Buscando un equipo

Deportes 14 de noviembre Por
Leer mas ...

Todavía quedan resabios de la presentación en Moscú pero Jorge Sampaoli, ya ha dado vuelta la página para aprovechar estas horas con un plantel con el que recién se va a reencontrar en marzo, cuando se dispute un partido amistoso ante los italianos, 3 meses antes del comienzo de la Copa del Mundo. En el apuntador del técnico nacido en Casilda, figuran muchos más nombres resaltados con verde que con rojo y este método de calificación, le otorga certezas al momento de construir una proyección a corto plazo.
Según ese informe, no habría descartados, aunque, las oportunidades no serían abundantes en los casos, por ejemplo, de Eduardo Salvio, Alejandro Gómez y Giovanni Lo Celso; sin embargo una de las lecturas a partir de la confirmación del equipo para jugar hoy ante Nigeria, permite inferir que el ex jugador de Central, cuenta con algo más de crédito por sus características y también por integrar de momento, el equipo más poderoso de las ligas europeas como el PSG. La otra columna, la de los aprobados, tiene en primera posición a Matías Kranevitter, que tuvo una participación destacada ante los rusos, en su rol de volante central más retrasado y también a su compañero de fórmula, Enzo Pérez, que se prodigó de manera silenciosa y medular como para permanecer en el staff principal, pese a la gran competencia que tiene en ese puesto donde tanto Ever Banega y Lucas Biblia, pueden desempeñarse con mayor experiencia e historia dentro del equipo nacional, dejando para el final de ese examen, a Germán Pezzela, tan sobrio como eficiente en la posición de último hombre de la defensa.
Como corolario, resulta procedente citar dos casos de hombres emblemáticos de la historia contemporánea de nuestra selección: Javier Mascherano, hoy quedará a tan solo dos partidos de igualar el récord de Javier Zanetti, el de mayor asistencia en la historia del equipo mayor y Sergio Agüero; desde la llegada de Sampaoli los dos perdieron sustentación, al menos, en el lote de los prioritarios a punto tal, que fueron relegados al banco en las eliminatorias, decisiones que los dejaron desamparados y sin los fueros que otorgan los años de citaciones y desafíos.
Ambos se quedaron en el podio de lo más potable que ofreció el combinado albiceleste en la noche de Rusia y si bien, nada está dicho como modelo final, recuperaron terreno en varios aspectos.

CON MARCHESIN Y DYBALA
El partido ante Las Águilas, un viejo conocido de Argentina, que compartió por ejemplo el mismo grupo en el mundial de Brasil y que ahora dirige el alemán Gemot Rohr, se jugará en Krasnodar, poderosa ciudad del Sur de Rusia que será una de las sedes de la cita mundialista, le dará continuidad al proyecto de Sampaoli para poner a prueba alternativa válidas.
Sergio Romero, auténtico dueño de puesto, pasará a ocupar un rol poco frecuente, será uno de los suplentes permitiendo dicha disposición del técnico, la oportunidad de ver en el arco a Agustín Marchesìn. El ex portero de Lanús, que actualmente se desempeña en América de Méjico, había sido convocado en 2010 por Sergio Batista como 3er arquero para un partido amistosos jugado frente a España y unos años más tarde, Gerardo Martino, también lo reclutó reemplazando a Mariano Andújar por lesión en el plantel que disputó la Copa América en Estados Unidos 2015, pero sin llegar a participar con lo cual, el de hoy, será el debut a los 29 años del jugador nacido en San Cayetano provincia de Buenos Aires.
Una prueba imprescindible, a pesar que son pocos los que discuten a Chiquito Romero, el increíble caso de un arquero de selección y no de clubes, un dato esclarecedor en ese sentido, resulta de las estadísticas del jugador misionero desde 2009 a la fecha; desde que Diego Maradona lo hiciera debutar en la Selección Mayor en 2009 a la fecha, lleva jugados 93 partidos, en ese mismo período, lo hizo en 166 ocasiones en todos los clubes en los que militó hasta ahora, Sampdoria, Mónaco y Manchester United.
La apuesta de Sampaoli por lo tanto, conlleva la responsabilidad de confirmar el sucesor de semejante legado si por motivos de salud o de sanción, Romero debe dejar un puesto del que solo se apartará cuando él lo decida.
El partido frente a Nigeria a jugarse desde las 13.30 hora de nuestro país, carecerá del brillo y la trascendencia que le otorga como valor agregado Lionel Messi; si bien se alegó una carga muscular, antes del viaje a Rusia, se sabía que no se alistaría en esta ocasión como parte de un acuerdo con Barcelona para no saturarlo de viajes y partidos en los que ya pocas conclusiones (ninguna) se pueden sacar de su presencia.
Tal ausencia, le dará al entrenador la chance de probar sistemas y matices que pondrá en los pies de Paulo Dybala, quien hasta aquí estuvo desencontrado con el Rosarino, inhibido seguramente, por ofrecer perfiles similares en cuanto a los lugares de mayor gravitación en los que se mueve según los esquemas de turno.
Dybala también estará observado especialmente ya que ha jugado muy poco en este ciclo y porque se espera del cordobés, un mayor compromiso y atrevimiento que lo perfile para el Mundial como parte virtuosa de una renovación, que parece tener cierta pereza para presentarse con autoridad de recambio.

Te puede interesar