En la cuerda floja

Locales 08 de noviembre Por
Leer mas ...
Decir que el ministro de Seguridad de la provincia Maximiliano Pullaro, al frente de una de las áreas más sensibles y comprometidas, hoy se encuentra en la cuerda floja tras la difusión de las escuchas telefónicas sobre el "caso Rodríguez", en realidad es quedarse corto.
La situación en que quedó el ministro tras la difusión de sus dichos en escuchas telefónicas es realmente seria, y además difícil de explicar o de encontrarle justificaciones. Es que, cuando se dan casos como este, de tanta contundencia, las aclaraciones prácticamente están de más, aquí no hay malentendidos, ni fuera de contexto. Es más, lo que dice Pullaro aclara varios de los puntos oscuros que tenía todo este procedimiento del alejamiento de Rodríguez como jefe de Policía de Rafaela.
"No hay uno que sea bueno", dijo Pullaro sobre los comisarios jefes policiales, admitiendo luego que el fiscal Carlos Arietti -otro que había estado a cargo de la Fiscalía Regional aquí en Rafaela- le había prometido no detener a Rodríguez hasta después de las elecciones del 22 de octubre. Otra falta realmente grave, que suma más alteraciones a lo que se supone como plano institucional.
Numerosas son las llamadas de Pullaro que fueron grabadas, todas incriminatorias sobre la gravedad del episodio. ¿Quién las grabó? Lo que queda en evidencia es la fortísima interna existente y el escaso control que existe sobre las fuerzas policiales.

Te puede interesar