Los productores apuestan por la campaña 2017/2018

SUPLEMENTO RURAL 21 de septiembre Por
Concluyó en el centro norte santafesino la siembra del trigo con la implantación de 309.000 hectáreas. Además, se implantó el 90% del girasol en una superficie de 107.100 hectáreas y el 60% de la intención del maíz de primera en un área de 47.100 hectáreas.
FOTO ARCHIVO CULTIVOS. Por ahora muestran buen estado en la región.
FOTO ARCHIVO CULTIVOS. Por ahora muestran buen estado en la región.
En la región centro norte de la provincia de Santa Fe ya finalizó la siembra del trigo con la implantación de 309.000 hectáreas; se ha sembrado el 90% del girasol en una superficie de 107.100 hectáreas y el 60% de la intención del maíz de primera en un área de 47.100 hectáreas, según consigna el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA), que difunden en forma conjunta la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción.
El informe señala que la inestabilidad climática en la semana "se manifestó muy débilmente, con diferentes características y distintos grados de cobertura en los departamentos del área de estudio" y que se sucedieron "días soleados y un paulatino incremento de las temperaturas medias generaron buenas condiciones de estabilidad, llegando a un fin de invierno benigno".
Las características ambientales mencionadas, permitieron que las condiciones físicas de los suelos estuvieran en condiciones óptimas, para así concretar una importante cantidad de actividades planificadas. Se observaron en todos los departamentos del área de estudio las acciones de los productores, que fueron los movimientos de equipos y 
maquinarias, llevando adelante las distintas y diferentes acciones en los campos. Como por ejemplo; finalización del proceso de siembra de girasol y maíz de primera, aplicaciones de herbicidas en lotes para la futura siembra de soja, algodón y arroz. Asimismo, el acondicionamiento de los suelos en áreas que estuvieron afectadas por los excesos hídricos.
La condición sanitaria que se presentó hasta esta fecha en los cultivos implantados fue buena y con muy baja presión, ante lo cual debería continuarse con las tareas de seguimiento y monitoreo.

TRIGO
Los cultivares de trigo presentaron en un 80% estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, un 15% estado bueno y el 5% estado regular. Asimismo, el informe alerta por la aparición de ataques de fusariosis, en distintos lotes. El desarrollo de esta enfermedad depende fundamentalmente de las condiciones ambientales imperantes durante el momento de la floración del cultivo, tales como temperaturas entre 20 a 30 °C, períodos húmedos, alta humedad relativa y períodos de mojado de 48 a 60 horas. Dicho estadio fenológico particularmente en mayor proporción se registró en los departamentos del centro norte del área de estudio, lo que exige la continuidad de los monitoreos en forma intensiva de las parcelas evaluándose cada situación.

GIRASOL
Las buenas condiciones climáticas permitieron continuar con el proceso de siembra del girasol, el cual llegó a un grado de avance del orden del 90 %, representando, aproximadamente, 107.100 hectáreas de la superficie total. En este sentido, los productores habían manifestado una intención de siembra de 119.000 ha para el ciclo campaña 2017/2018.
En los departamentos girasoleros la siembra ha finalizado, lo que resta sembrarse en los departamentos del centro y sur del área, donde desde la campaña pasada se ha sembrado con variados resultados como consecuencia de los excesos hídricos en el momento de la cosecha.
El crecimiento y desarrollo fue normal con buena disponibilidad de agua útil en los suelos. Se detectó la presencia de gorgojo y mildiu (Plasmopara halstedii), este último en cierta proporción en lotes puntuales, presentando importantes
daños en el cultivo, realizándose los controles.

MAÍZ TEMPRANO
Hasta la fecha, el grado de avance de la siembra del maíz temprano estuvo en el orden del 60 %, representando aproximadamente 47.100 ha de la superficie total bajo intención de siembra para este ciclo campaña 2017/2018, que sería de 78.500 ha.
Los escenarios ambientales registrados en la semana, permitieron que la siembra avance sin inconvenientes que condicionaran el proceso, con muy buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra y temperaturas medias diarias, que proporcionaron óptimas condiciones para el mismo. No se registraron problemas de germinación y la sanidad hasta la fecha fue buena.


Te puede interesar