Las dos caras del NAFTA

Al cumplirse dos décadas de la firma del acuerdo que dio origen al NAFTA, el balance deja luces y sombras. En este análisis el foco está puesto en las economías de México y Estados Unidos.
Por Nicolás Tereschuk

Al cumplirse 20 años de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) por sus siglas en inglés, se multiplicaron los balances que hablan de dos caras del convenio que involucra a Estados Unidos, Canadá y México y que marcó un hito en las políticas neoliberales en la región. El diario La Jornada, de México, destacó que, por un lado, en dos décadas, México quintuplicó el intercambio de mercancías con sus socios y que incrementó casi siete veces su comercio con el resto del mundo.
Al mismo tiempo, señaló que en el actual mapa del sector privado mexicano, unas cien empresas concentran la mitad de las exportaciones. El protagonismo actual de figuras como Carlos Slim, quien de acuerdo a algunas estimaciones es la persona más rica del mundo, difícilmente se hubiera registrado sin el cambio en la economía mexicana que se registró a partir de 1993.
En ese contexto, un conjunto de organizaciones no gubernamentales mexicanas salieron a advertir que el NAFTA "ha
fracasado en cada una de sus promesas".  "Más comercio y más inversiones no se han traducido en más y mejores empleos para los mexicanos.
Por el contrario, en dos décadas se ha registrado ecocidio y la devastación del campo mexicano, la industria nacional está desmantelada, en el país crece el desempleo, la precariedad laboral y bajos salarios y se sigue arrojando a millones de compatriotas a la migración", subrayaron a través de un comunicado.
La Jornada consignó además la voz del director general de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), José Refugio Muñoz López, quien estimó que el NAFTA "ha dejado a los transportistas mexicanos daños por 40 mil millones de dólares, discriminación, la imposibilidad de ampliar su mercado e invertir en Estados Unidos, porque Washington mantiene cerrada su frontera".
Por su parte, la agencia Bloomberg, coincidió en destacar que desde la firma del acuerdo, el déficit comercial de Estados Unidos con México ha crecido "dramáticamente": pasó de un superávit de 4 mil millones de dólares en 1993 a un déficit de 54 mil millones en 2012. Del otro lado, también advirtió que de acuerdo al Economic Policy Insitutte, el NAFTA fue responsable por la pérdida o desplazamiento de "más de medio millón de puestos de trabajo" en los Estados Unidos.
En un balance desarrollado por la BBC se destaca que a dos décadas del acuerdo comercial la industria automotriz parece haber sido una de la ganadoras en México, con un crecimiento anual promedio de sus exportaciones de 12,6 por ciento. 
Por otra parte, un sector como el de los juguetes sufrió fuertes pérdidas: "En 1993 la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) registró a 380 fabricantes, pero dos años después el número se redujo a sólo 30".
El acuerdo comercial de América del Norte todavía sigue generando polémicas, que no han sido pocas en estas últimas dos agitadas décadas para la región. (Especial para NA)

Te puede interesar