Big Data puede cambiar ecuación de la lechería

SUPLEMENTO RURAL 09 de noviembre Por
TAMBOS ECOLOGICOS
FOTO CLARIN LYONS./ Trabaja en tambos de Australia.
FOTO CLARIN LYONS./ Trabaja en tambos de Australia.
El tambo es una actividad que exige como pocas estar alerta en permanente, porque el mínimo descuido puede derrumbar los litros por vaca y así la rentabilidad. Nicolás Lyons, argentino que desde hace 8 años trabaja en Australia y actualmente coordina la adopción de tecnologías para tambos, cuenta cómo aplican modelos de recolección e interpretación de datos a diferentes escalas.
"Hay un montón de tecnologías disponibles para tambos, hoy las más adoptadas tienen que ver con cosas que automatizan la actividad, pero mirando hacia el futuro tienen que ver con tecnologías que ayudan a manejar mejor el establecimiento, recolectan datos, permiten mejores decisiones, por ejemplo sistemas de detección de celo, robots automáticos de ordeñe, monitoreo de cantidad y calidad de leche", explicó Lyons.
"Se estima que un 80% de los datos que se toman en lechería no se usan, por eso hablamos de la necesidad de pasar de precisión a decisión, de convertir en información esos datos y mejorar la rentabilidad", agregó.
A partir del programa que están desarrollando desde el gobierno australiano, Lyons cuenta cómo en una primera etapa podrían acceder y procesar datos de 3000 tambos, lo que representa unas 800.000 vacas en ordeñe, o sea la mitad del rodeo de Australia.
Y concluyó: "Tenemos que lograr que los datos crucen la tranquera y lleguen al resto de la cadena". (Fuente: clarín.com, 01/11/2017).

Te puede interesar