Capacidad ociosa del sector lácteo supera 50%

SUPLEMENTO RURAL 02 de noviembre Por
EFECTO SANCOR

La Subsecretaría de Lechería de la Nación comenzó a publicar un nuevo indicador con el propósito de mejorar la transparencia del mercado lácteo. No tan buena: la capacidad ociosa del sector es superior al 50%.
La utilización de la capacidad industrial instalada en el sector lácteo formal -según los últimos datos oficial publicados- fue en agosto pasado del 48% versus el 46% en julio (los únicos dos meses que cuentan con estadísticas al respecto por el momento).
En agosto de este año la producción -siempre considerando a la industria que opera en blanco- de leche en polvo, quesos, crema, manteca, dulce de leche, postres y yogures fue de 107.682 toneladas versus 107.452 en el mismo mes de 2016.
El ajuste se presentó en la elaboración de leches fluidas con una producción en agosto pasado de 114,4 millones de litros versus 134,1 millones en el mismo mes del año pasado (-14,7%). El recorte de la disponibilidad de materia se explica por una baja en la producción nacional de leche (producto de excesos hídricos) combinado probablemente con un incremento de la leche destinada al circuito informal.
Buena parte de la capacidad ociosa corresponde a SanCor, dado que la cooperativa láctea, que actualmente estaría procesando menos un millón de litros por día, tiene una capacidad instalada del orden de seis millones de litros diarios.
En el primer semestre de este año SanCor inició un proceso de reorganización que implicó la desactivación de la operatoria de las plantas queseras localizadas en Brinkmann, Charlone, Moldes y Centeno (a las cuales se les está buscando interesados para poder operarlas).

NUEVO CONVENIO
El objetivo es recuperar una industria argentina clave a través de la mejora de la productividad y propiciar un mayor desarrollo que permita multiplicar el empleo. Después de casi 30 años se logra avanzar en una modernización del marco normativo del sector, que databa de 1988.
El anuncio se enmarca en los “Consensos básicos” que presentó el presidente Macri hoy ante gobernadores, empresarios y sindicalistas, entre otros, para derrotar a la pobreza.
Se destaca el rol relevante en la negociación que tuvieron las PYMES, con el fin de potenciar su participación en la industria. El gobierno nacional, junto a cámaras empresarias del sector lácteo (CIL y APYMEL) y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), suscribieron un acuerdo para mejorar la producción y el empleo.
De esta manera se incorporan mejoras para los trabajadores y la industria. El acuerdo introduce incentivos a la productividad y competitividad promoviendo la generación de empleo.
La industria láctea es vital para el desarrollo productivo de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires y para la salud y alimentación de toda la población argentina. Estas cuatro provincias centralizan el 96% de los establecimientos tamberos, el 96% del ganado lechero y contribuyen con el 97% de la producción láctea nacional.
Se estima que forman la cadena láctea más de 35.800 mil trabajadores. En la última década, el sector entró en crisis por un contexto internacional adverso, equivocadas políticas locales y, en los últimos meses, situaciones climáticas complejas. Para superar la crisis, el gobierno nacional viene avanzando con empresas y trabajadores para mejorar la competitividad del sector.
Del acto de firma del acuerdo, realizado en el Ministerio de Trabajo de la Nación, participaron: los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Producción, Francisco Cabrera; y de Trabajo, Jorge Triaca; el secretario general de ATILRA (Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina), Héctor Ponce; el presidente de la Cámara de la Industria Láctea, Miguel Paulón; y el presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, Pablo Villano. Fuentes: Valor Soja, edairynews.com.

Te puede interesar