Terragni: “tenemos un código penal que es incomprensible”

Policiales 24 de septiembre Por
En una entrevista exclusiva con LA OPINION el prestigioso jurista y docente en derecho penal aseguró que el delito “que más perjudica a la gente es la corrupción”. Y disparó: “¿Para qué tantas leyes? Si lo que se requiere es la educación del ciudadano”.
FOTO MAT MARCO ANTONIO TERRAGNI. El experto rafaelino junto a la decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Occidente en Guatemala.
FOTO MAT MARCO ANTONIO TERRAGNI. El experto rafaelino junto a la decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Occidente en Guatemala.
Para quien no conozca al Dr. Marco Antonio Terragni, sólo basta decir que es uno de los más prestigiosos juristas e investigadores en la doctrina del Derecho Penal no sólo en nuestra ciudad, sino consultado por toda la Argentina y otros países del mundo.
Amante del estudio y la docencia, Terragni es doctor en Derecho por la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe, por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y por la Universidad Complutense de Madrid (España).
Asimismo brindó clases y conferencias en todos los lugares donde era requerido y conocido por sus libros de estudio para la carrera de Derecho: Argentina, Ecuador, Perú, Uruguay, Chile, Alemania, España -incluyendo la Universidad de Salamanca-, e Italia -Universidad de Bolonia-; siendo además autor de más de 22 libros sobre doctrina en Derecho Penal.

EN GUATEMALA
A partir de una invitación recibida por parte de la Dra. Liceth Patricia Jiménez Montenegro, decana de la Facultad de Ciencias Forenses e Investigación Criminal de la Universidad de Occidente, en Guatemala; y del Dr. José Adolfo Reyes Calderón, coparticipante junto a Terragni en dos Congresos Internacionales de Derecho Penal organizados por la Universidad de Ixtlahuaca (México); del 10 al 15 de agosto último, el profesor Terragni brindó clases en el Doctorado en Justicia Criminal y Ciencias Forenses de la Universidad de Occidente, Guatemala.
El doctorado estuvo dirigido a abogados, jueces, médicos y técnicos en distintas especialidades, que ya lo conocían al rafaelino por sus libros. El libro del que Terragni es autor, analizado por los alumnos, es “Delitos empresariales. Imputación a las personas físicas”.
Entre los temas expuestos en el Doctorado se mencionan, Derecho penal contemporáneo, Delitos culposos, Dolo eventual, Corrupción, Delitos de omisión, autoría y participación en la delincuencia organizada.
Además el letrado se hizo tiempo para conocer el Parque Nacional Tikai, donde quedó admirado de la cultura maya, sus pirámides y complejos, la Acrópolis Central, la Acrópolis Sur y el Complejo Mundo Perdido -las ruinas de la antigua Guatemala que fue destruida por un terremoto en 1755-.

PRECISIONES
A su regreso de esta nueva experiencia LA OPINION dialogó con Terragni sobre lo vivido y distintos temas de actualidad que tienen que ver con la criminalidad en Centroamérica y el problema del narcotráfico, entre otros temas.

