Economía provincial

Editorial 21/11/2017 Por
La actividad económica provincial se encuentra en recuperación.

Aunque por una muy pequeña diferencia, de apenas un 0,2% entre julio y agosto, el índice de este último mes mostró una variante positiva en favor de la actividad económica de la provincia de Santa Fe. De tal modo, en los primeros ocho meses del año el acumulado estaría en el orden de 1,4%, un indicador mucho más interesante, de acuerdo a las estadísticas y mediciones que lleva adelante el Indicador Compuesto de la Actividad Económica de Santa Fe. Se recuerda además, pues sirve como antecedente más cercano, que entre agosto de 2016 y agosto de 2017 la expansión fue de 2,9%.
En agosto, la más reciente de las mediciones difundidas, las variaciones mensuales positivas se produjeron en seis del total de las series, mientras que las once restantes crecieron en términos interanuales. A tono con la reducción inflacionaria registrada durante el lapso referido, en las más recientes mediciones hubo mejoras en las actividades relacionadas con las variables monetarias de manera directa.
Encabezando posiciones aparecen las ventas en los supermercados con una suba en agosto de 3%, si bien cabe destacar que todavía siguen por debajo en -2,4% del mes de agosto de 2016, es decir, aunque se está remontando la cuesta aún falta bastante por llegar al nivel anterior.
En cuanto a los salarios reales presentaron tasas del 0,9% mensual y 6,9% interanual, lo cual fue acompañado por los puestos de trabajo formales, que fueron de 0,2% y 1,6% respectivamente. En cuanto a la demanda laboral, uno de los aspectos centrales, lamentablemente se mantuvo dentro de indicadores negativos con una tasa de -1,5% mensual y -4,3% interanual.
Pasando al rubro tributario de la provincia, los mismos registraron  un alza mensual positiva de 0,4% mensual y 8,4%  en la comparación interanual. Situación que verifica simultáneamente en los recursos de recaudación provincia como aquellos que provienen de la coparticipación nacional.
El consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte creció 3,1% en agosto y pasó a contabilizar 5,3% por sobre agosto de 2016. En cambio cayó el consumo de gas por parte de la industria en un 4,8% mensual, aunque conserva un alza de 6,1% en la confrontación interanual. De igual manera se comportó el consumo de energía eléctrica, pues cayó -01% en el mes aludido pero mantiene un aumento interanual de 1,9%.
Cambiando de rubro y pasando a la molienda de oleaginosas, una actividad de peso en la provincia, experimentó una baja de 2,3%, aunque de todos modos se mantiene positiva en 4,1% en los términos medidos hacia agosto del año pasado. La faena de ganado bovino y porcino cayó 0,7% con relación al mes anterior de julio, pero conserva 3,3% positivo en el año.
Una suba que es también de alto valor para el análisis del comportamiento de la economía es el consumo de cemento, el que creció un tibio 0,4% en agosto, pero en cambio lleva un acumulado de 12,4% en los pasados 12 meses. La mayor demanda de cemento da cuenta del crecimiento de la industria de la construcción en todos sus sectores, lo cual resulta muy positivo por la condición reactivadora que tiene esta actividad, impactando no sólo en lo laboral y comercial, sino también en las inversiones que la gente y en especial el sector público vienen haciendo en la materia.
Otro indicador de significación es el patentamiento de automotores, pues muestra la inversión en esta clase de bienes por parte de la población, habiendo tenido una baja mensual de 1,7% en agosto, pero sosteniendo una variación positiva del 24,5% en el último año, constituyendo la marca más alta en tal sentido. En igual sentido aparece la maquinaria agrícola, un sector que refleja la situación del campo, principal reactivador a nivel nacional y de gran impacto en nuestra provincia, pues si bien estuvieron -04% en agosto, en cambio en el año llevan una expansión de 57,8%, siendo la mayor de todos los rubros, ya que hubo momentos de muy elevado nivel de producción y ventas, no teniendo mayor significación este pequeño retroceso del octavo mes del año.
En resumen, la variación interanual del ICASFE se ubicó en 2,9%, manteniéndose por sobre las bandas de confianza delineadas en torno al crecimiento de largo plazo.
Otra buena noticia fue difundida el viernes por el IPEC santafesino: el Indice Provincial de Actividad Industrial (IPAI) presentó en el segundo trimestre de 2017 un aumento de 20,8% con respecto al mismo período del año previo. 




Te puede interesar