El crecimiento se fortalece y comienza una nueva etapa

Locales 11/10/2017 Por
Entre julio del año pasado e igual mes de este año, la economía santafesina creció 3,3%. Los nuevos indicadores permiten afirmar que finalizó el período que técnicamente se conoce como “recuperación”, iniciándose ahora la etapa de crecimiento genuino.
FOTO ARCHIVO MAQUINARIA AGRICOLA. Es uno de los sectores de mayor dinámica en el último año.
FOTO ARCHIVO MAQUINARIA AGRICOLA. Es uno de los sectores de mayor dinámica en el último año.
"Trece meses consecutivos de recuperación en la actividad dan lugar a la posibilidad de crecer por encima de los niveles previos a la recesión de 2015", subraya el nuevo informe del Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, al analizar el Indice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe (ICASFe), correspondiente a julio de 2017.
El ICASFe tuvo una variación mensual positiva de 0,1% respecto del mes de junio en tanto que la tasa interanual de actividad económica provincial (julio de 2017 versus julio de 2016) fue de 3,3%. La variación acumulada en 2017 se calcula en 1,1% para los primeros siete meses del año.
El nivel de actividad se acercó al máximo registro histórico previo a la recesión de julio de 2015, resaltó el estudio. Con estas mejoras obtenidas finalizó el período que técnicamente se conoce como “recuperación”, iniciándose ahora la etapa de crecimiento genuino.
En términos de difusión -dice el informe del CES- "a julio de 2017 se observa un buen desempeño en la mayoría de los indicadores, tanto en las variaciones mensuales como interanuales. En cuanto a su posición en relación al ciclo propio de cada sector, sólo los relacionados con la inversión en bienes durables superan ampliamente los máximos alcanzados durante el ciclo precedente. Los puestos de trabajo, el consumo de cemento y los recursos tributarios mejoraron de forma más moderada. El resto de las series aún tiene recorrido por recuperar, siendo las ventas en supermercados la más atrasada".

INDICADORES
En esta oportunidad, seis de los catorce indicadores de la actividad económica provincial mejoraron en términos mensuales, dos se mantuvieron neutros y cuatro marcaron tasas negativas (los dos restantes fueron estimados). Es importante remarcar que sólo tres indicadores mostraron variaciones negativas a nivel interanual, lo que implica una mejora relativa sólida durante los últimos doce meses.
En conjunto con la estimación que arrojó producción láctea, el consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte lidera la tabla de variaciones mensuales de julio con una tasa del 1,8% y una variación interanual del 1,7%. Le sigue faena de ganado bovino y porcino con incrementos del 1,6 y 4,6%, respectivamente.
En el bloque de indicadores vinculados con la agroindustria, la molienda de oleaginosas cayó un 0,3% pero presenta una expansión neta del 8,4% durante el último año. Por su parte el consumo de gas en la industria cayó un 2,3% mensual, a pesar de mantener un alza de 19,1% respecto a julio de 2016.
Las ventas de maquinaria agrícola aminoraron el ritmo de crecimiento mensual, presentando una variación del 0,6%; sin embargo lideran el repunte interanual con una variación neta de 69,1%. El patentamiento de vehículos nuevos creció un 1,4% mensual, y presenta la segunda posición en la tabla de variaciones interanuales, con una expansión del 32,4%. El consumo de cemento registró un comportamiento neutral en cuanto a la variación mensual, y está un 14,9% por encima del valor obtenido en julio de 2016.
Un dato positivo importante viene de la mano del indicador de recursos tributarios, el cual muestra un incremento mensual del 1,5% e interanual del 8,6%.
Por otro lado las ventas en supermercados mejoraron un 0,2% mensual, recortando la caída interanual que se calcula en 7,5%. En sentido inverso, las remuneraciones reales muestran una contracción mensual del 0,4%, pero se incrementaron 8,2% en el último año. Esta situación se relaciona con el hecho de que los puestos de trabajo registrados se mantuvieron sin cambios en julio a pesar del crecimiento que muestran interanualmente (1,2%). La demanda laboral se contrajo, con variaciones del -3,5 y -2,2%, respectivamente.



Te puede interesar