Aeronáuticos paralizaron vuelos de AA y Austral

Nacionales 01 de noviembre Por
Advirtieron que "la semana que viene" podría volver el conflicto.
BUENOS AIRES, 1 (NA). - Los gremios aeronáuticos concretaron ayer un paro de 24 horas que paralizó a todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral y afectó a unos 40.000 pasajeros que quedaron varados en aeropuertos de todo el país y del exterior, en reclamo de un aumento salarial del 26%, mientras que adelantaron que "probablemente la semana que viene haya conflictos" otra vez.
La medida de fuerza se hizo efectiva a partir de las 0:00 del martes, afectando a casi 400 vuelos de las dos compañías estatales, aunque las primeras cancelaciones se dieron ya desde la tarde del lunes porque el gremio de los pilotos, APLA, decidió anticiparla ya que consideraron que los aviones no debían salir si el comandante iba a estar trabajando una vez que se iniciara la huelga.
Los sindicatos anunciaron la medida de fuerza tras la última reunión paritaria con los empresarios llevada a cabo el jueves pasado, la cual no arrojó resultados favorables ante una diferencia de diez puntos entre lo pretendido y lo ofertado.
El holding Aerolíneas Argentinas, conducido por Mario Dell Acqua, ofrece un aumento salarial del 16%, en sintonía con las pretensiones del Gobierno para los incrementos salariales del año próximo, aunque con un bono extra treparía a un 20% no remunerativo.
No obstante, los cinco gremios UPSA, APLA, UALA, APA y APTA, que representan al 95 por ciento de los operarios de las dos aerolíneas controladas por el Estado, rechazan por insuficiente el incremento ofrecido por Dell Acqua y no se mueven del reclamo del 25,4%.
En la Casa Rosada generó fuerte malestar la decisión de los sindicatos de convocar a la medida de fuerza y se le ordenó al presidente de la línea de bandera que se descuente el día no trabajado a cada operario, lo cual fue confirmado este martes por Dell Aqua.
Los líderes de los cinco gremios aeronáuticos en conflicto con la empresa Aerolíneas Argentinas advirtieron por la tarde en una conferencia de prensa conjunta que "probablemente la semana que viene haya conflictos" otra vez y estimaron incluso "que va a haber un fin de año complicado" en materia de vuelos de la línea de bandera.
En ese marco, denunciaron que AA pretende que "estas paritarias sean para adelante, fijando un número del 16% (de aumento salarial), pero indicaron que "la paritaria del 2018 se discutirá cuando llegue el momento ya que hoy se está discutiendo la de 2017" para la cual piden una actualización del "25,4%".
"Parecemos unos insaciables que queremos robar la plata de los impuestos de los argentinos pero estuvimos dos meses negociando, yendo a todas las audiencias con la empresa. Quisimos despegarnos de la fecha electoral porque sabíamos que cualquier reclamo que hiciéramos se iba a desvirtuar", remarcó que el secretario general de UPSA, Rubén Fernández.
Dell Acqua y los gremialistas se trenzaron en una discusión por los salarios del sector: "Un comandante internacional gana 250 mil pesos por mes, y fueron ellos los que no quisieron volar y dejaron los aviones en los aeropuertos estadounidenses y europeos", sostuvo el directivo de AA, e incluso agregó que "ganan más que el Presidente de la Nación".
Poco después, los sindicalistas salieron a cruzarlo y el jefe del gremio APLA, Pablo Biró, sostuvo que el sueldo promedio en bruto de los pilotos es de 103.000 pesos ("por debajo de los salarios de la industria en el resto del mundo", señaló) y durante la conferencia de prensa mostró y leyó un recibo de sueldo que indicaba que el haber en bruto era de 95.000 pesos y que con los descuentos de aportes quedaban 50.000 de bolsillo.
Solo la Asociación Argentina de Aeronavegantes descartó sumarse al paro de aeronáuticos y señaló que continuará negociando salarios con Aerolíneas Argentinas sin realizar medidas de fuerza.

Te puede interesar