La huerta en casa

SUPLEMENTO RURAL 28 de septiembre Por
Plante ya, coseche en verano. Se puede planear una huerta en el jardín, lo importante es dónde ubicarla y su cuidado.
FOTO ARCHIVO ALTERNATIVA. Una huerta propia nos proporciona productos frescos y económicos.
FOTO ARCHIVO ALTERNATIVA. Una huerta propia nos proporciona productos frescos y económicos.
Hoy este tiempo de huerta en los hogares ya sea en macetas convencionales, en cajones de madera (grandes y chicos), en jardineras colgadas en las paredes; o donde queda un lugarcito está bueno aprovecharlo para hacer una huertita, cualquiera sea el estilo de la casa, lo importante es tener ganas de cosechar nuestros propios productos, sanos, frescos.
Lo importante es que encuentre árboles, arbustos, flores y césped, que no falte un pequeño espacio de tierra en el que poder cultivar dos hojas de lechuga, un mechón de albahaca, dos ramitos de perejil y algún flamante tomate, justamente lo necesario para una crujiente ensalada o, por qué no, una sopita casera.

DONDE UBICARLA
-Elija un espacio del terreno próximo a la casa, de ser posible cerca de la cocina para poder estar más a mano.
-Es bueno que haya plantas y arbustos decorativos a su alrededor, el conjunto crea un microclima favorable.
-Disponga de agua cerca para el riego.
-Proteja el espacio de los animales domésticos colocando algún cerco.

PREPARAR BIEN LA TIERRA
Empiece por el suelo, cave la profundidad de una palada, retire la tierra, desmenuce el fondo para asegurar un buen drenaje y vuélvalo a llenar con una mezcla de 10 cm de tierra negra y compost en partes iguales.

ELIJA QUE VA A PLANTAR
-Existen hortalizas de invierno y de verano. Algunas son específicas de cada estación pero muchas pueden sembrarse en ambas épocas del año.
-Huerta de primavera-verano, podrá sembrar zanahorias, lechuga, acelga, papa, tomate, berenjenas, pimientos, maíz, zapallo, apio, berro, puerro, cebolla, remolacha, coliflor, espárragos, etc.

SIEMBRE
Según la clase de semillas y la época del año deberá usar distintas formas de siembra:
-En almácigo: colocar en un recipiente, con perforaciones en su base, 5 cm de tierra negra mezclada con resaca, unas cucharadas de humus de lombriz y bastante arena. Sembrar al voleo sin amontonar las semillas, cubrir con 2 cm de tierra siempre húmeda, no empapada. Una vez que los plantines alcanzan 5 a 10 cm están listos para ser trasplantados.
-Por siembra directa, lo más aconsejable es hacer unos surcos paralelos en la tierra ya preparada, separados 15 cm entre sí. Colocar las semillas, tapar con tierra buena y regar con lluvia fina. Se puede cubrir la superficie con un mantillo para protegerla del sol y de la lluvia fuerte.
-En vasos plásticos, las semillas que no soportan el trasplante (zapallo, remolacha, acelga) y necesitan protección del frío, se pueden sembrar en vasitos para luego trasplantar sin que sufran las raíces.

CUIDADOS BASICOS
-Mantener la tierra húmeda, pero evitando el anegamiento. Regar todos los días, a la mañana temprano o a la tarde al caer el sol, con lluvia fina.
-Confección de tutores, las hortalizas de tallos largos y trepadores (poroto, arveja, pepinos, tomates) necesitan tutores sobre los cuales crecer. Pueden realizarse con cañas en posición vertical o en forma de trípode, unidas en la punta, o con una red de alambres sostenida por palos.
-Prevenir el crecimiento de malezas, puede utilizarse algún tipo de mulch, de corteza de árbol, hojas secas o paja. Estos elementos conservan la humedad y no dejan crecer los yuyos.
-Fumigación ecológica, fumigar con insecticida casero (licuar 4 o 5 ajos en un litro de alcohol y medio de agua, cuele y guarde en heladera).
Como verán, no hay excusas para no tener una huertita en casa. Así que manos a la obra.
Buena semana, María Paula.

Te puede interesar