9 de Julio dejó pasar el último tren

Deportes 06 de noviembre Por
El León igualó 1 a 1 como local ante Juventud Pueyrredón y quedó virtualmente eliminado. Aglieri abrió la cuenta para la visita y empató Cardelino de tiro libre.
(Darío Gutiérrez, Redacción LA OPINION). - En los partidos que más lo necesitaba, 9 de Julio no pudo hacerse fuerte de local. Le pasó con Rivadavia, cuando perdió, y ayer frente al colista Juventud Pueyrredón, donde el empate fue como una derrota.
El final del partido, un tanto caldeado dentro y fuera de la cancha, reflejó una cadena de tragos amargos de las últimas semanas, entre arbitrajes perjudiciales y oportunidades perdidas por falencias propias. Lo cierto, es que el equipo entregó todo, fundamentalmente en el segundo tiempo, pero no le alcanzó para vencer a un adversario que muy posiblemente termine perdiendo la categoría.
Se le hizo cuesta arriba el primer tiempo al equipo dirigido por Maximiliano Velazco. Después de un arranque de estudio, con los dos equipos intentando acomodarse más allá de que lo único que le servía en lo previo era la victoria, una distracción en el fondo lo dejó abajo en el marcador. En el minuto 10 Facundo Pons peinó la pelota y dejó solo a Aglieri, que se filtró entre los centrales y quedó cara a cara con Maina para fusilarlo y poner las cosas 1 a 0.
Por momentos con poca precisión, pero tratando de forzar el trámite, el local se adelantó en el campo. Un par de encuentros por la izquierda entre Origaen y Funes amagaron con marcar el camino. Por el medio, el que ponía la pelota contra el piso era Aguilar, que tomaba la posta en la generación de juego.
Fue justamente el volante mixto juliense el que encarando por el medio, después de un enganche, recibió infracción a unos 23 metros del arco, bien recto al marco. Allí se paró con decisión el Hueso Cardelino, que con mucha precisión hizo pasar la pelota por sobre la barrera para que sorprenda al arquero Escobar, que nada pudo hacer.
Sin embargo, no aprovechó el envión anímico el León. No pudieron enchufarse en el partido tanto Góngora como Funes, mientras que Tarasco estaba absorbido por los centrales visitantes.
El equipo de Venado Tuerto mostraba las limitaciones naturales de un equipo que no pudo ganar en el torneo, pero de a ratos lo complicaba.
El 9 de Julio del complemento mostró una actitud mejorada. Mayor decisión para pararse en campo rival, con mejor participación de Góngora en el costado derecho y encontrando descargas en las proyecciones de Acuña. Asimismo, Cardelino pasó al medio y Canavesio al fondo, dándole más presencia al sector central.
De tal modo empezaron a generarse situaciones. Un remate del movedizo Origaen que se fue cerca del travesaño y la más clara, un centro de Velazco de la izquierda y Aguilar, solo entrando por el medio del área, le dio apenas alto.
Pero pasaban los minutos y por lógica consecuencia se empezó a gestar cierta impaciencia. Barbero colocó a Muñoz por Góngora, aunque no hubo mayor desequilibrio en los últimos metros. Y más cerca del final, Chingolani ingresó para intentar ganar de arriba, por Cardelino.
En un tramo final que se hizo un tanto cortado, igualmente el León tuvo una última oportunidad neta en un amontonamiento dentro del área, donde el remate de Velazco se estrelló en el travesaño.
Fue empate y el "9" quedó a seis puntos de Rivadavia -el segundo del grupo- con seis en juego, un rival con el que además pierde en el desempate entre los partidos entre sí. Sólo le quedaría la alternativa de un múltiple empate en el segundo puesto, pero para ello tiene que perder los dos partidos Rivadavia y que sume 4 puntos Ben Hur (también podría sumarse PSM si gana los 2 encuentros), pero fundamentalmente ganar los 2 partidos el León. Casi imposible.

Te puede interesar