Los desafíos para vender más al mundo

Locales 06 de noviembre Por
Leer mas ...
Cada 6 de noviembre se conmemora el Día de la Exportación en Argentina, una fecha que busca realzar el espíritu de las empresas que comercializan sus productos y servicios fronteras afuera, con la ayuda de un ecosistema de profesionales especializados, instituciones y organismos públicos. Ganar mercados externos es un enorme desafío que requiere persistencia, estrategias adecuadas y claro está, inversión, sin tener certezas de que al final del camino habrá recompensas. Y muchas veces la pelea se da contra viento y marea por circunstancias de la macroeconomía global o caprichos de la política nacional.
En este escenario, el debate por la competitividad del sector privado y sus capacidades para disputar espacios en el comercio internacional se ha revitalizado a partir de los proyectos de reforma laboral y fiscal que impulsa el gobierno nacional. De esta nueva matriz que se busca formatear a partir de un proceso participativo dependerá si el país crea mejores condiciones para promover las exportaciones y revertir el déficit de comercio exterior que se registra en la actualidad. 
Al respecto, en el primer semestre de 2017, el total de exportaciones alcanzó a USD 28.046 millones y representó un incremento de +0,7% respecto a igual período del año 2016, según datos del INDEC. De acuerdo a un reporte de la consultora Economía & Regiones, la región pampeana -en la que se encuentra la provincia de Santa Fe y obviamente, Rafaela- aportó el 75,1% del valor total exportado, con un incremento interanual del +0,7%.
En resumen +0,7% crecieron las exportaciones totales con respecto al primer semestre de 2016, sin embargo, se encuentran un -19% por debajo del primer semestre de 2014.
Actualmente, el "fuerte" crecimiento de las importaciones en un contexto de estancamiento de las exportaciones genera un "significativo" deterioro del frente externo, por lo cual este año la balanza comercial podría cerrar con un déficit de USD 6.000 millones, según un reciente informe de la consultora Ecolatina.
Los desafíos para modificar el perfil de comercio exterior de la Argentina definen deberes y obligaciones tanto para el sector público como para el privado. En cierta medida, se centran en modernizar la legislación impositiva y laboral, generar estrategias de promoción de exportaciones por sectores, establecer mecanismo de financiamiento a bajo costo -una tarea propia del sistema bancario en conjunto con el Estado- y por el lado de las empresas, invertir, innovar y buscar la mayor competitividad posible.  
En tanto, en la última semana el Gobierno puso fin a la obligación de liquidar divisas por exportaciones, al derogar una
serie de normas relativas al mercado de cambios que imponían plazos para efectuar esa operación. La decisión se tomó a través de un decreto publicado el pasado jueves en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
En mayo de 2012, el Gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner había impuesto un plazo de 30 días para la liquidación de divisas en el mercado financiero, pero el año pasado, Macri decidió prorrogar de manera gradual ese lapso de tiempo, para ubicarlo en cinco años; ya en enero último, el plazo se extendió a 10 años.
En este marco, la Casa Rosada resaltó que "a partir de fines de 2015, el Estado Nacional estableció nuevas normas cambiarias, redefinió su ordenamiento y liberó el mercado en cuanto a las restricciones imperantes".
Por ese motivo, afirmó: "resulta pertinente adecuar la normativa vigente relacionada con el mercado de cambios a las
nuevas circunstancias que se dan en la materia, a fin de mejorar la competitividad de las exportaciones argentinas, flexibilizar las condiciones de financiamiento y mejorar la previsibilidad financiera".


Te puede interesar