Más de 2.200 adultos mayores disfrutaron de "La Perinola"

El programa del festival incluyó, a lo largo de tres semanas, música, teatro, paseos, baile, cine, recreación, arte y encuentros.
Durante el mes de septiembre se concretó una nueva edición del Festival "La Perinola", organizado por el Municipio a través de las Secretarías de Cultura y Desarrollo Social y la Subsecretaría de Gestión y Participación, en conjunto con el Consejo de Adultos Mayores de la ciudad. "La actividad tiene un trasfondo de coordinación nuevo e interesante, con la presencia del Consejo, que fue muy exitoso y nos permite seguir aprendiendo", expresaron desde la Subsecretaría de Gestión y Participación.
El Consejo de Adultos Mayores, creado por decreto en el mes de diciembre de 2016, "estuvo participando de la organización a lo largo de todo el año, desde uno de sus tres ejes de acción, que son derechos, accesibilidad y recreación. Dentro de este último y a partir de los encuentros ampliados de adultos mayores que se realizan a principio del año, el Consejo va hilvanando lo que irá haciendo y La Perinola es parte de eso".
El objetivo del Festival era promover que los adultos mayores sean parte activa del evento, ubicándolos no sólo como espectadores, sino también como protagonistas e intérpretes a lo largo de un mes que estuvo cargado de expresiones artísticas y culturales de gran calidad.
De este modo, se generó de manera conjunta y articulada el programa del festival, que incluyó música, teatro, paseos, baile, cine, recreación, arte y encuentros, pero a lo largo de tres semanas. La extensión fue sugerida por integrantes del Consejo para lograr una agenda menos cansadora, que implicara propuestas diarias más holgadas y redundara incluso en facilidades de transporte.
Los resultados estuvieron a la vista. Con una participación de más de 2.200 personas a lo largo de las actividades que completaron la grilla, se destacaron iniciativas como La Perinola Girando, que consistió en visitas de espacios artísticos a geriátricos y centros de día de la ciudad, para aquellos abuelos y abuelas que no pueden moverse. Hacia cada uno de estos lugares, grupos de teatro y talleres barriales, llevaron su alegría y su talento, y fueron muy bien recibidos.
Con gran repercusión se llevaron a cabo también propuestas como las Varieté o las Fiestas del Club de los Abuelos Unidos, que incluyeron cena y baile y la presencia de diferentes orquestas y tuvieron sin duda la asistencia más multitudinaria.
"Estamos muy conformes por las respuestas que los mismos abuelos y abuelas nos dieron. Tanto quienes estuvieron organizando como quienes asistieron, coinciden en la felicidad que les genera que exista un Festival especialmente pensado por y para ellos, así como en la expectativa de que estas propuestas continúen y se profundicen", concluyeron desde el equipo coordinador.

Te puede interesar