Caso Rodríguez: Apullán actuó con "intencionalidad política"

Policiales 29 de octubre Por
La suspensión de la audiencia imputativa que se iba a realizar el jueves al exjefe de la Unidad Regional de Rafaela, Adrián Rodríguez, generó una idea refrendada por legisladores opositores, de que eso se hacía para proteger a Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad de la Provincia. Tajante rechazo del Fiscal regional Carlos Arietti. "Se quería provocar un escándalo", indicaron allegados a Arietti.
Rodriguez - Arietti
FOTO ARCHIVO - CASO RODRIGUEZ. El Fiscal regional Carlos Arietti señaló que un subordinado actuó con "intencionalidad política".

El hecho de que Arietti haya apartado al fiscal Roberto Apullán de la causa que investigaba al comisario mayor Adrián Rodríguez, alimentó aún más la idea de que el Fiscal regional está amparando al ministro de Seguridad. De comprobarse lo afirmado por el entorno del Fiscal regional, se estará en presencia de un grave hecho de insubordinación.

CON "INTENCIONALIDAD POLITICA"

Un informe de hoy de diario Uno, señala que Carlos Arietti rechaza tajantemente todas las versiones pero además, desde su entorno están convencidos de que Apullán incurrió en conductas que solamente se explican por su intencionalidad política.

Lo que dice Arietti es que no hay nadie a quien él encubra. Y se desprende que Apullán resistió con actos incomprensibles la orden del 12 de octubre de dejar esa causa. Y que además se encargó de publicitar sus acciones convocando él mismo a la prensa para actuar en hechos donde ya no tenía competencia.

MANIOBRA POLITICA

Destaca el colega antes nombrado que Carlos Arietti entendió que a pocos días de las elecciones, acusar por una conducta en la que no advertía delito era no solo un error jurídico sino una maniobra política.

En consecuencia ordenó a Apullán suspender el acto pero con dos resguardos: la instrucción de que se considerara el presunto delito de omisión de denuncia por si Rodríguez había eludido señalar al ministro por incumplimiento de deberes de funcionario; y que la causa siguiera con el comisario en libertad, dado que esa figura es excarcelable.

Además, Arietti le ordenó a Apullán que envie  al Gobernador una transcripción de la escucha para advertirle sobre una eventual irregularidad en el ascenso y para que investiguen a nivel administrativo qué ocurrió en el concurso.

NO SE RESPETO A UNA ORDEN

En el entorno de Arietti indican que Apullán, contra esa orden, retuvo el legajo de Rodríguez y el de las horas OSPE. Y que para no entregar las causas que todos los demás fiscales habían entregado, puso argumentos tales como que había tenido muchas audiencias en Cámara Gesell, que había pinchado una cubierta y que su madre tenía problemas de salud.

LLAMADOS NO ATENDIDOS

El fiscal Ezequiel Hernández, que debía recibir las causas de Rodríguez, no encontró a Apullán. Lo llamó por teléfono y no tuvo respuesta. Sin embargo esa misma noche, según fuentes cercanas a Arietti, Apullán le llevó personalmente la citación a Ramiro Díaz Duarte, abogado de Rodríguez.

Y se asegura que la citación era un cédula sin sello y confeccionada a mano.

EXTRAÑO COMPORTAMIENTO

Altas fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) al que pertenece Arietti, hacen constar que esa misma noche varios periodistas de Santa Fe anunciaron por redes sociales que el día siguiente habría un escándalo con la citación a imputativa a Rodríguez.

Ahí es donde se entiende que el interés de Apullán pasa por otro lado. Pese a estar separado de la causa retuvo todos los legajos y la documental, y practicó actos procesales para los que era incompetente. Y él  mismo llevó la citación al defensor del acusado.

Para nada de eso estaba facultado. ¿Para qué lo hizo? A las pocas horas comenzaron a viralizarse tuits de periodistas citando "mañana se arma".

"Se quería provocar un escándalo", indican allegados a Arietti.

Rubén Armando

Sección Policiales

Te puede interesar