Nueva ubicación para tradicional Escribanía

Región 13 de noviembre Por
La tradicional Escribanía Remondino, a partir de hoy funcionará en San Martín 209, esquina José Ingenieros, apenas 100 metros al Oeste de la ubicación en la que funcionó en los últimos años.
FOTO F. MELCHIORI// NUEVO LOCAL./ El edificio en el que desde hoy atenderá Escribanía Remondino. ANDRES REMONDINO./ El escribano que en la actualidad está al frente, es nieto del iniciador, Orestes Remondino.
FOTO F. MELCHIORI// NUEVO LOCAL./ El edificio en el que desde hoy atenderá Escribanía Remondino. ANDRES REMONDINO./ El escribano que en la actualidad está al frente, es nieto del iniciador, Orestes Remondino.
SUNCHALES (De nuestra Agencia). -  Los Remondino  son una familia de escribanos que han continuado la senda trazada por el iniciador de esta tradicional Escribanía, Orestes Remondino, que lleva más de ocho décadas de plena actividad, habiendo sabido conquistar la confianza de sunchalenses y habitantes de la región a través de un trabajo eficiente y honrado. Tras el retiro del fundador, quedó al frente su hijo Horacio, y al retirarse este, en la actualidad el responsable es su hijo Andrés.
Precisamente con él dialogamos con motivo de este traslado a una nueva ubicación, con el afán de  ofrecer mayor comodidad a sus clientes.
En relación a esta nueva etapa que inicia la Escribanía destacó que siempre "estamos en el barrio, hace ya varios años que teníamos el proyecto y la necesidad de contar con un lugar un poco más adecuado, acorde a los tiempos que corren, más cómodo y más amplio. 
"Este es un proceso de crecimiento y el crecimiento va poniéndote pautas de trabajo, y va imponiendo necesidades, se dio esa oportunidad para más o menos estar en el barrio y cubrir los requisitos y exigencias que la profesión me pone".
Cuando le señalamos que tal vez el iniciador no soñaba con una proyección como la que está teniendo ahora, remarcó que "quizás cuando me vio recibido sí, él ya vislumbraba un largo camino por recorrer después de él; quizá cuando el comenzó a trabajar  jamás hubiera imaginado que la Escribanía fundada por él se iba a prolongar por 83 años más brindando servicios a la ciudad y a la región, como lo estamos haciendo actualmente".
Evocó los inicios y señaló que "cuando abrió la Escribanía ni siquiera SanCor estaba, la cooperativa láctea se fundó cuatro años después. Sunchales era un 'terrón de tierra', pero el abuelo con mucha visión de futuro, fe, espíritu de sacrificio y ganas de hacer se instaló acá, y esos valores es lo que nos transmitió, un legado de trabajo.
Le apuntamos que es lo que hizo su papá hasta hace poco tiempo, y Andrés asintiendo enfatizó que "papá  sigue viniendo, sin días, sin horarios, y digamos que es su válvula de escape".
Consultado acerca de la posibilidad de que algunos de sus hijos - tiene tres- muestre la inclinación para continuar la actividad familiar, como los mayores están en el secundario, todavía no demuestran inclinación pero, optimista, manifestó "vamos a darle un poco más de tiempo".
Andrés hace ya 17 años que está conduciendo la Escribanía.
En cuanto a la actividad en general hizo saber que " actualmente hubo un repunte bastante importante por el lado de los créditos hipotecarios, por otro lado salió la habilitación, casi en simultáneo de varios loteos que estaban ahí, al salir, y de a poco se está retomando el tema de loteos, inmuebles rurales de vez en cuando y casas es algo que suele darse".
En otro pasaje puso de relieve que "en parte seguimos atendiendo clientes que a veces me dicen que los atendió mi papá, y otros mayores, mi abuelo, me honra tener gente que ha seguido la misma trayectoria que nosotros y sigue confiando en nosotros".
Por último y dirigiéndose a la clientela remarcó "quiero agradecer la elección de nuestros servicios y fundamentalmente la confianza depositada en nosotros, que es un poco el combustible espiritual que nos impulsa a mejorar y a aggiornarnos".

Te puede interesar