales tuvimos un buen año, teniendo en cuenta que en 9 de Julio iba a ser una experiencia algo difícil porque había que soportar viejas heridas. Se trata de un club grande de Rafaela, con mucha exigencia y muy nombrado en el ascenso. Me parece que hemos cumplido con creces como cuerpo técnico, pero también hemos cometido algunos errores, como siempre. Mientras trabajas en el fútbol, ya sea como técnico o jugador, algunos errores siempre se cometen. Así que debemos tratar de aprender de esos errores, seguir perfeccionándonos para que el margen de error sea cada vez el mínimo.
-¿Y qué errores decís que cometieron?
-Son cosas internas o cuestiones que uno a veces comete, como ser algún cambio que por ahí no salió bien o el armado del equipo en algún que otro partido. No son grandes equivocaciones, pero fueron errores que nos costaron caro. El técnico también hace lo suyo. Cuando se hace un cambio, en vez de mejorar al equipo lo hace retroceder, por ejemplo. Pero creo que fueron más las virtudes y los aciertos que los errores. Y sirve para tenerlo en cuenta de cara al futuro.
-En cuanto a la elección de los refuerzos, acertaron en la mayoría porque todos han cumplido.
-En este aspecto hemos acertado y tomado buenas decisiones, y es un mérito de todos, no solamente mío sino también del resto de mi cuerpo técnico y de los dirigentes, que han hecho el esfuerzo de contratarlo. Es muy importante no equivocarse a la hora de elegir los refuerzos, y más teniendo en cuenta que el objetivo del club a principio de año era mantener la categoría, armar y mantener una base de jugadores del club, donde se habían alejado varios. Después, la idea era aspirar a algo más y creo que eso se fue cumpliendo y a su vez, los refuerzos han cumplido de muy buena manera.
-¿Y quiénes te gustaría que puedan continuar?
-Creo que son varios, pero dar nombres ahora no me parece adecuado, ya que estaría siendo egoísta con otros jugadores. Cuando llegue el momento se tendrá que comunicar la situación. Son muchos los que han cumplido con creces y los que se han ganado un lugar y un respeto en 9 de Julio como para seguir trabajando un año más. Así que ni bien cerremos lo nuestro y lo del cuerpo técnico para continuar, ahí van a salir a la vista los nombres que seguirán en el club y los que podrán llegar a venir. Pero todo depende de cuándo esté por comenzar el próximo Federal B.
-El problema es que no hay nada concreto y hay que retenerlos.
-Si, hay mucha incertidumbre con respecto a este tema. Algunos dicen que puede empezar a fines de febrero o mitad de marzo el próximo Federal B, uno antes del Mundial y después otro. Y otros dicen que va a arrancar directamente después de Rusia 2018. Pero son solamente suspicacias que hacen que en los jugadores y técnicos tengan mucha incertidumbre de cara al futuro, haciéndose imposible casi trabajar porque no es lo mismo un presupuesto para armar un equipo de Liga que uno del Federal.
-En defensa y en ataque se estuvo a la altura, aunque quedó demostrado que en el mediocampo es donde faltó un poco de recambio, siendo el talón de Aquiles del equipo.
-Tu visión es acertada, y hemos hablado esto con los dirigentes. Y a veces las ideas se comparten, y otras no. Pero para haber peleado un poquito más, quizás hemos necesitado algún recambio más en la zona del medio. Y cuando sucede que los jugadores bajan el nivel y no tenés el recambio en buen nivel, es complicado tratar de suplir esa falencia. Pero el objetivo de la institución era mantenerse, se armó un buen equipo pero nos faltó ese plus ante lesiones, fatigas o suspensiones como para tener recambio y llegar a la última fecha con alguna posibilidad de clasificación.
-¿Sentiste que se dejó escapar la clasificación en la derrota en el Coloso ante Rivadavia?
-Esa caída fue un golpe muy grande, porque estábamos segundos, expectantes y dependíamos de uno mismo. Pero en los últimos 5’ del partido pasamos a estar en la quinta posición en el torneo y ya no depender de sí mismo, agigantando la fuerza de un rival que sí se preparó para clasificar. A su vez, no hicimos un buen partido, tampoco Rivadavia, pero la diferencia la dio ese fallo arbitral que quedó evidenciado (una infracción a Kevin Acuña en la jugada que desembocó en el 2 a 1). No es una excusa, pero hasta ese momento el trámite era chato y ninguno de los dos había propuesto más, siendo el empate lo más justo que hubiese pasado. Pero son esas pequeñas diferencias que te llevan a perder puntos que a la larga terminan siendo claves.
-En realidad, el elenco venadense fue tu karma y tu sombra negra, ya que también los eliminó de la Copa Santa Fe.
-Si bien el grupo estaba mentalizado en el Federal B, sabíamos que ese torneo provincial era una motivación para todos. Pero fue muy duro haber quedado afuera. Igualmente, los dos partidos de la Copa ante Rivadavia, en ningún momento el ‘9’ fue superado. Tampoco mereció haber perdido el segundo partido y empatado el primero. Si hubiésemos sido un poco más certeros a la hora de definir, ya que en ambos partidos tuvimos una gran cantidad de situaciones de gol, a lo mejor la serie hubiese tenido otro final, a favor nuestro, y más teniendo en cuenta que el que nos esperaba era Atlético, ni más ni menos. Por ese motivo, en esos dos partidos no me quedé ni preocupado ni caliente porque el equipo demostró que había hecho buenos partidos, excepto ese encuentro ante ellos entre semana por el Federal, donde ahí si fuimos superados.
