Reforma laboral genera resistencia en sindicatos

Nacionales 02 de noviembre Por
El Gobierno presentará la semana próxima su controvertido proyecto, que ya preocupa a la CGT y otras organizaciones gremiales.
BUENOS AIRES, 2 (NA). - El Gobierno presentará la semana que viene el proyecto de reforma laboral que enviará al Congreso, el cual ya comenzó a generar zozobra en los gremios y trabajadores por la flexibilización de las condiciones de contratación y pago de indemnizaciones. El lunes pasado, luego del discurso del presidente Mauricio Macri en el CCK, el borrador del proyecto fue girado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a la CGT y desde ese día está siendo analizado por los abogados laboralistas de las distintas centrales sindicales.
Se espera que la CGT acuerde una postura común en una reunión de "mesa chica" que se hará esta semana y en otra de Consejo Directivo que se hará la próxima, por lo cual no cumplirá el plazo de dar una respuesta al Gobierno sobre la iniciativa antes de este jueves como había solicitado Triaca.
Los sectores gremiales más opositores a la gestión de Mauricio Macri ya salieron públicamente a rechazar la reforma laboral, entre ellos, Omar Plaini, el secretario general de Canillitas, quien integra el sector más duro contra el Gobierno y el jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli.
El proyecto incluye un blanqueo laboral para que las empresas formalicen a los trabajadores que tienen "en negro", con una amnistía para las contribuciones patronales no pagadas al menos durante los primeros seis meses.
El Gobierno promueve así la extinción de la acción penal y la exención de cualquier multa administrativa por la contratación informal de trabajadores; y a los trabajadores "blanqueados" se les reconocen 60 meses de aportes previsionales (5 años) en una suerte de moratoria.
La reforma tributaria anunciada el martes por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, suma la reducción de las contribuciones patronales de 21 a 19,5% en forma gradual hasta llegar al nuevo piso en 2022. El proyecto flexibiliza además el criterio de "ius variandi" que prohíbe la modificación unilateral de las condiciones de trabajo del empleado.
El Gobierno buscará también habilitar la creación por convenios colectivos de "bancos de horas" que, en definitiva, pondrán límites a las horas extra bajo el argumento de dar mayor eficiencia a los tiempos de actividad.
Para los trabajadores se extenderán las licencias por paternidad de los actuales 2 días a 15 días para los hombres; por matrimonio pasará a 10 días; por muerte de cónyuge, padres o hijos, a 3 días, y de un hermano, a un día. Además, se incorporará la posibilidad de negociar jornada reducida para cuidado de menores de 5 años.
Lo que genera ruido en los gremios es que habrá una significativa reducción del cálculo indemnizatorio al quitar los pagos correspondientes a aguinaldo, horas extras, comisiones, premios o bonificaciones y todo tipo de pagos no regulares.
Además, la actualización de los créditos laborales sometidos a juicios se hará mediante la variación del UVA (el utilizado para los créditos hipotecarios) y no más por la tasa del Banco Nación que utilizan los magistrados. A su vez, la posibilidad de iniciar demandas, que actualmente prescribe a los dos años, caerá a un año.
Otro punto que algunos dirigentes cegetistas ya adelantaron que rechazarán es el que habilita que sindicatos y las empresas podrán negociar un Fondo de Cese Laboral, una suerte de seguro de desempleo con aportes del asalariado, además del empresario, para su propio despido, mecanismo similar al que ya rige en la construcción.
"Por lo que pude ver (del proyecto) es una especie de ley ómnibus, porque habla de lo organizacional, de los convenios colectivos, de la formación profesional que tanto realizan las organizaciones sindicales. Con lo cual yo veo ahí que hay una melange que hay que descifrar y luego se encargará la CGT de plantarse frente a esta situación", señaló Plaini en declaraciones a Radio 10.
Si bien el dirigente moyanista aclaró que la CGT aun está analizando "en profundidad" la iniciativa, dijo que "tiene contenidos parecidos a la (reforma laboral) brasileña" y consideró que "este tipo de reformas nunca favoreció a los trabajadores y, lo que es vergonzoso, siempre tiene que aportar el que menos tiene".
Más duro fue Micheli, quien en la red social Twitter comentó que leyó el borrador del proyecto, al que calificó de "peor de lo imaginable, bien pro empresarial y recontra contra los trabajadores", por lo que llamó a "construir la unidad más amplia con CGT, CTAs y todos los que quieran pelear para resistir este engendro".
"Viendo el proyecto​ de reforma laboral del Gobierno, creo que si le hubieran dado la lapicera al empresario más inescrupuloso, no sería tan jodido. Destruye Ley de Contrato de Trabajo, es un atropello al trabajo digno. Elimina el cálculo de horas extras y aguinaldo para indemnizaciones. Con ese proyecto echarán a los trabajadores con más antigüedad ya que indemnizarlos no será caro y contratarán jóvenes a mitad de sueldo y precarios", evaluó el líder de la CTA Autónoma.

Te puede interesar