El 50,3% de la comercialización de vehículos se realiza de varias formas

Automotores 28/11/2017 Por
Leer mas ...

BUENOS AIRES, 28 (NA) - El 50,3% de los vehículos cero kilómetro patentados en los primeros diez meses del año se comercializó a través de algún tipo de financiación, según un informe de la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (ACARA).
Entre enero y octubre se comercializaron a través de una prenda financiera 387.162 unidades, de los cuales 374.943 fueron autos livianos que representaron el 50,1 del total de los patentamientos y pesados que con 12.219 unidades representaron el 55,2%. Según el Informe Financiero del Sector Automotriz que publicó ACARA, en octubre del total de unidades patentadas 38.798 tuvieron financiación por parte de las automotrices o de terceros que representó el 50,1%. De ese total, 38.798 fueron vehículos livianos, con una participación del 49,8% y 1.467 pesados con un 60,8% del total de unidades patentadas.
Según la participación en patentamientos totales acumulados hasta octubre de este año, según el informe el 48,7% de las operaciones se concretó al contado, el 50,3% mediante algún tipo de prenda, y el 1,4% mediante el sistema de leasing. De acuerdo con las estadísticas de ACARA, y según el tipo de financiación que eligen los usuarios, el 47% de los compradores lo hace por medio de una terminal de ahorro, el 33% por una financiera de marca, el 16% por medio de los bancos y el 1% a través de una financiera.
La entidad bancaria que más participación tuvo en las ventas financiadas en octubre fue el ICBC, con el 47% de los patentamientos, 19% lo hicieron a través del Santander Río y el mismo porcentaje con el banco HSBC. Con porcentajes menores le siguen el Banco Francés, con 4%, y el Ciudad con el 2%, mientras que otro 9% lo hicieron con distintos bancos. 
La participación por marca en patentamientos por planes de ahorro fue encabezada por Volkswagen, con el 25,8%, y le siguieron  Fiat, 21,7%; Renault, 13,1%; Ford, 12,2%; Chevrolet, 11,4%; Peugeot, 9,1%; Citroën, 3,3%; y Toyota, 2,3%.

¿TAXI ROBOTS?
PARIS, 28 (AFP-NA) - 22 de noviembre de 2028. Sara, una joven madre, deja a sus dos hijos en el coche sin conductor que los llevará a la escuela. Este robot-taxi eléctrico le facilita la vida, pero altera la de los fabricantes de automóviles.
Sara no tiene coche y no tiene previsto comprarse uno. Vive en las afueras de París, y ha llegado a la conclusión de que le resulta más práctico y más barato reservar un taxi sin conductor con su teléfono móvil cuando necesita un vehículo. Esta historia no es ciencia ficción. Todos los fabricantes de coches vaticinan la llegada del coche autónomo, eléctrico y conectado. Una revolución que los lleva a transformarse en proveedores de servicios de movilidad y que amenaza la supervivencia de quienes no se adapten a ese cambio, en un momento en el que nuevos actores tecnológicos como Google, Apple o Tesla entran en la industria automotora.
A principios de año, la compañía alemana Daimler, fabricante de los Mercedes, anunció que iba a colaborar con la empresa tecnológica Bosch para poner en circulación coches autónomos desde el inicio de la próxima década. Ante la contaminación del aire, los atascos y la presión de China, que reclama vehículos más limpios, todas las empresas del sector tienen proyectos similares.
La alemana Volkswagen presentó a finales de 2016 Moia, su marca de servicios de movilidad. "Aunque no todo el mundo sea propietario de un coche en el futuro, queremos que, con Moia, todos puedan ser clientes de nuestra empresa de una forma u otra", explicó el director ejecutivo de la compañía, Matthias Müller.
Su rival francés PSA, heredero de los talleres Peugeot fundados a principios del siglo XIX, también insiste en el desarrollo de servicios de movilidad como los vehículos compartidos. Con su marca Free2Move, la empresa se instaló en Estados Unidos a principios de octubre.

Te puede interesar