Acuerdo para reducir costos laborales en la industria láctea

Locales 01 de noviembre Por
Luego de negociaciones con las empresas y el gremio, se introdujeron modificaciones en el convenio colectivo de trabajo; bajan aportes extraordinarios y el costo de las horas extras.
FOTO MINISTERIO DE TRABAJO ACUERDO./ El gremialista Ponce con los funcionarios nacionales Cabrera, Triaca y Buryaile.
FOTO MINISTERIO DE TRABAJO ACUERDO./ El gremialista Ponce con los funcionarios nacionales Cabrera, Triaca y Buryaile.
Por Fernando Bertello. - El mismo día en el que el presidente Mauricio Macri presentó en el Centro Cultural Kirchner un paquete de reformas y habló sobre la necesidad de un acuerdo nacional con "consensos básicos" para impulsar la creación de empleo, la industria láctea, el gremio de los trabajadores ATILRA y el Gobierno rubricaron anteayer un acuerdo que introduce modificaciones en un convenio colectivo de trabajo vigente desde 1988.
Primero por la crisis en SanCor y luego por el pago obligatorio de un aporte extraordinario a ATILRA por parte de las empresas, la relación entre ese gremio, que lidera el sunchalense Héctor Ponce, y la industria lechera vino atravesando momentos de tensión. Sin embargo, el sindicato se mostró flexible. Por SanCor, ATILRA aceptó que sus operarios difirieran entre abril y septiembre pasados 15% de su sueldo para aliviar la situación de la cooperativa. Y también convalidó, aunque con efecto para toda la industria, podar el aporte extraordinario para llevarlo de $ 3.700 por empleado a $ 750 por operario para las pymes y a $ 1.500 para el personal en las grandes firmas. Con esto, hoy el gremio igual podría recaudar unos $ 350 millones al año.
Luego de meses de negociaciones, el lunes último en el Ministerio de Trabajo de la Nación se incorporaron modificaciones en el convenio de 1988 que, en la óptica de la industria, servirán para bajar costos. Los industriales venían objetando que, sobre el recargo del 100% que fija la ley para el trabajo los fines de semana y feriados, para el caso de los operarios lácteos había un 150% que tornaba costosa la operación de las plantas.
Para ello, se introdujo en el convenio la figura de los trabajadores a tiempo parcial o "franqueros" a los que los empleadores podrán recurrir para evitar ese recargo del convenio.
"En estos casos el trabajador así empleado percibirá las remuneraciones que establece la ley sin los recargos establecidos en este convenio por sobre la ley por prestar tareas en dichos días", dice el texto del acuerdo firmado entre las partes. Sin embargo, en el texto se aclara que "las tareas que realicen no podrán exceder la jornada legal de trabajo ni los tres días semanales".
Para Miguel Paulón, presidente de la Cámara de la Industria Lechera (CIL), el convenio va a permitir a las firmas reducir costos. "Nos vamos a poder manejar de otra manera en los días más costosos de fines de semana y feriados. Esto va a introducir una mejora para muchas compañías que en productos frescos necesitan un ciclo continuo de producción", dijo Paulón. "Hay que ver cómo evoluciona esto", agregó el presidente del CIL.
Un industrial del sector se quejó que con la sobrecarga "las empresas estaban pagando 250% las horas extras" los fines de semana. En este contexto, en una pyme coincidieron en que el cambio con la introducción de la figura de los trabajadores a tiempo parcial, "va a servir para reducir un poco los costos".
Desde el gremio, que logró mantener no obstante muchos de los beneficios que estaban en el convenio, afirmaron que con el acuerdo "se modernizan algunos conceptos".
En tanto, otras fuentes consultadas no creen que necesariamente la llegada de más inversiones en la lechería venga con estas modificaciones, sino con las posibilidades que tengan las industrias lecheras para incorporar más tecnología en el proceso de producción.
Tanto el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, como el de Producción, Francisco Cabrera, y el de Trabajo, Jorge Triaca, estaban conformes con lo firmado con la industria y el gremio. "Es un paso más dentro de muchos que se están dando para que la industria argentina sea más competitiva", expresó Cabrera. "Debemos celebrar la firma de este convenio, ya que significa un verdadero logro luego de casi 30 años que no se abre la discusión de un convenio colectivo", indicó Buryaile.

MULTIFUNCIONALIDAD
Entre lo incorporado al convenio también se destaca la figura de la multifuncionalidad, esto es que el trabajador pueda hacer tareas distintas a las que en un principio les son propias. De todos modos, según el acuerdo el empleador deberá apelar a esto de manera "razonable".
A todo esto, para el presentismo se introduce una regulación que lo hace tanto más riguroso para su premio como flexible para su cumplimiento.

PUNTOS CLAVES
DEL CONVENIO

* Premios: en el convenio que se firmó se incorpora un nuevo esquema para los premios por presentismo y puntualidad.
* Trabajador parcial: con esta figura, para fines de semana y feriados los empleadores podrán contratar personal sin tener que abonar el 150% de recargo sobre la ley, como marca el convenio lechero.
* Capacitación: tanto las cámaras industriales como el gremio se comprometen a trabajar en la capacitación de los operarios.
* Categorías: se excluyen actividades que ya no se corresponden con las propias. Y se toma el compromiso de modernizar las categorías y el escalafón. (Fuente: diario La Nación, 31/10/2017).

Te puede interesar