Cerró Galería Arhus

Información General 09 de noviembre Por
La siguiente nota fue enviada al Diario con formato para la sección Cartas de Lectores, siendo publicada de esta manera e incluso con ilustración, debido a la importancia del tema.
GALERIA ARHUS. Parte importante de la cultura de la ciudad. FOTO ARCHIVO
GALERIA ARHUS. Parte importante de la cultura de la ciudad. FOTO ARCHIVO
Hace unos días pasé por calle Belgrano, me detuve frente a la puerta de Arhus y la miré largamente con nostalgia... no estaba ya, una propaganda de Carlos Alonso, Russo, Cincioni, Ocampo, Errecard, Prada, Ludueña o Supisiche, aquellos grandes pintores que nos visitaron y nos deleitaron a todos los que gustamos de estas manifestaciones artísticas. Esto fue una parte de la dilatada trayectoria de este " templo de cultura rafaelina".
¡Solo quedaba de todo aquello, un estudio jurídico! No conozco las razones, pero las presumo. con algunos de mis amigos, hemos comentado este hecho, muy penoso para nosotros, y sobre este tema quiero detenerme un poco.
Pienso que Juan Carlos merece que lo respetemos, por todo lo que hizo, cuántos jurados integró, dejando tal vez, sus
múltiples ocupaciones, y lo hizo con profesionalismo, con amor, y sobre todo "desinteresadamente". Las muestras que visitaron nuestra ciudad, con artistas de buena parte del mundo ofreciendo lo mejor de sus trabajos, en un ambiente cálido donde se congregaba numerosa concurrencia. Decir que la galería de Arte Arhus, se constituyó en una de las más importantes del país, no es ninguna novedad, y que además Juan Carlos, se constituyó en un "marchand", tan reconocido que hasta integró, durante algunos años el Consejo Directivo del Fondo Nacional de las Artes, algo casi inédito en la ciudad.
Los rafaelinos tenemos por costumbre olvidarnos rápidamente de los hombres que dejan huellas imborrables, no sé, pareciera que las cosas gratas, los momentos importantes de ciudadanos importantes, pasan rápidamente al olvido.
Pienso que nunca es tarde para reconocer que este rafaelino  se brindó a todos, sin pedirnos nada, y esto es innegable.
Tal vez, en algún momento, un grupo de amigos, en torno a una mesa cordial, estaremos diciendo ¡gracias, Juan Carlos!*

* El autor de la nota se refiere a Juan Carlos Deambroggio, fundador de Galería de Arte Ahrus, y dueño de una exquisita sensibilidad para las manifestaciones artísticas.

Te puede interesar