Cortó la racha en Rosario

Deportes 09/10/2017 Por
En el mediodía del domingo, el León dejó pasar una gran chance de cara a la clasificación al caer en Rosario ante Tiro Federal por 2 a 1, cortando así casi una rueda sin derrotas. Rubén Tarasco descontó para el “9”, que en el final casi lo empata.
FOTO FUTBOL CON ESTILO DERROTA IMPENSADA. El “9” se volvió con las manos vacías de Rosario y quedó tercero.
FOTO FUTBOL CON ESTILO DERROTA IMPENSADA. El “9” se volvió con las manos vacías de Rosario y quedó tercero.
Pese a que no mereció la derrota, 9 de Julio no pudo prolongar su buen momento, al caer en el mediodía de este domingo 2 a 1 en su visita a Tiro Federal de Rosario por la 13ª fecha de la Región Litoral Sur B. Por cómo se dio el partido, donde tuvo varias chances pero careció de eficacia, el León termina perdiendo 3 puntos importantes de cara a la clasificación ante un rival que pelea por la permanencia, aunque cometió dos desconcentraciones en el fondo y en momentos claves del partido que le terminaron costando la derrota y la racha de 7 fechas sin derrotas (3 victorias, 4 empates).
En cuanto al desarrollo del encuentro, el primer tiempo fue parejo aunque las mejores chances las tuvo la visita. El goleador Rubén Tarasco no estuvo fino a la hora de definir y esa ineficacia lo sintió y mucho el equipo. También Góngora, que estuvo en duda hasta último momento por una dolencia, intentó de media distancia un par de veces pero sin demasiada puntería. Hasta que en una de las pocas llegadas del local, apareció Maxi Ghergo tras un certero centro de Reynoso para poner el 1 a 0 con un cabezazo sorpresivo abajo donde Maina casi nada pudo hacer.
En el inicio del complemento, el Tigre de Ludueña volvió a golpear cuando los dos se estaban acomodando. Un error de Kevin Muñoz desembocó en el 2 a 0 de Aguirre, que amplió la ventaja con un letal remate de media distancia. Lo bueno para el equipo de Barbero es que de inmediato encontró el rápido descuento a través de una media vuelta del “Toro” luego de una buena combinación ofensiva. Luego se vinieron los cambios en ambos lados, donde Barbero se la jugó buscando el empate con Origaen y Boiero en cancha. Y estuvo cerca del empate en varias ocasiones, pero hubo mucha impericia y mala fortuna en la definición. En los 15’ finales el León se instaló en campo rival pero nunca pudo encontrar los caminos como para igualar. Ya en el descuento, y en la última jugada del partido, quedó la duda si entró o no un remate de Origaen que dio en el travesaño y picó en la línea. Aunque la derrota no terminó siendo tan dolorosa por los resultados que luego se dieron, el “9” tendrá que rehabilitarse el próximo fin de semana ante Rivadavia, un rival directo por la clasificación, para seguir soñando con la segunda fase. Ahora quedó segundo junto a PSM, que tiene mejor diferencia de gol, y al que visitará en dos semanas.

Te puede interesar