Cierre de activades del CIC vivido con gran emotividad

Región 01 de enero Por
PILAR
PILAR (Por Rubén Pietrobón).-El jueves 19 de diciembre próximo pasado se llevó a cabo en un marco de indescriptible emotividad el cierre oficial de actividades 2013 del Centro Integrador Comunitario (CIC) de Pilar y el acto de graduación de los distintos niños, adolecentes y mayores que participaron de los talleres que en el se brindan, así como del Centro de Alfabetización de Adultos (CAEBA) Nro. 185 que allí funciona.
Es objetivo del CIC lograr una mayor y mejor integración a la sociedad, brindándose fundamentalmente a las personas en mayor riesgo social, con problemas psicosociales o cualesquiera otro que le produzcan inferioridad de condiciones de integración y desarrollo, profundizando así el progreso y promoviendo los recursos de la población en pos de los más necesitados.
Los talleres que funcionan para obtener esos objetivos son: Cocina, Panificación, Tejido, Telar, Atesanías, Repostería, Pintura, Albañilería, Electricidad, Carpintería, Soldadura, Manualidades, Gimnasia, Recreación, Reciclado de Residuos Secos,Lavadero Automático, entre otros. Cabe señalar que si por su problemática los asistentes al CIC pueden ser en un principio reacios a la actividad social, la mayoría termina participando de varios talleres a la vez.
Las actividades no sólo son educativo-laborales, con las cuales se busca que los partícipes puedan acceder a un empleo digno, sino también recreativas, participando el CIC Pilar de encuentros con similares y otras instituciones fuera y en la localidad de eventos de divertimentos y de crecimiento mutuo.
También se cuenta con un comedor nocturno al cual acceden niños de los colegios primarios de la localidad hijos de familias de pobre situación económica. Es importante resaltar que en él colaboran como mozos participes de talleres que se brindan expontáneamente. Y que con las madres de esos niños se realizan talleres sobre alimentación, salud, enfermedad, higiene y cuidado de los niños.
Es destacable el cariño y esmero con que se prestan profesionales y asistentes que reciben por ello exigua remuneración o directamente lo hacen por vocación. Todo esto es coordinado por la titular del Area Social de la Comuna de Pilar, Lic. Mónica Garnero, con la colaboración de la Lic. Mariela Klug de ese mismo área.
El CIC obtiene recursos para su propio funcionamiento a través de prestaciones a la comunidad como los del Lavadero de Ropa Automático “Espumita”, alquiler de sillas, vajillas, manteles y caminos de mesas, utensillos todos que se han podido comprar con ganancias que generan sus actividades.
Al terminar el evento, ante la emoción de los egresados del CIC, tras recibir cada uno su certificado oficial y demás distinciones por los logros obtenidos, en nombre de todos ellos, con entrecortadas palabras y algunas lágrimas en los ojos, leyó párrafos de agradecimiento en nombre de sus pares Jorge Luna.

Te puede interesar