Ahora los investigadores Martí y Apullán son los “investigados”

Policiales 10 de noviembre Por
AFRONTAN TRES DENUNCIAS INTERNAS EN EL MPA. ARIETTI, PULLARO Y CORRAL, LOS DENUNCIANTES
Pullaro

Es la metáfora del "boomerang" este nuevo capítulo de la saga que nos tiene atrapados, desde el 9 de octubre último, día en que por primera vez en la historia un jefe policial de Rafaela, Adrián Rodríguez, fuera detenido acusado de delitos que hasta el día de hoy no fueron revelados ni imputados, quedando en el camino la realización de tres fallidas audiencias imputativas, y sobre todo saber a ciencia cierta de qué se lo acusa a Rodríguez.
No todo termina allí. Para sorpresa de muchos ahora los investigadores pasan a ser los investigados.
Es decir que los fiscales “que se cortaron solos”, Roberto Apullán y María Laura Martí, que se “atrevieron” a seguir adelante con la imputación del jefe policial Rodríguez y que hasta tuvieron la “audacia” de pedirle al juez Nicolás Falkenberg la intervención del teléfono celular del propio Ministro de Seguridad de la provincia, ahora corren el riesgo no solo de ser apartados de la investigación porque ya lo fueron a partir del 12 de octubre -dice el jefe de los fiscales santafesinos Carlos Arietti-, sino que para Apullán y Martí ahora se inicia una nueva y áspera etapa, con peligro de sanciones, suspensión o destitución en el cargo, donde peligra hasta su propio futuro en la Fiscalía Regional I, luego de que ayer recibieran tres denuncias que describiremos a continuación.

TRES DENUNCIAS
Ahora, según publicó en la víspera El Litoral de Santa Fe, la Auditoría General de Gestión del Ministerio Público de la Acusación a cargo de María Cecilia Vranicich, analiza tres denuncias contra los fiscales Apullán y Martí.
La primera presentación contra Martí y Apullán fue promovida por el fiscal regional Carlos Arietti, por entender que ambos realizaron acciones en la causa de Rodríguez, cuando la investigación ya había sido reasignada a otro fiscal. La segunda la presentó el intendente de Santa Fe José Corral, cuestionando la metodología utilizada para allanar las oficinas del municipio local “a sólo ocho días de las elecciones”. La tercera (no llegó aún al despacho de Vranicich), es la que impulsa el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, por presumir que fue “ilegal o irregular” la intervención a su teléfono celular.
Así, Vranicich inició una investigación administrativa sobre los dos fiscales a raíz de las tres presentaciones en su contra.
Recordamos que los dos fiscales fueron “reubicados” en otras Unidades Fiscales, y en consecuencia, desvinculados de investigaciones que lograron alta resonancia pública, como la de las horas extras de la policía (Horas Ospe), la del presunto cohecho que involucra al exjefe de la policía rafaelina, Adrián Rodríguez; y la de las presuntas irregularidades administrativas en la municipalidad de Santa Fe.

SANCIONES
El procedimiento que lleva adelante Vranicich, puede derivar en sanciones leves o severas para los fiscales.
Según la funcionaria, “Hay tres presentaciones. La primera del fiscal Regional Arietti el 26 de octubre donde me pone en conocimiento de que eventualmente, los fiscales Martí y Apullán estarían tomando intervención en una causa en la que particularmente ya no podrían intervenir porque no estaría a su cargo, y que es la causa de Adrián Rodríguez. Recibí esa presentación de Arietti, solicité ciertas medidas preliminares, y estoy a la espera de que me manden todos los antecedentes”, señaló.
Ahora, le corresponde a Vranicich un análisis de admisibilidad de cada presentación, siendo el plazo máximo de dos meses. Y luego hay dos meses más para investigar.
Si termina siendo una falta administrativa leve, el poder disciplinario lo tiene el Fiscal Regional y puede ser por ejemplo un apercibimiento o una multa.
Ahora, en cuanto a las faltas graves, según la ley, el auditor puede pedir desde la suspensión en el cargo por treinta días sin sueldo, hasta la destitución.

"MERECEMOS UNA
EXPLICACION"

Romeo Díaz Duarte, abogado de Adrián Rodríguez, manifestó por radio LT 10 de Santa Fe que "merecemos una explicación".
El pedido se debe a que al exjefe de la Unidad Regional V de la Policía se lo acusa de cometer el delito de cohecho pasivo para lograr con el  visto bueno del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, ascensos en el escalafón policial.
No obstante, el letrado aclaró que "no sabemos qué se le imputa porque nunca tuvo audiencia".
"Del acuerdo no me consta nada", comentó Díaz Duarte a Todo Pasa y agregó que "Rodríguez nunca acordó nada con nadie".
Asimismo, el abogado contó que se fijó una fecha para mediados de este mes "pero no es por el presunto cohecho sino que por la causa de las Horas Ospe".

“NO SABIA”
Pocas horas después de que el ministro de Seguridad de la Provincia,  Maximiliano Pullaro, presentara una denuncia penal para que se investigue la intervención a su teléfono oficial, el juez Nicolás Falkenberg brindó las explicaciones de cómo se sucedieron los hechos.
En declaraciones realizadas al programa Todo Pasa de radio LT 10, el magistrado aseguró que los fiscales solicitaron intervenir cinco líneas en el marco de la investigación que se venía realizando sobre irregularidades en el pago de horas extras a los policías y que insistieron en que necesitaban el aval de manera urgente.
"Nunca supe que una de esas líneas pertenecía a un alto funcionario político", dijo Falkenberg en relación a Pullaro. En este sentido, aseguró desconocer si los fiscales sí estaban al tanto de esta información. "Si ellos sabían, debieron informarlo", insistió el magistrado.
Esto no significa que el teléfono de un funcionario político no pueda ser intervenido. Pero en ese caso "se hubieran tomado recaudos" debido a los alcances institucionales que una medida semejante pudiera tener.
Las conversaciones fueron entre Pullaro y autoridades del Ministerio Público de la Acusación -el fiscal regional Carlos Arietti y el fiscal general Jorge Baclini-, e incluso una llamada con el gobernador Miguel Lifschitz.

“CUSTODIA A
MI FAMILIA”
El ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, reveló días atrás que después de 23 meses de gestión, tuvo que poner custodia personal a toda su familia a raíz de la "reforma policial profunda" que viene llevando a cabo desde que asumió el gobierno de Miguel Lifschitz, publicó La Capital.
"Esos (a los que refirió como los sectores oscuros) saben qué hacen mis hijos, a qué escuela van, saben todos los movimientos de mi familia. Por eso, después de 23 meses de gestión, tuve que ordenar una custodia para mi familia, ya que esos tipos llevaron adelante todos mis pasos", señaló Pullaro.
Asimismo, el titular de la cartera de Seguridad admitió que ese hecho lo "golpeó" porque tuvo que modificar el ritmo habitual de su estructura familiar. Sin embargo, aseguró: "No nos van a frenar estas operaciones berretas, si cometieron un delito penal los vamos a tener tras las rejas".
"Muchos operativos cayeron de manera inexplicable, parece que me leían la mente o tenían la varita mágica. ¿Quiénes fueron los que filtraron los audios a diferentes medios de Santa Fe para golpear la política pública que llevamos adelante?", se preguntó de manera retórica Pullaro.

Te puede interesar