A fin de mes cierra el bar “Los Santiagueños”

Se trata de uno de los primeros boliches que comenzó a funcionar en la ciudad. Según el artista local Oscar “Petiso” Pautasso, este emblemático bar, ubicado en Chacabuco y Viamonte, comenzó a funcionar hace unos 120 años.
FOTO LT28 RADIO RAFAELA PARROQUIANO./ Leyendo LA OPINION en el bar "Los Santiagueños".
FOTO LT28 RADIO RAFAELA PARROQUIANO./ Leyendo LA OPINION en el bar "Los Santiagueños".

En los últimos días de este mes de diciembre, cierra sus puertas el bar “Los Santiagueños”. Es, tal vez, el más antiguo de la ciudad de Rafaela que se encuentra ubicado en intersección de calles Chacabuco y Viamonte.
Hasta el día de hoy sigue siendo un lugar de encuentro de nostálgicos con deseo de compartir un momento agradable, disfrutando de un ajenjo, de una partida de cartas o de la lectura del diario.
El histórico inmueble de barrio San Martín conserva su fachada original. Es “una vieja casona que responde al estilo propio de las construcciones de principios de siglo XX y cuyos pisos de madera aún se mantienen”, explica el Diario LA OPINIÓN de nuestra ciudad.
Además, este diario también explica la función del Club Independiente.

GENESIS DE
INDEPENDIENTE

La historia del bar de Viamonte y Chacabuco está ligada también al nacimiento del Club Independiente. Según el aporte realizado por Oscar “Petiso” Pautasso, la entidad (fundada el 17 de marzo de 1917) vio la luz en una pequeña “piecita”, al lado del legendario boliche.
Allí, un grupo de muchachos se reunió para formar un club, al que originalmente llamaron “Invencible”. En el patio del bar se empezaron a realizar algunas prácticas deportivas, y hasta festivales bailables. Según se cuenta, los resultados adversos, derivaron en una prematura ruptura del grupo.
Pero don Atilio Farinoli, acompañado por algunos entusiastas que de ninguna manera estaban dispuestos a dejar de lado el proyecto original, caminó una cuadra y media -hacia el oeste- por calle Chacabuco y, en el 501, decidió fundar el Club Independiente, exactamente en el mismo lugar donde hoy sigue vigente.

HISTORIA DE
LOS SANTIAGUEÑOS

Se trata de uno de los primeros boliches que comenzó a funcionar en la ciudad. De hecho, según el informe elaborado por el artista local Oscar “Petiso” Pautasso, con motivo de una exposición que reunió a una serie de retratos de históricos inmuebles, entre ellos el de “Los Santiagueños”, el bar comenzó a funcionar hace unos 120 años.
Entre las principales singularidades del lugar, cabe agregar que si bien fue recibiendo distintas denominaciones, siempre fue utilizado con esta finalidad. Entre los dueños anteriores aparecen apellidos como Formento, Trucco, Garrone, Sarmiento y Fermín Herrero, el dueño que terminó bautizando al lugar con el nombre que conserva en la actualidad.
Entre las anécdotas del lugar, vale la pena destacar los premios de truco que se organizaban allí durante los primeros años de funcionamiento. La particularidad es que se trataban de torneos propios, que no dependían de los famosos campeonatos organizados por Ben Hur en los diferentes barrios de la ciudad, con lo cual demuestra la importante convocatoria que se producía en el lugar.
En la actualidad, se conforman amenas mesas donde se juega al “tute”, a la “loba” y también al truco, mientras se toman algunas bebidas como ginebra, caña (fundamentalmente por la mañana), vino, cerveza y ajenjo (por la tarde). Pero en ningún momento se sirve café.
En una nota del diario LA OPINIÓN del 6 de mayo pasado se informaba sobre la venta del inmueble donde funciona este emblemático bar rafaelino:
http://diariolaopinion.com.ar/noticia/9575/se-vendio-el-bar-los-santiaguenos.

Te puede interesar