Bovaglio: “Fuimos los justos merecedores del triunfo”

Deportes 11 de octubre Por
La “Crema” le ganó 2 a 0 a Estudiantes de San Luis y logró así sumar su primera victoria en el Monumental. “El grupo necesitaba volver a sumar de a tres”, apuntó el DT, sobre todo por lo anímico, destacó.
FOTO PRENSA ATLÉTICO DE RAFAELA BUEN TRIUNFO. / La "Crema" ganó y más allá de la importancia del triunfo, sumó muchísimo desde lo anímico.
FOTO PRENSA ATLÉTICO DE RAFAELA BUEN TRIUNFO. / La "Crema" ganó y más allá de la importancia del triunfo, sumó muchísimo desde lo anímico.
Atlético de Rafaela sumó sus tres primeros puntos como local en el torneo al ganarle a Estudiantes de San Luis 2 a 0 en el estadio Monumental en un partido en el cual, si bien no brilló, fue un justo ganador.
“El grupo necesitaba volver a sumar de a tres, sobre todo en lo anímico”, fue el primer análisis de Lucas Bovaglio tras el triunfo en el cierre de la cuarta fecha de la B Nacional. Con respecto al desarrollo del juego, en un primer tiempo muy pobre, el entrenador apuntó: “En el PT tratamos de respetar al pie de la letra lo planeado, se nos hizo difícil. En el ST modificamos un poquito el plan, empezamos a dividir un poco más y las segundas pelotas agarrarlas más cerca de su campo y en una jugada aprovechamos un error del rival y nos pusimos en ventaja, ligamos en otra jugada y lo liquidamos sobre el final, pero tuvimos situaciones como para haber hecho un gol antes y no estar sufriendo”, analizó.

-¿Qué hablaron en el entretiempo? ¿Qué se cambió para mejorar lo realizado en los primeros 45 minutos?
-Acomodamos un par de piezas. La idea para este partido era tener cuatro volantes y Jorge (Velázquez) se nos cerraba demasiado y Gaggi del otro lado nos quedaba pegado demasiado a la línea y no teníamos juego. El rival nos quitó en un momento la pelota y corríamos por detrás y esa no era la idea, nosotros queríamos tener el control del partido a través de la tenencia. En el ST corregimos ese movimiento, empezamos a jugar un poco más alto y les pedí algo más de rebeldía, porque sentía que se podía seguir jugando como en el PT y el partido así no lo íbamos a ganar. Les pedí algo más de rebeldía y creo que afloró en algún momento del partido y terminó inclinando la balanza en favor nuestro.

-¿Cómo viste al equipo con el 4-4-2?
-Variamos para este partido, lo que pretendíamos conseguir con el cambio táctico no lo conseguimos en el PT, sí en el ST. Esas piezas se acomodaron mejor, nos sentimos más cómodos hasta en defensa, teniendo cuatro volantes en el medio.

-Y también contaron con algo de fortuna…
-Como en otros partidos no ligamos nada en este tuvimos esa cuota de suerte que a veces hay que tener, el doble tiro en el palo, el gol nuestro del 1-0 que viene por un yerro del rival, más allá de que fuimos justos merecedores del creamos varias situaciones de gol como para ganarlo, en algún momento tuvimos esa cuota de suerte que hay que tener.

-La victoria viene bien en lo anímico, sobre todo para los delanteros que les tocó convertir.
-A los delanteros siempre le viene bien convertir, a la defensa que no le hagan goles. Se dieron tres o cuatro puntos que nos vienen bárbaro desde lo anímico, uno es ese, el otro es reencontrarnos con la victoria en condición de local que nos era tan esquivo y ver que se puede jugar de otra manera y también se puede ganar.
Creo que hay cuatro o cinco asteriscos que nos dejan muy satisfechos y nos permiten hacer un análisis mucho más favorable del que hicimos en partidos anteriores.

-Era vital el triunfo, había que ganar, no importaba cómo.
-Se los transmití a los chicos en la previa, no hablé nunca de un partido de vida o muerte, no era un partido trascendental pero sí el momento de ganar en condición de local, ante un rival que llevaba tres fechas jugando como si fuera una final porque están pensando el salvarse del descenso. Hablábamos de la importancia de los tres puntos, jugando bien o mal y buscando todas las variantes que teníamos que buscar para ganar el partido. Somos un equipo que en lo que va del campeonato prácticamente no habíamos pateado de media distancia, en un par de veces lo intentamos, también de pelota parada, con asociaciones por dentro y fuera, a veces prosperamos y otras no. El equipo trató de buscar variantes.
Este es un proceso largo, creo en esta idea de juego, en que hay que tratar de dividir lo menos posible desde atrás, que hay que tener paciencia y sé que el hincha eso no lo entiende pero cuando nos vemos ganando te permite trabajar con mayor tranquilidad.

Te puede interesar