LA OPINION -¿La tasa de criminalidad en Guatemala es similar a la de Honduras, la más alta del mundo?
Marco Antonio Terragni -No solamente hay criminalidad en Guatemala, Honduras y los países latinoamericanos sino que en todo el mundo hay criminalidad. Es impresionante la tasa de delincuencia y la cantidad de internos en las cárceles norteamericanas. En Guatemala también hay preocupación por la criminalidad y por eso se organizó este curso.
Este curso se refiere no tanto al derecho penal de fondo sino a la criminología. Esta es la ciencia que estudia los factores que conducen al delito. Entonces creo que esta preocupación es universal, y yo tengo mis propias teorías acerca de cómo está evolucionando esto.
Creo que el mayor problema es la falta de educación de los niños. Aunque suene mal, creo que la incorporación de la mujer al mundo laboral no ha sido beneficiosa para la humanidad. Y no me refiero a sectores con determinada capacidad económica, porque si uno se fija hay gente muy pobre que educa perfectamente bien a sus hijos y esos chicos nunca, jamás van a cometer un delito. Y hay gente muy rica donde las madres no educan a los hijos sino que se dedican a sus propias actividades. Esto puede aplicarse tanto a Guatemala como a cualquier lado.
Entonces para mí el problema son los valores. En Guatemala el hecho de que se haya descartado la civilización maya por la dominación española significó a mi juicio un retroceso en cuanto a la organización social. Los mayas tenían una organización social donde no había reyes y si lo trasladamos a la época actual sería un sistema republicano.
Por eso para mí la única ley universal es una ley romana que dice «no dañar». Se podrían borrar todas las leyes del mundo y dejar solamente «no dañar» y con que la gente cumpla esto es suficiente.
Hoy tenemos un Código Penal que es incomprensible, nadie puede saber lo que dice el Código Penal en la memoria, y es muy difícil encontrar la norma aplicable. Entonces, ¿para qué tantas leyes? Si lo que se requiere es la educación del ciudadano.

LO -¿Volviendo a la tasa de homicidios es alta?
MAT -En ese curso donde participé, se hablaba más bien de los problemas que tiene en general la población, no sólo homicidios, violaciones y robos sino que los delitos son mucho más que eso.
Estimo que hay mucha preocupación en Guatemala, más que en la tasa de criminalidad corriente, en la criminalidad moderna, que está encabezada en cuanto a lo que más perjudica a la gente que es la corrupción. La corrupción política –ellos están con procesos a altos funcionarios incluido el presidente-, y esta que también significa la corrupción monetaria y la que se plantea en el ámbito de las empresas también.
Entonces los problemas más serios, desde mi punto de vista, son la corrupción tanto política como empresarial y el narcotráfico.

LO -¿Qué pasa con el narcotráfico?
MAT -En el tema drogas, hay un enfrentamiento entre poderes muy grande desde el punto de vista económico, en cuanto a la producción y al tráfico de drogas, y a la vez problemas económicos muy grandes del grupo que combate el narcotráfico. Son millones y millones de dólares que se dedican a combatir este problema.
Yo creo que si todo ese dinero se destinase a ilustrar a la población para trabajar sobre los efectos que produce la droga sería mucho más efectivo; porque la gente por lo común piensa en la droga como un elixir de felicidad, pero el problema que trae al cerebro es tremendo, lo reduce. Si a los jóvenes se les mostrase eso…

LO -¿La penetración que tiene el narcotráfico en la sociedad en Guatemala se puede comparar con los niveles que tiene en México?
MAT -Fui a México dos veces a dar conferencias y uno va con cierto temor; pero si uno recorre la ciudad de México que es una de las más grandes del mundo, se da cuenta de que es imposible hacer una generalización porque uno se encuentra con barrios modernos con rascacielos y con sectores coloniales, entonces ¿cómo se deduce que México es un país azotado por la droga? En lugares puntuales sí, pero en general no porque sino no existiría México.

LO -¿La inseguridad que se vive en el día a día en Centroamérica es parecido a lo que vivimos acá en Rafaela o Argentina?
MAT -Yo no advertí en general inseguridad. Pero saliendo de la zona céntrica de Guatemala uno se encuentra con barrios muy humildes, que puede ser que la haya. Para mí la cuestión de la inseguridad se manifiesta en la visión o no de policías. Entonces uno se da cuenta que hay inseguridad cuando se ve que el agente toma sus propias precauciones. San José de Costa Rica, es una ciudad muy linda, pero uno anda por esa ciudad y en todos lados se ve que la gente pone alambres de púa para que no se salten los tapiales.
En la ciudad de Guatemala uno encuentra como acá que hay policía privada; pero que eso se refleje en que uno tenga miedo de salir a caminar a la calle yo creo que no; pero esto ocurre en todos lados. Es un fenómeno terrible, pero se ve hasta en Londres, París o Alemania que existe mucha indigencia. Lamentablemente creo que es un fenómeno global.

Te puede interesar