-Antes hiciste referencia a los malos arbitrajes que han perjudicado a 9 de Julio, como lo sucedido en San Jorge, que no te dieron un penal, o en Rosario, que no te cobraron un gol lícito. Pero a la larga, esos fallos terminaron costando puntos que te hubiesen dado la clasificación.
-Si, seguro. Nosotros, en nuestro momento cumbre, que empezó en San Jorge, hasta el minuto 42 del segundo tiempo éramos punteros de la zona justificados. Si bien después cometimos un error táctico que nos costó el empate, a partir de ese momento empezamos a sufrir algunos fallos arbitrales en contra que nos perjudicaron y complicaron el andar futbolístico del equipo. Eso también influyó un poco en la cabeza del jugador, aunque parezca que no, al igual que en el cuerpo técnico. Porque se hace mucho sacrificio durante la semana y que te pasen esa clase de cosas es feo. Me parece que hemos sentido ese simbronazo de 2 o 3 partidos en la cual los arbitrajes nos han perjudicado. No me gusta mucho hablar de este tema, pero a la larga siempre influye.
-¿Te sorprendió que ninguno de la ciudad haya clasificado?
-Creo que si, porque Ben Hur, con la campaña que había realizado el año pasado y los refuerzos que trajo, se había armado para pelear la clasificación. Y el “9” tenía otros objetivos, aunque gran parte del certamen fue protagonista. Pero los dos equipos que han avanzado a la próxima instancia son los dos que mejores presupuestos tienen y más jugadores profesionales tienen. Eso marca una tendencia o una realidad. El resto tiene planteles cortos, y al final de cuenta, por más que la zona fue pareja y que se resolvió faltando dos fechas, te terminan marcando la diferencia.
-Le diste 3 grandes alegrías al hincha juliense este año. Primero, haberle ganado ese histórico partido a Colón, y luego los dos clásicos ante Ben Hur, donde ya hemos hablado y mucho. ¿Con cuál de esos momentos te quedás?
-Si vos te ponés a analizar desde principio de año, uno se propone ganar siempre los clásicos, porque es lindo y la gente y uno mismo lo disfruta. Son partidos aparte y un premio extra que te da el torneo. Y fue importante haberlos ganado, en nuestra cancha y en la de ellos, porque le dio mucha confianza al grupo y al cuerpo técnico. Fueron 2 alegrías muy grandes para el hincha. Pero creo que histórico es lo de Colón, que va a quedar grabado en la retina de todos los julienses y en la mía especialmente. A medida que pasan los días, la gente te reconoce eso en las calles. Y ahí uno se pone a ver y a sentir la magnitud de lo que se logró ese 22 de julio inolvidable. Fue un momento muy lindo y especial, que el hincha juliense, como los jugadores y nosotros, y los dirigentes se olvidarán jamás.
-De hecho, hasta hoy, esa fue la única derrota oficial de Colón, ya que marcha invicto en la Superliga.
-Si, es algo que se está charlando y destacando entre los amigos y conocidos. Colón está invicto en el semestre pero tiene una mancha negra llamada 9 de Julio, que lo eliminó de la Copa Santa Fe. Es lindo para nosotros saber que hasta el momento, el único que le pudo ganar sea el ‘9’. Pero se ve que ese momento también le sirvió a Colón para cambiar la forma de jugar o de enfrentar los partidos, siendo ahora uno de los protagonistas en Primera. Hace aún más grande nuestra hazaña en el Cementerio de los Elefantes.
-Ahora, la idea de los hinchas, de los dirigentes y la tuya es la de continuar siendo el técnico de ‘9’ en 2018.
-Como lo dije desde un principio, creo en los procesos largos, de 2 o 3 años donde uno va generando la identidad de juego y el jugador se va familiarizando con el trabajo y la idea. Sería muy importante poder continuar un año más en el club y poder ratificar lo hecho este año y mejorarlo también. La intención de todo es la de continuar con este proyecto. Creo que el año fue bueno y restan algunas charlas como para terminar de definir algunas cuestiones que no pasan por lo económico, sino con el armado del plantel y el cuerpo técnico. Ojalá se pueda acordar todo y así continuar dándole más alegrías a la gente.
-¿Habrá algún cambio en el cuerpo técnico?
-La intención es que Matías Massari continúe como asistente y el profesor Agustín Giorgi en la preparación física, al igual que José Porcel como entrenador de arqueros. Me han dado una mano muy grande, pero el que no continuaría por razones laborales es Diego Gianotti, que por su profesión se le hace casi imposible estar en los entrenamientos y ya no pudo estar en los últimos partidos. Así que conjuntamente con la dirigencia deberemos buscar un reemplazante. En relación a que si voy a seguir vinculado también al cuerpo técnico liguista, si ambos torneos empiezan paralelamente, la idea es que otra persona se haga cargo del equipo de la Liga y analizaremos con la dirigencia quién podría llegar. Y si los torneos se dan como este año, pretendemos dirigir en la Liga también hasta que comience el Federal y ahí si, dividir las aguas.

Te puede interesar