Balagué: "una amonestación o una suspensión no tiene demasiado sentido"

Locales 12 de noviembre Por
La Ministra de Educación de la Provincia de Santa Fe habló sobre el video que se viralizó de una alumna insultando a la profesora. Indicó que las sanciones siguen vigentes, y que son acciones "reparadoras del daño", como pintar un salón. "Lo que nosotros no queremos es que los chicos se expulsen de la escuela", porque "nunca estar fuera de la institución educativa va a ser bueno".
La ministra de Educación de la Provincia, Claudia Balagué, dio su punto de vista respecto del video que se viralizó la semana pasada, en donde una alumna de nuestra ciudad insultaba a su profesora. 
En diálogo con "Hoy y mañana" (LT28 1470 Mhz, lunes a viernes de 16 a 19), fue consultada sobre las situaciones de violencia en las aulas. La funcionaria provincial indicó que "hay investigaciones a nivel internacional que indican que la convivencia en la escuela es parte de la calidad de educación. Y ese es un foco muy fuerte". 
Cuando se le mencionó el caso en particular, indicó que "hay que ver cómo actuó el resto de los chicos. Si tuvieron una actitud de burla o de hacer reflexionar a la compañera. Todo el trabajo del aula en general tiene que contribuir al trabajo del docente, por supuesto. Un trabajo con las familias, que siempre hay que acompañar. Y esta reflexión y la idea de que este tipo de actitudes no son las que corresponden. Tenemos que dialogar y entender con cada uno de los estudiantes". 
"Las escuelas trabajan esto permanentemente en los Consejos de Convivencia pero por supuesto, que no es ajena a situaciones de falta de respeto y violencia social, que también vemos todos los días en los adultos. Esta reflexión es muy importante porque el ámbito educativo tiene que servir también para esto", agregó. 
Cuando se le preguntó si se podía sancionar (amonestaciones, suspensiones) o siempre se debía dialogar, Balagué respondió: "no hay una anulación de las sanciones. Los directivos pueden hacerlo, lo mismo que los docentes. Lo que siempre tendemos es que las sanciones sean reparadoras del daño. Una amonestación o que no vaya el alumno por 3 días a la escuela, no tiene demasiado sentido. Sí si imponemos una sanción reparadora: que tenga que trabajar comunitariamente en su barrio, que pinte un salón. Son cosas que se pueden aplicar y que de hecho se hace en muchas escuelas. Ese es el ejemplo que tenemos que dar: que todo lo que hemos hecho mal lo podemos reparar de alguna manera. También debería ser un ejemplo para los adultos". 
"Lo que nosotros no queremos es que los chicos se expulsen de la escuela. Sacarlos nos genera otro problema a la sociedad. No tener chicos incluidos, en bandas delictivas. Nunca estar fuera de la institución educativa va a ser bueno. Pero eso no quiere decir que dentro de la institución educativa no tengamos que hacer muchas cosas para que los chicos cambien esas actitudes. De hecho, las escuelas hacen mucho en ese sentido. La educación tiene que propender al trabajo contracultural, contraviolento, que no se respeta al otro. Desde la Educación podemos hacer mucho", concluyó. 

Te puede interesar