Ben Hur goleó y sigue soñando

Deportes 05 de noviembre Por
Le ganó por 4 a 0 a Coronel Aguirre en el Parque. A los 10 minutos ya habían convertido Rodriguez y Weissen, ambos de penal. En el segundo tiempo ampliaron González y el propio Weissen, que se fue expulsado.
Ver galería FOTO M. LIOTTA APLICO LA PENA MAXIMA./ Weissen y sus compañeros celebran el segundo penal convertido.  DETERMINANTE./ Sergio Rodriguez tuvo un muy buen partido.
1 / 2 - FOTO M. LIOTTA APLICO LA PENA MAXIMA./ Weissen y sus compañeros celebran el segundo penal convertido. DETERMINANTE./ Sergio Rodriguez tuvo un muy buen partido.
Hizo los deberes y con creces. El Lobo tenía que ganar y desde el pitazo inicial demostró que no quería tropezar en su reducto, ante un rival directo en la lucha de varios por quedarse con un lugar entre los clasificados.
Ben Hur jugó los mejores 45 minutos iniciales del torneo. En un estadio Parque semivacío, los dirigidos por Gustavo Barraza ya ganaban 2 a 0 a los 10 minutos para darle contundencia a un arranque que combinó buen fútbol y actitud para salir a ganar un partido clave.
A los 4 minutos, en un corner pasado desde la derecha, Ezequiel Kinderknecht saltó y bajó la pelota, que rebotó en la mano del defensor Galarza. Un claro penal sancionado por el árbitro Gariano, que Sergio Rodriguez cambió por gol con un potente derechazo a media altura que ingresó por el medio del arco.
El equipo visitante mostraba una notoria desorganización a la hora de cubrir los espacios y el Lobo lo aprovechaba con dinámica y precisión. Después de la apertura, Matías González encabezó una contra 4 atacantes contra 2 defensores, pero resolvió mal con un remate desviado.
Luego, Rodriguez dejó solo al goleador benhurense, que otra vez falló pegándole mordido. Y a los pocos instantes Weissen le bajó muy bien la pelota a González, que le pegó hacia abajo de frente al arco, y tras picar dio en el travesaño. Estaba claro que si la habitual carta de desequilibrio de BH hubiese tenido un mejor período inicial, el Lobo hubiese goleado rápidamente.
No obstante, cuando muchos se lamentaban de las chances desperdiciadas, llegó una incursión de Besaccia en el costado derecho del área luego de ir a cabecear, y justo en el vértice fue derribado por Miramontes, en otra clara infracción que Gariano sancionó sin dudar. Esta vez fue Weissen el ejecutante, con un remate cruzado a la derecha del arquero, estableciendo el 2 a 0.
De allí en mas bajó un poco la intensidad de la presión del local, trató de asegurar un poco más la tenencia, pero siempre intentando llegar hasta el área de Muslera. Justamente, el arquero visitante tuvo dos grandes intervenciones, en una volea de Weisssen tras gran asistencia de Carrizo, y en un cabezazo a metro y medio de distancia de Rodriguez.
El equipo de Villa Gobernador Gálvez tuvo una sola oportunidad clara, justo antes de irse al descanso, cuando Miramontes aprovechó un mal retroceso benhurense y quedó mano a mano con Pagliero, que estuvo atento para atrapar la pelota cuando el delantero quería sorprenderlo por arriba.
En el complemento, BH se retrasó quizás más de la cuenta en el campo en los primeros minutos. Sobre todo Pautasso y Montero, que son el eje para trazar un parámetro sobre las intenciones del equipo. Para colmo de males, el primero salió lesionado, dejándole lugar a Ignacio Forni. De todos modos, el elenco visitante no inquietaba más allá de centros o algunos intentos de afuera de Brian Díaz y Miramontes.
De todos modos, cualquier presunción de que el trámite podía complicarse quedó de lado con la aparición de Matías González en el cuarto de hora, que tras recibir un pase por el medio de Carrizo, entrando al área le pegó de gran forma poniendo la pelota en el ángulo superior izquierdo de Muslera y ya empezando a sentenciar el pleito.
Por más que la visita puso en cancha a Lavezzi por el defensor Galarza, Aguirre ya quedó abatido. Y por eso no extrañó que llegara el cuarto por intermedio de Weissen, que con un remate cruzado le puso el moño a una buena jugada de Montero.
De allí en más, solo queda para mencionar la infantil expulsión de Weissen (en una escaramuza con el defensor Enrique), que le impidió a él y a Ben Hur tener una tarde plenamente feliz, sumado además a la quinta amarilla a la que llegó Montero.
Más allá de eso, BH ganó, goleó y gustó. Y todavía sueña con la clasificación, aunque para ello necesita que Rivadavia deje puntos en el camino.

Te puede interesar