Bonafede ratificó su bloque unipersonal en el Concejo

Locales 12 de diciembre Por
“Son visiones diferentes de una gestión” dijo el Concejal a este Diario. Y agregó: “cuando se forma parte de un bloque, te transformás en un 'levantamanos'”. “Tiene que haber una independencia de poderes”, consideró.
En una sesión extraordinaria del Concejo Municipal, con momentos de tensión, debido al conflicto suscitado en el seno del bloque justicialista al momento de la elección de las nuevas autoridades del Cuerpo; una nueva ruptura, personificada en los concejales Silvio Bonafede y Daniel Ricotti, quedó plasmada en el recinto y es lo que sin dudas dejó su sello en la ceremonia del martes por la noche.
Luego de un acercamiento de cuarenta días, desde aquel 1 de noviembre, cuando el bloque legislativo justicialista hizo pública su recomposición, mostrándose unido e integrando nuevamente al concejal Silvio Bonafede, quien siempre se identificó como “justicialista” a secas, pero nunca como “del Frente para la Victoria”; al momento de la elección de autoridades del cuerpo, Bonafede hizo pública otra vez una serie de desacuerdos y diferencias con Daniel Ricotti, razones por las cuales no votó a favor de su antiguo compañero como presidente del Cuerpo.
Bonafede, quien semanas atrás había hecho públicas sus aspiraciones a presidir el Concejo, pudo no obstante sentarse en el sillón de la presidencia y dirigir la ceremonia, desde el momento en que Jorge Maina se levantara del asiento que ocupó los últimos seis años por última vez -luego de la aprobación del acta anterior-; tomándole luego juramento a los concejales ingresantes, y permaneciendo en el sillón hasta que tomara posesión del mismo de ahora en adelante, Daniel Ricotti.
De lo que no cabe duda alguna, de aquí en más, es de que luego de esta ruptura -confirmada ayer a LA OPINION por el mismo Bonafede- otra vez el justicialismo quedó fragmentado dentro del recinto legislativo, lo cual podrá pesar a la hora de votar los proyectos, ya que quedará con tres ediles (Ricotti, Fontanetto y Lombardo), en igualdad de condiciones con el Frente Progresista (Enrico, Bottero y Telesco), lo cual obligará a consensuar y no podrá forzar las decisiones. Ni hablar del protagonismo que tendrá de aquí en más el PRO a la hora de definir con sus dos votos (Bonino y Menossi), para qué lado se inclina la balanza.
A partir de esta decisión, Bonafede 'quemó las naves' por así decirlo, conformando un bloque unipersonal; y según aseguró él mismo en entrevista con este Diario, en esas condiciones permanecerá y arrancará el año legislativo en 2014.
Horas antes -el martes por la tarde-, el intendente Castellano quizás adelantándose a lo que sucedería por la noche, expresó a los concejales que, "las puertas del Ejecutivo están abiertas para discutir, para dialogar y para encontrarnos cuando (los concejales) lo requieran. A la ciudad la construimos entre todos, y ojalá entre todos este Concejo haga un aporte nuevo porque la ciudad lo necesita siempre", manifestó.

CON EL EDIL
LA OPINION dialogó ayer telefónicamente con el concejal Silvio Bonafede, quien ratificó totalmente sus dichos y su postura.
“Este año preelectoral -dijo- yo me había constituido en un bloque unipersonal. Después de las elecciones, ante los resultados, tuvimos un acercamiento (con el oficialismo), pero evidentemente no prosperó”, señaló. Consideró a su vez que, “lo que a la gente le interesa es que el Concejo esté atento a la resolución de los problemas de la ciudad, independientemente de los nombres”, declaró.
“Igualmente -continuó el edil- no comparto algunas cuestiones del Ejecutivo, como el presupuesto que tiene asignado Salud y Educación, comparativamente con el de Cultura. Son visiones diferentes de una gestión, y en función de eso seguiré acompañando los proyectos que a mi entender lo ameritan y seré crítico de otros que considero que no hay que acompañarlos”, sostuvo Bonafede.
Aseguró además que vuelve a conformar un bloque unipersonal en lo que queda de 2013 y en el inicio del periodo ordinario de 2014, aunque -dijo- “no para poner palos en la rueda”. Sin embargo opinó que, “cuando se forma parte de un bloque, te transformás en un 'levantamanos', todo lo que sube del quinto al sexto hay que votarlo y yo esa idea no la comparto. Tiene que haber una independencia de poderes”, consideró.
Aseguró asimismo, que un acuerdo como el de noviembre, “ya no (sería posible)”, dijo. Y lamentó a su vez que el concejal Ricotti, “lo haya tomado como algo personal (…) ya que hablé de puntos de vista diferentes sobre una misma situación”, señaló. Agregó que tampoco recibió ningún llamado del sector oficialista para limar asperezas o aclarar lo sucedido.

QUE DIJERON
Luego de que en la elección de autoridades Marcelo Lombardo con el respaldo de Chany Fontanetto -ambos del FpV-, proclamara la primera moción de autoridades, proponiendo a Daniel Ricotti para la presidencia, a Natalia Enrico para la vicepresidencia 1ª y a Hugo Menossi para la vicepresidencia 2ª; basándose en que “el presidente del Concejo debe ser alguien del PJ, ya que reemplaza al Intendente cuando este no está”, y sometida esta moción a votación; Bonafede sorprendió diciendo que iba a votar negativamente.
Y explicó por qué: “Daniel Ricotti no es justicialista desde sus inicios (…) Trabajó muy poco en estos dos años y con muy pocos proyectos, y uno que me preocupó mucho fue la demolición de las casas radicadas en asentamientos irregulares (…) Apoyó también la 6ª cuota de patente, votó en contra de la ordenanza de mediación municipal (…) y no comparto aspectos fundamentales de su gestión”, dijo Bonafede. Poco más tarde le respondió Ricotti: “Silvio, creo que lo que dijiste, hasta vos estás convencido que no es verdad, y te lleva una ambición personal que deberías dejar de lado”, retrucó su ahora excompañero de banca.

Te puede interesar