De Vido a rayas

Notas de Opinión 29 de octubre Por
Leer mas ...

Las elecciones quedaron atrás, y al parecer dejaron más consecuencias que las lógicas de la política con ganadores y perdedores. Si bien vale aclarar, simplemente como dato anecdótico que también existe el empate, como sucedió el domingo en San Bernardo, pequeño pueblo de 103 habitantes del departamento San Justo, donde los candidatos del Frente Progresista y del Frente Justicialista sacaron 47 votos cada uno y ahora deberán ir a sorteo. Volvamos a lo nuestro, lo que aparentemente dejó este enorme respaldo que tuvo el presidente Mauricio Macri, fue generarle un inusitado impulso a la justicia. Nada demasiado nuevo por otra parte esta clase de accionar acompasado con el poder de turno, aunque existen casos en contrario, pues luego de 22 años de ocurrido el ex presidente Menem todavía está esperando le sea confirmada la pena por el caso de las armas a Ecuador, lo que le permitió ser candidato a senador, Y aunque perdió, igualmente retendrá la banca, siempre y cuando la justicia no despierte ahora y la Cámara que corresponde termine por darle la puntada final a la condena. De paso, ¿quien era que se lavaba la boca diciendo que "justicia lenta no es justicia"? Algún recuerdo nos sobrevuela.
En realidad, confiemos que este aceleramiento judicial no haya tenido que ver con intromisiones exógenas, pues de lo contrario estaríamos cayendo en lo mismo que se trata de corregir. 
Que al ex súper ministro kirchnerista De Vido le hayan quitado los fueros es tal vez más importante que terminara entre rejas -hasta ahora-, una señal positiva que estamos en camino de la esperada recomposición, aunque ojo, apenas se traspusieron los primeros escalones de una escalera que es poco menos que infinita, casi hasta el cielo. Ahora se le está apuntando a Máximo Kirchner, el hijo pródigo de reciente discurso desopilante, quien también tiene serias cuestiones con la justicia, y no descartan incluir a la propia ex presidenta Cristina Kirchner, una vez que asuma la senaduría. Por ahora, más conjeturas que certezas.
Y también la jefa CFK también estuvo otra vez por Comodoro Py, esta vez por la acusación de traición a la patria por el encubrimiento de Irán. Cada vez más sola. Una decadencia muy graficada con la presencia de Leopoldo Moreau a su lado. 
Esta caída de De Vido, posiblemente el que más conozca sobre temas de corrupción, quien parecía tener una protección a prueba de balas, debe tener sin conciliar el sueño a más de uno. Es que durante la docena de años como mano ejecutora de la banda -todo lo que hizo desde 1987 en adelante en Santa Cruz junto a los K, que no fue poco, lo dejamos al costado-, dispuso de más de 200.000 millones de dólares, manejados casi al antojo, en cuestiones como obra pública, concesiones viales, importación de gas, trenes, centrales eléctricas y el regalito de Río Turbio. En este último caso reflotando el nombre de Sergio Taselli, de poco gratos recuerdos en su paso por Rafaela.
Con todos esos negocios de por medio, ¿imaginan cuántos quedaron con las manos manchadas? Empresarios, gremialistas, funcionarios de líneas más bajas, lobistas y cuanto buscavidas pasaban por la vereda. Si en la década ganada se hicieron millonarios jardineros, cadetes y personal de servidumbre, no hay que extrañarse de nada. 
Algo que si nos dejó preocupados fueron dichos de Lilita Carrió sobre De Vido, no estando segura por cuanto tiempo iba a estar en la cárcel. De todos modos, prometió que iba a resistir vengan las presiones de donde vengan, hasta del propio Cambiemos. Algo de tranquilidad, pues queda visto que aunque algunas veces pegue algunos banquinazos, la mayoría de sus apuntados, más tarde o más temprano, terminan cayendo en la picota.
Aunque Macri es quien lleva adelante el cambio, está claro que María Eugenia Vidal es la estrella que más brilla en ese firmamento. Cada una de sus luchas en la complicada provincia de Buenos Aires -que Daniel Scioli dejó casi como Kosovo- la hace crecer en consideración. No sólo va contra las mafias y el narcotráfico, además de la policía y el servicio penitenciario, sino también en otras cuestiones igual de difíciles, como la eliminación de jubilaciones de privilegio, recorte de 2.500 a la Legislatura, revisión de cargos políticos en su gobierno y punto final de exenciones impositivas para actividades partidarias y gremiales. Aplausos para la gobernadora, y seguimiento para que cumpla, como lo ha hecho hasta ahora, perfilándose fuertemente a la Casa Rosada.
En el párrafo anterior citamos a Scioli -ahora ocupado en cambiar pañales y preparar mamaderas, como todo padre moderno-, quien después de su desastrosa y corrupta administración de 8 años en Buenos Aires, fue premiado con una diputación nacional. Casos así se han reiterado en toda nuestra historia, lo que alguna vez habrá que ponerle punto final. Si esta es responsabilidad de los partidos políticos, están en deuda. Después no se sorprendan cuando la gente los cuestiona.
Cierre: este domingo es el día de los ñoquis. Es probable que después del resultado electoral de una semana atrás, varios de ellos vayan preparando las valijas. 
 

Te puede interesar